[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Finanzas

Radiografía presupuestaria: los hechos y las claves del Presupuesto 2022


Aprobado por la alianza oficialista, el Presupuesto 2022 tiene muchas preguntas sin respuesta, gastos sin explicación, compromisos sin urgencia, más sombras que luces. El Congreso de la República aumentó el techo presupuestario pero dejó más fondos al servicio clientelar para obras. La presión de alcaldes, diputados y grupos de poder marcó el proceso. Aquí, todos los hechos explicados y analizados por nuestro equipo y expertos.

foto-articulo-Finanzas

El Gobierno de Alejandro Giammattei tendrá a disposición Q106.2 millardos para el año 2022, aprobados por el bloque aliado al oficialismo del Congreso de la República el jueves 18 de noviembre.

Los recursos están repartidos de la siguiente manera:

Esto significa que el Presupuesto 2022 ha quedado de la siguiente manera:

Los entresijos del gasto

Los Codedes

En la maratónica sesión del jueves 18, los diputados decidieron elevar el Presupuesto de último momento, creando bolsones de recursos disponibles. El principal ha sido para los Consejos Departamentales de Desarrollo Urbano y Rural (Codede), que son coordinados por los gobernadores e integrados por los alcaldes de cada distrito, entre otros representantes.

La asignación para los Codedes ha quedado en 3.8 millardos a pesar de la deficiente ejecución.

¿Por qué es preocupante?

Los Codedes han dejado obras de arrastre. Por ejemplo, en octubre de este año, una investigación de elPeriódico evidenció cómo el Ejecutivo utilizó a conveniencia una partida de Q600 millones para Codedes que el Congreso de la República aprobó en abril de 2020justificándola como la “viabilización de obras nuevas para la reactivación económica” por la pandemia provocada por el COVID-19 y que se denunció por alcaldes de oposición y diputados como el pago de la aprobación del endeudamiento a los diputados de la alianza oficialista por Q5 millones en obras para cada uno.

Ejecutivo vuelve a utilizar a conveniencia partida de Q600 millones para Codedes

Es un presupuesto que significa más gasto público y menos transparencia, principalmente en el tema de Consejos Departamentales de Desarrollo

Erick Coyoy / Director del IDIES, Universidad Rafael Landívar. Tweet

Los Q100 millones más

El Congreso aprobó que la meta de recaudación se elevara Q1.9 millardos más y a última hora presentaron dos fondos de revisión que tuvieron los votos de los diputados aliados:

  1. La contratación de más personal bajo el renglón 029  
  2. La elevación de Q100 millones más del techo presupuestario, incrementando el Presupuesto 2022 a Q106.2 millardos. 

¿Por qué es preocupante?

El aumento del techo también incluye un aumento para el Congreso. “Aumentamos gastos de funcionamiento y no inversión. Si se subiera el techo para aumentar la inversión en infraestructura, por ejemplo, pues podría ser tolerable, pero aumentarlo para funcionamiento es inexplicable”, opinan los expertos del Instituto de Competitividad Económica (ICE).

Según las fuentes consultadas, este es un ejemplo de los problemas estructurales que tiene el proceso de distribución, aprobación y control del presupuesto. “Si bien se necesitan recursos para administrar los servicios que presta el Estado, Guatemala se encuentra en un momento en donde se debe privilegiar la inversión”, explican desde el ICE.

Guatemala está bastante rezagada en la inversión en aquellos aspectos que mejorarían rápidamente la competitividad del país, como lo es la educación, la nutrición o la infraestructura vial, indicador en el que el país ocupa el puesto 102 de 141 países en el Índice de Competitividad Global.

Diputados asignan Q31 millones a sus ONG favoritas

El aumento en el techo presupuestario no se hizo para inversión o programas de largo plazo, sino para renglones clientelistas como el aumento de salarios a maestros y el programa de seguro médico escolar

Instituto para la Competitividad Económica Tweet

Un presupuesto desfinanciado

La “aplanadora oficialista” en el Congreso ha aprobado un Presupuesto General de Ingresos y Egresos del Estado para el ejercicio fiscal 2022 por Q106.2 millardos. Esta cifra supone un incremento de Q12.3 millardos (13 por ciento) con respecto al techo presupuestario que se autorecetó el gobierno para 2021 (Q93.9 millardos) y solo Q1.5 millardos por debajo del Presupuesto del “año de pandemia” (2020), que fue de Q107.7 millardos.

