[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Economía

«Solo el 19 por ciento está consumiendo más de cinco tipos de alimento al día»


La directora de país del Programa Mundial de Alimentos (WFP, por su siglas en inglés), Laura Melo, habló sobre la situación de seguridad alimentaria y los ingresos de las familias en áreas rurales.

foto-articulo-Economía

¿Qué objetivo tuvo el estudio Evaluación de Seguridad Alimentaria 2019 que realizó el WFP en noviembre?

– Se hizo para verificar cuál es la situación después de casi cinco años de sequía. Se enfoca en la población rural más afectada por estos shocks y que dependen de la agricultura para su seguridad alimentaria. 

¿En qué áreas del país se concentra el estudio?

– Todos los departamentos, la población estudiada es rural. Trabajamos con una muestra estadística de 4 mil 125 hogares. Entre la población estudiada, cerca de 2.3 millones de personas siguen en inseguridad alimentaria moderada o severa. Hay zonas de mayor prevalencia como San Marcos, Chiquimula, Huehuetenango y Suchitepéquez. 

Los hogares que fueron entrevistados hicieron su siembra de primera, más del 60 por ciento indicaron que perdieron su cosecha por cuestión climática. Esto tiene un impacto en las familias, han perdido su habilidad para invertir, sembrar y después mantienen cada vez menos recursos.

¿Qué más encontraron?

– Verificamos más que todo que hay más empobrecimiento de la dieta. De las familias entrevistadas solo el 19 por ciento está consumiendo más de cinco tipos de alimento al día.

¿El resto de la población qué alimentos están comiendo?

– Muchas familias al final se limitan a maíz, un poquito de frijol, huevo de vez en cuando, alguna cosa que tenga. Es muy pobre la diversidad de la dieta, proteína animal es muy ausente de la dieta, e impacta la capacidad nutricional de las familias. Aunque esto no fue un estudio nutricional, es importante subrayar, que los que entrevistamos mencionan que hay un aumento de casos de niños con desnutrición aguda, lo que es preocupante.

De las familias que dijeron haber perdido más del 60 por ciento de sus cosecha, ¿fue en general o parcial?

– Hay variabilidades. La estadística importante es que hay una reducción. Esto tiene un impacto en lo que las familias logran consumir para su alimentación. Nosotros utilizamos una categorización en situaciones de esta naturaleza, hay familias que tienen que usar métodos o estrategias de emergencia para enfrentar la falta de alimentos. Empiezan a vender cosas que son importantes para su vida personal, a reducir la cantidad de alimentos que tienen y la calidad de lo que van comprando, lo que deja a las familias más vulnerables para el futuro.

Ya el 30 por ciento tuvieron que utilizar métodos de emergencia para enfrentar esta situación de falta de alimentos, esto es preocupante. En el tema de los ingresos, hay un porcentaje también significativo, en 13 de los departamentos más afectados por inseguridad alimentaria hay familias que llegan a consumir 75 por ciento de sus ingresos en alimentos. 

¿Qué acciones debería tomar el Gobierno, porque se tienen años de trabajar para combatir la desnutrición, para velar por la seguridad alimentaria, pareciera que no están llegando esas acciones a las familias rurales?

– Es importante trabajar más la resi-liencia de las comunidades rurales. Cómo podemos trabajar para fortalecer las capacidades de las familias de tener ingresos en un contexto donde hay una realidad con patrones climáticos irregulares. 

Se tiene que trabajar en sus capacidades productivas, de adaptación, pero también de diversificación de medios de vida, que no sean agrícolas. Lo importante es tener estrategias para tratar a mediano y largo plazo la vulnerabilidad climática que afecta la seguridad alimentaria. La desnutrición crónica es un problema bastante complejo que está muy enraizado en el país, requiere una serie de intervenciones, bien articuladas y diversificadas.

¿Cuántas familias son las que requieren ayuda inmediata?

– En este momento las familias que están en mayor riesgo de inseguridad alimentaria severa está en cerca de 480 mil personas, son parte de 2.3 millones de personas que tienen una situación preocupante.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Andrea Paola
Familia con 14 hijos hombres celebra el nacimiento de una niña
noticia Óscar F. Herrera oherrera@elperiodico.com.gt
Arranca IX Foro de Competitividad

Anoche fue inaugurado el IX Foro de Competitividad de las Américas con el lema Instituciones más fuertes = más Competitividad, que es una actividad que busca que los líderes de la región fortalezcan sus redes de contacto y aprovechen las nuevas oportunidades de cooperación entre los 34 países miembros de la Organización de Estados Americanos.

noticia Lucero Sapalú
Guatemala supera los 60 mil casos de COVID-19

Se registra la muerte de 24 personas a causa de este virus.



Más en esta sección

Fotoperiodista Carlos Sebastián declara en el MP por agresiones de policías

otras-noticias

Instituciones se unieron para apoyar a familias damnificadas

otras-noticias

Sector construcción renueva Expocasa 2020

otras-noticias

Publicidad