[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Empresa

La paradoja híbrida: ¿Cómo obtener a la vez lo mejor de la presencialidad y del teletrabajo?


foto-articulo-Empresa

Texto: Roberto Marroquín, Gerente País de Microsoft Guatemala

Tras dos años de trabajar de manera remota, todo parece indicar que el trabajo no volverá a ser como antes. El Work Trend Index de Microsoft reveló que el 70% de los empleados quiere continuar trabajando con un modelo flexible, mientras que el 65% de las personas también desea conservar los beneficios del contacto presencial. Estamos, pues, ante el dilema del trabajo en la post pandemia: la paradoja del trabajo híbrido.

Estos resultados no sorprenden. Si bien nadie estaba preparado para el viraje abrupto a la virtualidad, trabajar desde casa hizo que muchas personas descubrieran un nuevo estilo de vida. A muchos les permitió pasar un tiempo valioso con sus seres queridos, hacer más ejercicio, perder menos tiempo en el transporte y se sintieron tanto o más productivos en la modalidad remota como lo eran en el modelo presencial: el 82% de los empleados consideraron que su productividad mejoró o se mantuvo igual que antes de la pandemia.  Para otros, sin embargo, la fatiga digital, la falta de separación entre su vida personal y profesional, las condiciones físicas en sus hogares o el peso de las labores domésticas y de cuidado, sumados a la carga laboral, hicieron que la experiencia les resultara compleja.

Para muchos empleadores la crisis sanitaria fue la prueba de fuego de una posibilidad que miraban con cierta reserva, pero que probó sus beneficios: les abrió el acceso al talento global y no solo local, la flexibilidad se tradujo la mayoría de las veces en productividad y en satisfacción laboral. Un reciente estudio de Microsoft que encuestó a las pymes guatemaltecas reveló que el 60% considera que la transformación digital acelerada por la pandemia mejoró la operación y la productividad en su organización.

Sin embargo, es claro que esta modalidad remota no es para todos. Quienes están en los inicios de su carrera profesional pueden sentirse aislados y desconectados de la cultura y el propósito de la empresa. La falta de contacto presencial dificulta formar redes de amistades y mentorías y compartir experiencias que generan vínculos importantes. Los sentimientos de pertenencia y propósito común atravesaron con dificultad las pantallas de teleconferencia.

A pesar de estas realidades divergentes, en algo sí coinciden todos los estudios y los expertos: el trabajo difícilmente volverá a ser como antes y la flexibilidad será la norma. 60% de las pymes guatemaltecas planea combinar el trabajo presencial y el remoto y el 93% reconoce que la tecnología será muy importante en el modelo de trabajo que apliquen, independientemente del tamaño de la empresa o el sector en el cual opera.

Flexibilidad para atraer talento

La modalidad de trabajo se convirtió en un tema vital para las organizaciones, pues está estrechamente relacionada con la guerra por el talento que está ocurriendo a nivel global. Encontrar o contratar personal se ha vuelto uno de los aspectos que más preocupa a los directivos de las organizaciones en 2022, y la flexibilidad en el trabajo se ha convertido en una expectativa natural para los empleados. Mientras a inicios del año, en los Estados Unidos, solo seis trabajadores estaban disponibles por cada diez empleos abiertos, las ofertas de trabajo para posiciones remotas se multiplicaron por 5 en LinkedIn.

El Work Trend Index de Microsoft mostró que el 40% de los empleados planea cambiar de empleo en los siguientes meses, como parte de lo que los expertos han llamado la “Gran Reimaginación”: las personas están reexaminando el papel del trabajo en sus vidas. Buscan trabajar para organizaciones que compartan sus valores, que tomen en cuenta sus necesidades, su bienestar y que confíen en ellos para tomar decisiones sobre cómo, cuándo y dónde trabajan.

Para las empresas, combinar lo mejor de los dos mundos -el presencial y el remoto- ha desencadenado un proceso de adaptación y experimentación en el cual lo que está claro es que las empresas que ofrezcan la mayor flexibilidad en la experiencia del colaborador tendrán la capacidad de atraer y retener los mejores talentos. Esto hace urgente diseñar estrategias y empoderar a sus empleados con tecnologías que hagan que el trabajo sea gratificante, satisfactorio y emocionante y se asegure que, dentro de la oficina o fuera de ella, los empleados tengan igualdad de acceso a la tecnología y las oportunidades.

