[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Finanzas

Remesas y exportaciones tendrían impacto por la recesión técnica en EE. UU.


foto-articulo-Finanzas


Los riesgos para la economía guatemalteca empiezan a aumentar con la confirmación de una recesión técnica en Estados Unidos, que además enfrenta una elevada tasa de inflación, por lo que las estimaciones de crecimiento para 2022 y 2023 tendrían una revisión a la baja.

El panorama es menos optimista para el cierre de este año y el inicio de 2023, dijo el analista David Casasola del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), que ve la recesión técnica como una señal clara de los riesgos a la baja que deben considerarse a nivel macroeconómico y empresarial.

El Banco de Guatemala (Banguat) proyecta para este año un rango de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) entre tres y cinco por ciento, con un valor central de cuatro por ciento; mientras que para 2023 la estimación es entre 2.5 y 4.5 por ciento.

A su criterio, los canales de transmisión para la economía guatemalteca serán las remesas y las exportaciones, por lo que debe tenerse especial atención en el comportamiento del mercado laboral en Estados Unidos, agregó Casasola.

Hasta ahora la caída de la economía durante dos trimestres no ha tenido impacto en el empleo y se tiene que observar a qué sectores puede afectar en los siguientes meses, comentó. La tasa de desempleo en junio se mantuvo en 3.6 por ciento y para los hispanos fue de 4.1 por ciento.

Desfavorable
Érick Coyoy, director del Instituto de Estudios Económicos de la Universidad Rafael Landívar (URL), comentó que el estancamiento de la economía que se registra en EE. UU. se va a reflejar en menor crecimiento del consumo, la producción y el empleo que afectará a Guatemala por los canales de las exportaciones y las remesas.

Pero además de la recesión, EE. UU. enfrenta un elevado nivel de inflación, que no cede a pesar de los incrementos en las tasas de interés que ha aplicado la Reserva Federal, explicó Coyoy al precisar que se tiene el fenómeno de la estanflación.

Aunque para Casasola, el panorama de una estanflación empieza a pintarse y se debe esperar la evolución de la economía y de la inflación en los siguiente meses. “Vemos síntomas, pero no hay que comer ansias para hacer el diagnóstico”, y falta conocer la reacción de las autoridades en EE. UU., añadió.

Hay que reconocer que los ‘shocks’ que impactan el nivel de inflación no ceden con un aumento de tasas, porque son consecuencia de factores como los problemas en la cadena de logística y el conflicto entre Rusia y Ucrania, por lo que se espera un balance de la política fiscal y la monetaria de EE. UU. para atender esta situación, comentó Casasola.
El Fondo Monetario Internacional (FMI) actualizó sus proyecciones está semana, y aunque América Latina no estaría en riesgo de recesión, la caída de la demanda en EE. UU. afectará los niveles de crecimiento, explicó Coyoy.


“Las proyecciones de la economía guatemalteca deben revisarse, considerando que los riesgos se están materializando”.
David Casasala, consultor CIEN.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Dos opositores presos son declarados “culpables” de conspiración en Nicaragua
noticia AFP
El ocaso de Cristiano y Messi
noticia AFP
Nápoles vuelve a la lucha por el liderato


Más en esta sección

Gesabwa gana el Medio Maratón de Cobán

otras-noticias

A menos que…

otras-noticias

Fodes reporta 38 obras de infraestructura en ejecución

otras-noticias

Publicidad