[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Finanzas

¿Por qué las pruebas de COVID cuestan seis veces más en Guatemala que en Portugal?


foto-articulo-Finanzas

En este artículo vamos a ver por qué el precio de las pruebas rápidas para detectar COVID difieren tanto entre países. ¿Por qué en España son más caras que en Portugal?, ¿por qué en Guatemala son mucho más caras que en España o Portugal? Veamos.

Diferentes precios para la misma prueba rápida de detección de COVID.

Empecemos viendo el precio que existe en los tres países.

En Portugal se puede conseguir una prueba rápida de antígenos por poco más de €2, en concreto €2.1. En España el precio ronda los €7, más del triple que en el país vecino. En Guatemala, el precio de una prueba varía mucho porque se deben encontrar en el mercado negro, las pruebas están en torno a los Q100 a Q140, unos (€11.5 a €16), el doble que en España y seis o siete veces el precio de Portugal.

La pregunta del millón es entonces, ¿por qué exactamente el mismo producto puede tener unas variaciones de precios tan brutales entre países?

¿Por qué los precios son diferentes entre países?
La causa de los enormes diferenciales de precios en la venta de los test de antígenos la encontramos en la organización del mercado. Y la organización de cada mercado depende de las restricciones que impone cada país a la venta de estos test de detección de COVID.

En Portugal, la venta de los test es libre, por lo que se venden incluso en supermercados. En España, la venta está restringida a las farmacias, hay que recordar que además en España abrir una farmacia requiere de un permiso especial y se limita muchísimo el número de las mismas sin una razón de peso (más allá del privilegio que comporta para las propias farmacias). Por último, en Guatemala la venta del test de antígenos está muy restringida, solo se vende a los laboratorios que hacen test a precio de oro a la población. Como todo mercado con graves restricciones para conseguir un producto, termina existiendo un mercado negro con un diferencial de precio enorme (por caída oferta y costes necesarios para evadir la ley).

Como vemos, podemos ordenar la estructura de cada uno de los mercados en función de las restricciones que existen para la venta de los test de antígenos. Portugal, que es donde prevalecen los precios más bajos, es el mercado donde no hay restricciones a la oferta de test. España, donde existen graves restricciones a la venta de test de antígenos y donde solo pueden venderlos unos pocos oferentes bien conectados políticamente, ven cómo sus precios multiplican por tres los precios de Portugal. Por último, Guatemala, donde la restricción a la venta de test de antígenos es total, muestra un precio que multiplica por seis o siete el precio de Portugal.

Podrían existir otros motivos para que hubiera cierta divergencia entre el precio de un mismo producto entre países, como nivel de impuestos o diferente tamaño del mercado que podría hacer menos rentable invertir en producir o transportar el bien al lugar de destino, pero ninguno de estos motivos parece que aplique aquí, o al menos no con la suficiente fuerza como para explicar diferencias de precios tan exageradas.

No existe una razón de peso para que se restrinja este mercado, más allá, por supuesto, que la de satisfacer a los grupos de presión cercanos al poder, las malas lenguas hablarán de corrupción. El coste de la política a veces es explícito en forma de impuestos y a veces se encuentra escondido en forma de mercados restringidos con enormes sobreprecios que castigan al grueso de la población para favorecer a unos pocos empresarios sin muchos escrúpulos, que se enriquecen a costa de hacer tratos con los políticos, siempre a espaldas (y en contra) de la ciudadanía.

Conclusión
Si usted quiere precios bajos y bienes accesibles exija mercados lo más libres posible a sus políticos. No se queje de los precios altos, porque los políticos aprovecharán la ocasión para imponer controles de precios que solo sirven para incrementar su poder. Además, los controles de precios no solo no sirven para evitar subidas de precios, sino que precisamente tienden a provocar mercados negros que generan todavía más incrementos de precios.

Si quiere test de antígenos baratos, exija la liberación del mercado, no controles de precios.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Asesinan a un periodista en México, el noveno en lo que va de 2022
noticia Redacción Cultura
Alejandro Sanz y Christian Nodal llegarán a Guatemala en mayo
noticia Cristian Velix/elPeriódico
Localizan teléfonos y marihuana durante requisa


Más en esta sección

Diputado Manuel Conde protagoniza jornada de afiliación del partido Vamos

otras-noticias

Dos guatemaltecos fueron encontrados con vida entre migrantes abandonados en interior de tráiler

otras-noticias

Cien años de «Trilce»

otras-noticias

Publicidad