Nuevas tecnologías para nuevos paradigmas

Si embargo, la mayoría de las organizaciones no están preparadas para el trabajo híbrido y flexible. Un estudio de Frost and Sullivan reveló que, de los más de 90 millones de salas de conferencia a nivel mundial, menos del 7.8% están equipadas con video. Quienes está conectados remotamente a una reunión se sienten invisibles. Los que están presentes suelen no tener los equipos necesarios para poder ser realmente inclusivos con quienes se conectan de manera remota.

La tecnología será fundamental en este nuevo modelo. Los Teams Rooms o las cámaras de videoconferencia equipadas con Inteligencia Artificial que siguen las voces, los movimientos faciales para detectar quién está hablando, hacen zoom para obtener una perspectiva más cercana y habilitan el reconocimiento de personas para identificarlas y mostrar su nombre a los asistentes, son innovaciones diseñadas para lograr reuniones híbridas realmente inmersiva,s que trascienden el espacio físico.

Sin embargo, el cambio al trabajo híbrido va más allá aumentar la capacidad de hacer reuniones virtuales, es un momento crucial que requiere hacer nuevas preguntas: ¿Qué se debe hacer de forma remota? ¿Cómo empoderamos a todos para que prosperen independientemente del lugar en el que se conectan? ¿Cómo nos adaptaremos a medida que cada proceso de negocio e interacción con el cliente se vuelva digital, y el comercio y el comercio electrónico converjan? En resumen, ¿cómo hacemos que el trabajo híbrido funcione? Cada líder necesitará una estrategia para reimaginar cómo capacitar a los empleados, involucrar a los clientes, optimizar las operaciones y transformar los productos.

Alinear lo físico con lo digital

Alinear el entorno físico con el entorno digital y con la cultura es el gran desafío, no importa si se trata del sector de la manufactura o la banca. Cada organización opera de manera diferente, pero es la cultura física, digital y de la empresa las que se unen para crear la experiencia que necesita para que sus empleados sean productivos, creativos e innovadores.

Crear un ambiente híbrido no es trabajo fácil ni ocurre de un día para otro, se requieren políticas, innovación en tecnologías, dispositivos e interconectividad. Pero no se puede solo enfocar en la actualización de tecnologías y políticas, hay además considera la experiencia del empleado. Microsoft Viva, la nueva nube de experiencia del empleado de Microsoft, permite a las organizaciones, incluidas aquellas con fuerzas de trabajo altamente dispersas, centrarse en la misión y la cultura y crear una experiencia holística para los empleados.

Microsoft Viva reúne colaboración, aprendizaje y bienestar en el flujo de trabajo para crear una experiencia integrada para los empleados, directamente en Teams. Workplace Analytics, parte de Viva Insights, proporciona información crítica para que los gerentes y líderes comprendan el bienestar y el compromiso de los empleados. Crea un punto de entrada único para todo, integra información sobre el bienestar personal y acciones recomendadas, hace que el aprendizaje continuo sea una parte natural del trabajo y la cultura, y aprovecha el conocimiento institucional de la organización para ayudar a las personas a encontrar la información que necesitan.

A medida que cambiamos al trabajo híbrido, es fundamental construir también un sistema de escucha para monitorear las señales de la organización que estarán dispersas en muchos canales. Microsoft Viva, la nueva nube de experiencia del empleado de Microsoft, permite a las organizaciones, incluidas aquellas con fuerzas de trabajo altamente dispersas, centrarse en la misión y la cultura y crear una experiencia holística para los empleados. Las encuestas integradas permiten mantener un pulso sobre el sentimiento de los empleados, y establece canales para que los empleados hagan preguntas y compartan lo que tienen en mente.

Resolver la paradoja del trabajo híbrido será el gran desafío a futuro y requerirá de políticas y tecnologías pensadas para la flexibilidad. Y aunque aún estamos todos experimentando en esta nueva realidad del trabajo, y que es claro que no existe una receta única que sirva a todas las organizaciones, continuamos adaptándonos, innovando y entendiendo cómo adoptar culturas híbridas y flexibles de colaboración para cuidar nuestro activo más valioso: el talento.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Registros de Salud muestran 1,141 adolescentes vacunados con Sputnik V
noticia AFP
Cannes: Film colombiano «La Jauría», seleccionado para la Semana de la Crítica
noticia Juan Diego Godoy
No somos un país ProVida, pero podemos serlo


Más en esta sección

Luces, cámara y vacunación

otras-noticias

El conflicto de interés de la secretaria general de la Presidencia

otras-noticias

Lo que prometen los candidatos que buscan ser elegidos por el Congreso como magistrado titular y suplente en la CC

otras-noticias

Publicidad