[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Finanzas

Este año la banca “offshore” dice adiós en Guatemala


Operan cuatro entidades aún, que a partir del 1 de enero de 2023 dejarán de ofrecer sus servicios.

foto-articulo-Finanzas

En 2008 la Superintendencia de Bancos (SIB) reportaba siete entidades fuera de plaza en operación, para mayo de este año el número se ha reducido a cuatro y a partir de enero de 2023 se espera que hayan completado el proceso para cerrarse.

Para poder operar estas entidades deben contar con la autorización de la Junta Monetaria (JM) y pertenecer a uno de los grupos financieros guatemaltecos. De acuerdo con los informes de la SIB, en la actualidad están funcionando Westrust Bank, Mercom Bank, Bac Bank y GTC Bank. 

Ya se inició con un programa “para permitir en el corto plazo el traslado ordenado de las operaciones de las entidades ‘offshore’ a la institución bancaria del grupo financiero a que pertenece, lo que fortalecerá el sistema financiero guatemalteco”; agregó la SIB.

Édgar Chavarría, gerente de banca personal de Banco Industrial (Bi), al respecto dijo que la decisión de cerrar la entidad ‘offshore’ está acorde a las buenas prácticas financieras internacionales y ya fue comunicado a los clientes que tendrán esta operación hasta el 31 de diciembre de 2022.

Como opción se tiene el traslado de los activos al banco local y los que son parte de Bi en la región, explicó Chavarría, aunque la mayoría prefiere tenerlos en el país. 

La cartera de créditos en entidades fuera de plaza en 2008 alcanzaba el equivalente a Q15.2 millardos, mientras que a mayo de 2022 el monto en el balance general es de Q2.3 millardos. Al igual el activo pasó de Q21 millardos a Q10.4 millardos en ese periodo. 

Según la SIB, los servicios exclusivos que prestaban hace algunos años estas entidades ahora los proporcionan los bancos locales, de esa cuenta es que la JM ha recibido la solicitud de revocar las autorizaciones y que las cuatro entidades que quedan hayan reducido considerablemente sus operaciones.

Sin impactos 

Las entidades ‘offshore’ dejaron de ofrecer las ventajas que inicialmente se buscaban  como la facilidad de operar en divisas y conectarse con bancos internacionales, a esto se suman los ajustes que debieron hacer ante la Ley Patriota, las regulaciones de lavado de dinero, explicó el exgerente del Banco de Guatemala, Fabián Pira.

La mayoría de la banca ‘offshore’ estaba en lugares que han sido calificados como paraísos fiscales que enfrentan dificultades para realizar transacciones con bancos estadounidenses, mientras que las entidades autorizadas en Guatemala tienen más facilidades de operar con la banca de EE. UU., agregó.

Al variar estas condiciones las entidades fuera de plaza dejaron de ser indispensables, aseguró Pira que tampoco ve que con el cierre de esta banca se tengan impactos en el sistema financiero o para los clientes. 

Autorizadas

La Ley de Bancos y Grupos Financieros define como entidades ‘offshore’ a las que se dedican principalmente a la intermediación financiera y están constituidas o registradas bajo leyes de un país extranjero.

Lorena Álvarez
Periodista de finanzas, empresas y emprendimiento para la sección de Economía.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Del Toro, DeBose o Franco: así es la representación hispana en los Óscar 2022
noticia Europapress
Esta pareja abandonó sus estudios universitarios para dedicarse a cuidar animales por Europa
noticia EFE
Misión comercial de EE. UU. promoverá las exportaciones en Centroamérica


Más en esta sección

Pobladores en Izabal acampan por temor a inundaciones

otras-noticias

Equipo Mundial gana el título de la Laver Cup

otras-noticias

¿Dónde ver el Festival de Marimba Paiz? No te lo pierdas

otras-noticias

Publicidad