[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Finanzas

FMI rebaja perspectiva de crecimiento mundial


El crecimiento mundial se desacelerará al 3.6 por ciento en 2022.

foto-articulo-Finanzas

El Fondo Monetario Internacional redujo su previsión de crecimiento mundial al nivel más bajo desde los primeros meses de la pandemia de covid-19 y proyectó una mayor aceleración de la inflación, después de que Rusia invadiera Ucrania y China reanudara los cierres por el virus.

El crecimiento mundial se desacelerará al 3.6 por ciento en 2022, por debajo de la proyección del 4.4 por ciento realizada en enero antes de la guerra, dijo el FMI en una actualización de sus ‘Perspectivas de la Economía Mundial’ publicadas el martes. Esto se compara con el crecimiento del 6.1 por ciento en 2021. La institución también rebajó su proyección para 2023 a un 3.6 por ciento, desde el 3.8 por ciento anterior.

El Fondo prevé una inflación para este año del 5.7 por ciento en las economías avanzadas y del 8.7 por ciento en los países emergentes y en desarrollo, cifras significativamente superiores a las proyectadas hace unos meses. Se espera que el ritmo de aumento de los precios al consumidor disminuya a 2.5 por ciento y 6.5 por ciento, respectivamente en cada grupo de naciones en 2023. El FMI mencionó un creciente riesgo de que las expectativas de inflación se desvinculen, lo que provocaría un endurecimiento más agresivo de los bancos centrales.

Un efecto expansivo
El organismo con sede en Washington espera que la economía de Ucrania se contraiga un 35 por ciento en 2022 como consecuencia directa de la invasión. La producción de Rusia podría disminuir un 8.5 por ciento debido a las sanciones impuestas por las naciones occidentales y a la pérdida de confianza en el país.

Pero el impacto de la agresión del presidente Vladímir Putin se extenderá mucho más allá de los dos países. La invasión ha provocado fuertes alzas de los precios de las materias primas, elevado el costo de los alimentos y los combustibles y está estimulando los disturbios y las protestas en todo el mundo, desde Sri Lanka hasta Perú.

En Estados Unidos y algunas partes de Europa, la inflación se ha acelerado para alcanzar el mayor nivel de las últimas décadas, lo que hace esperar que los bancos centrales endurezcan su política monetaria más rápidamente de lo previsto.

La guerra está llevando al Fondo a reducir las expectativas del producto interno bruto para 143 de sus economías miembros, un grupo que representa el 86 por ciento de la producción mundial, dijo la semana pasada su directora gerente, Kristalina Georgieva.

“En cuestión de unas pocas semanas, el mundo ha vuelto a experimentar una gran conmoción transformadora”, escribió Pierre-Olivier Gourinchas, el nuevo economista jefe del FMI, en el prólogo del informe. “Justo cuando se vislumbraba una recuperación duradera del colapso económico mundial inducido por la pandemia, la guerra ha creado la perspectiva muy real de que una gran parte de las ganancias recientes se borrarán”.

Menos afectado
La zona del euro sufrió una rebaja especialmente fuerte, con una previsión de crecimiento del 2.8 por ciento para este año, frente a la estimación anterior del 3.9 por ciento.

Se espera que EE. UU. se vea menos afectado por la guerra y crezca un 3.7 por ciento este año, por debajo de la proyección anterior del cuatro por ciento, lo que refleja un endurecimiento más rápido de la política monetaria por parte de la Reserva Federal.

La economía de China, por su parte, crecería un 4.4 por ciento, inferior a la estimación anterior del 4.8 por ciento. La cifra también se compara con el objetivo oficial del Gobierno de alrededor del 5.5 por ciento.

En general, el FMI prevé que las economías avanzadas crezcan un 3.3 por ciento y que los mercados emergentes y las economías en desarrollo se expandan un 3.8 por ciento, por debajo de las estimaciones anteriores del 3.9 y 4.8 por ciento, respectivamente.

La proyección de referencia del FMI supone que el conflicto siga limitado a Ucrania y que las sanciones a Rusia y los planes europeos para independizarse de la energía rusa no se endurezcan más allá de lo anunciado a fines de marzo.

Gran incertidumbre

Sin embargo, las perspectivas están rodeadas de una incertidumbre inusualmente alta, y dominan los riesgos a la baja. Entre ellos se encuentran un posible empeoramiento de la guerra, la intensificación de las sanciones a Rusia, una desaceleración más brusca de lo previsto en China y un nuevo brote de la pandemia en caso de que surjan nuevas variantes más potentes de COVID-19. El empeoramiento de los desequilibrios entre la oferta y la demanda podría conducir a una inflación persistentemente elevada que obligue a los bancos centrales a subir las tasas de interés con mayor rapidez.

El fondo modela un escenario alternativo en el que las sanciones contra el petróleo y el gas rusos se amplían a mediados de este año, lo que provoca un aumento de los precios de las materias primas, interrupciones en las cadenas de suministro y un endurecimiento de las condiciones financieras para el resto del mundo. En este contexto, el PIB de la Unión Europea se situaría en torno a un tres por ciento por debajo del escenario de referencia en 2023, mientras que el PIB mundial sería un dos por ciento inferior al escenario de referencia y la actividad seguiría siendo uno por ciento menor en 2027.

El comercio mundial crecerá un cinco por ciento en 2022, la mitad que en 2021, frenado por la desaceleración de la actividad en general.

Petróleo cae por reporte de posible desaceleración

El petróleo extendió las pérdidas luego de que el Fondo Monetario Internacional rebajó su pronóstico de crecimiento global, lo que intensificó las preocupaciones del mercado sobre una desaceleración económica a raíz de los comentarios agresivos de los funcionarios de la Reserva Federal de EE. UU.

El West Texas Intermediate cayó más de US$5 el martes para cotizar por debajo de US$103 por barril, la caída más pronunciada en más de una semana. El FMI recortó su pronóstico de crecimiento mundial al máximo desde los primeros meses de la pandemia de covid-19 y proyectó una inflación aún más rápida. El mercado abrió a la baja después de que el presidente del Banco de la Reserva Federal, James Bullard, dijera el lunes por la noche que el banco central necesita moverse rápidamente para elevar las tasas de interés para sofocar la inflación.

Los funcionarios de salud de China dijeron que el enfoque COVID Cero continuará, con el país implementando bloqueos estrictos que están afectando a la segunda economía más grande del mundo. Los datos recientes muestran que el crecimiento económico de China se está desacelerando, lo que ha aumentado las preocupaciones sobre la caída de la demanda en uno de los mayores importadores de crudo del mundo.

«Es un mercado bastante abastecido por ahora y no parece que estemos en modo de crisis en este momento, pero sí necesitamos obtener más producción», dijo Rob Haworth, estratega sénior de inversiones de US Bank Wealth Management.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europa Press
Los agujeros de gusano ayudan a resolver la paradoja de la información
noticia
Liso o rizo: Luce la mejor versión de tu cabello
noticia AFP
El Salvador recuerda a mártires de la guerra civil que serán beatificados


Más en esta sección

Muere nieto de Waldemar Lorenzana

otras-noticias

“Te amo y punto”: la nueva balada de Chayanne. Mira aquí el video

otras-noticias

Dall-E: la inteligencia artificial que crea imágenes surrealistas a partir de texto

otras-noticias

Publicidad