Cabe recordar que en la Comisión de Finanzas y Moneda del Congreso se elevó, de un plumazo, el techo presupuestario propuesto por el Ministerio de Finanzas Públicas (Minfin), de Q103.9 millardos a Q105.9 millardos; y, por supuesto, de otro plumazo, se aumentaron los ingresos estatales en Q2 millardos. Empero, lo más inconcebible es que, en la noche del jueves pasado, por medio de un “fondo de revisión”, los congresistas, a rajatabla, aumentaron el gasto público a Q106.2 millardos (Q300 millones más) y cuadraron los ingresos públicos antojadizamente. ¡Qué presupuesto técnico ni qué ocho cuartos!

Se confirmó pues que lo de la estructura programática que dicta la Constitución importó poco y que lo que se buscaba era ni más ni menos un techo de gasto público y punto. Tampoco debe sorprender, entonces, que se hayan destinado Q3.8 millardos para los Consejos de Desarrollo, que serán erogados discrecionalmente, con opacidad y con fines clientelares o fraudulentos, que los diputados se hayan recetado Q205.4 millones para “fortalecer la gestión” del Congreso ni que hayan aparecido de la nada oenegés financiadas por el Estado.

Por supuesto, los ingresos fiscales reales y endeudamiento público previsto por el Minfin no alcanzarán para cubrir el gasto público, por lo que el déficit fiscal será bastante mayor. El déficit fiscal para 2021 se estima en 5.5 por ciento, en tanto que para 2022 se proyectaba un déficit de 2.8 por ciento, lo que ya es historia.

El Presupuesto estatal de 2022 conlleva aumentos de las erogaciones destinadas a incremento de la burocracia estatal (especialmente en el renglón 029) y al pago de las secretas y lesivas renegociaciones de pactos de condiciones de trabajo en el sector público, del abusivo listado geográfico de obras de los diputados constructores, de los dispendiosos programas clientelares, mediante los Consejos de Desarrollo, de subsidios incontrolables y de desembolsos superfluos (viajes, viáticos, gastos de representación, combustible, vehículos, guardaespaldas, alimentación, armas y municiones), así como de asignaciones y transferencias multimillonarias a los opacos fideicomisos de ejecución de gasto público, fondos sociales, oenegés, secretarías y comisiones presidenciales, entre otras.

El déficit fiscal se traducirá en más endeudamiento público, que comprometerá aún más la capacidad de pago del Estado para fines de amortizaciones y servicio de la deuda. Por cierto, cabe advertir que la deuda pública aumentó de 2019 a 2021 del 25 al 31.3 por ciento del PIB, excluyendo, por supuesto, la deuda estatal al IGSS y las pérdidas operativas acumuladas del Banguat.

En estos tiempos de incertidumbre, el gobierno, en vez de seguir gastando a manos llenas, continuar girando insensatamente sobre el crédito púbico o exigiendo el pago de más impuestos a la población, debería formular e implementar una estrategia de disciplina fiscal y equilibrio presupuestario, que conlleve la racionalización, priorización y contención del gasto de funcionamiento, así como alentar, atraer y proteger la innovación tecnológica y la inversión productiva.

Texto: Redacción Economía | Edición y montaje: Juan Diego Godoy | Ilustraciones: Equipo Fotografía | Datos: Fuentes oficiales
Juan Diego Godoy
Director Digital de elPeriódico. Periodista graduado de la Universidad del Istmo y Especialización en Comunicación y Análisis Político por la Universidad Alcalá de Henares. Es Máster en Periodismo Digital por la Universidad Autónoma de Madrid y la Escuela de Periodismo de EL PAÍS. Ha hecho periodismo en España, Italia y Guatemala. Columnista de elPeriódico y profesor universitario.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Crisis en el Congreso de Honduras se convierte en batalla legal
noticia AFP
Asesinos confesos de fiscal paraguayo son condenados a 23 años de cárcel en Colombia
noticia AFP
Agatha deja 11 muertos y 33 desaparecidos en el sur de México


Más en esta sección

Pobladores de Livingston con temor debido a sismos

otras-noticias

Juramentan a Edwin Martínez como nuevo ministro de Finanzas

otras-noticias

Queda conformada la lista de aspirantes al cargo de Contralor General

otras-noticias

Publicidad