[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Economía

Volatilidad bursátil: ¿ha venido para quedarse?


Las acciones subieron levemente ayer ya que las acciones tecnológicas recuperaron algunas de sus pérdidas recientes, mientras que los operadores sopesaron el último lote de datos económicos.

El repunte de los casos de COVID-19 en la mayoría de las economías desarrolladas, que está llevando a muchas autoridades a volver a implantar restricciones a la movilidad de los ciudadanos y a la actividad de las empresas, tendrá sin duda un impacto negativo en la recuperación económica –en la zona euro este impacto ya es evidente–.

La elevada tensión política en EE. UU. hace casi imposible que el Congreso apruebe un nuevo paquete fiscal de ayudas a particulares y a empresas, algo que puede terminar lastrando la recuperación del empleo y el consumo privado.

La evidencia de que la disponibilidad de una vacuna contra el COVID-19 se va a retrasar en el tiempo a pesar de las presiones por parte de la administración Trump, para que se adelante la aprobación de aquellas cuyo desarrollo está más avanzado.

La tensión entre EE. UU. y China puede provocar nuevos conflictos en el ámbito comercial y perjudicar a muchas empresas estadounidenses que operan en el país asiático. Todo ello, en un contexto que sigue marcado por la pérdida de pulso de los indicadores más adelantados de ciclo y que cuestiona las expectativas de recuperación económica, sobre todo dado el mayor peso del sector servicios en el PIB.

Tecnológicas se recuperan
Las acciones subieron levemente ayer ya que las acciones tecnológicas recuperaron algunas de sus pérdidas recientes, mientras que los operadores sopesaron el último lote de datos económicos.

El Promedio Industrial Dow Jones cerró 52.31 puntos al alza, 0.2 por ciento, a 26,815.44. En su mínimo de la sesión, el Dow Jones bajó 226 puntos. El Dow de 30 acciones también subió más de 300 puntos más temprano en el día. El S&P 500 subió un 0.3 por ciento a 3,246.59 y el Nasdaq Composite avanzó un 0.4 por ciento a 10,672.27.

Las acciones de Apple y Microsoft subieron uno por ciento y 1.3 por ciento, respectivamente, para llevar la tecnología al alza. Las acciones de Alphabet ganaron casi uno por ciento y Amazon avanzó un 0.7 por ciento. Netflix subió un 0.5 por ciento y Facebook avanzó un 0.2 por ciento.

Sin embargo, el sentimiento del mercado se mantuvo bajo control, ya que las solicitudes de beneficios estatales por desempleo por primera vez totalizaron 870 mil durante la semana que terminó el 19 de septiembre. Eso es más que un cálculo de Dow Jones de 850 mil. Los reclamos continuos, disminuyeron levemente, pero aún fueron más altos de lo previsto.

Vivienda se recupera
La Oficina del Censo informó que las ventas de viviendas nuevas en EE. UU. Totalizaron un poco más de un millón en agosto. Los economistas encuestados por Dow Jones esperaban una ganancia de 898 mil.

“La gente está preocupada por el tipo de recuperación económica que vamos a tener en los próximos meses”, dijo Megan Horneman, directora de estrategia de cartera de Verdence Capital Advisors. “Algunas partes de la economía están bien y otras se están desacelerando un poco”.

Wall Street está lidiando con la falta de un nuevo estímulo fiscal, que varios economistas y la Reserva Federal sostienen que es necesario para que continúe la recuperación económica.

Esta falta de un proyecto de ley de estímulo llevó a Goldman Sachs a recortar su pronóstico de PIB para el cuarto trimestre al tres por ciento desde el seis por ciento sobre una base anualizada.

“Creemos que ahora está claro que el Congreso no otorgará estímulos fiscales adicionales a la resolución continua”, escribió Jan Hatzius, economista jefe de Goldman Sachs, en una nota. “Esto implica que después de una ronda final de beneficios de desempleo adicionales, cualquier apoyo fiscal adicional probablemente tendrá que esperar hasta 2021”, agregan los economistas.

Nuevo plan
CNBC informó, citando a una fuente familiarizada con el asunto, que los demócratas están preparando un paquete de ayuda reducido y planean votar la próxima semana. La fuente dijo que el proyecto de ley costaría US$2.4 billones, muy por encima de lo que los republicanos y la Casa Blanca dijeron que aceptarían.

www.inoncapital.com

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Méndez Vides
Foe

Viaje al centro de los libros

noticia Édgar Gutiérrez
¿Hacia dónde va la explotación minera?

El riesgo de la minería criminal.

noticia María Aguilar
La esperanza en la resistencia

Esperanza es pensar que, en algún momento, el Ejército será una institución caduca



Más en esta sección

España decreta toque de queda por el virus

otras-noticias

Líder opositor venezolano Leopoldo López ya está en Madrid

otras-noticias

Sismo de 5,7 grados en sur de México sacude suroeste de Guatemala

otras-noticias

Publicidad