[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Economía

Las artesanas del reciclaje


Dentro de los principales objetivos de la organización Creamos se encuentra brindar atención psicológica y educación financiera para mujeres que viven en las cercanías del basurero de la zona 3.

foto-articulo-Economía

El reloj marca las cuatro de la mañana. Ella levanta a sus dos hijos para ir a la escuela, viven en los alrededores del relleno sanitario de la zona 3. Sus ingresos para subsistir los obtiene de los servicios que ofrece lavando ropa a sus vecinos y vendiendo objetos reciclados.

Ella es Odilia Pixtún parte de las 135 mujeres que encontró un mejor ingreso por medio del emprendimiento, elaborando costuras o artesanías con enseres reciclados. Los hijos de Odilia asisten a la escuela primaria dirigida por la Fundación Camino Seguro. Bajo esta organización, nació Creamos, un programa de apoyo para las mujeres que viven en el área del basurero más grande de Centroamérica.

“Después de una encuesta en el programa de alfabetización de adultos nos dimos cuenta que las mamás se graduaban de básico y diversificado, pero no significaba una fuente de trabajo”, explica Ilusión Farias, directora de Creamos, que en 2014 se convirtió en una ONG.

Una de estas oportunidades llegó cuando un grupo de voluntarios enseñó a las mamás a fabricar bisutería con materiales reciclados. Irma García, de 39 años, es parte de las 26 mujeres que fabrican collares, anillos y pulseras. Estas artesanas también se vuelven diseñadoras ya que cada una decide cómo será el producto final.

 

Irma García estudiaba en el programa de alfabetización cuando aprendió
bisutería.

Cada accesorio posee un código, el cual pertenece a quien lo realizó, de esta forma llevan un control de las ventas. Según Farias, representan Q700 mensuales. Aunque también es un producto que se vende por temporadas del año debido al ingreso de turistas.

En 2017, Creamos decidió abrir el programa de costura. En seis semanas las mamás aprendieron a coser primero en máquinas domésticas y luego en industriales, todo de la mano de Averie Floyd, una voluntaria estadounidense especializada en producción de ropa y diseño.

Odilia fue una de las mujeres que aplicó para el programa de costura, anteriormente asistía a clases de aeróbicos que también imparte la institución.

Por ahora Averie se encarga de buscar clientes, un primer pedido fue para exportarlo a Suiza. Mensualmente, las 10 mujeres que integran este taller reciben un aproximado de Q350 mensuales.

El horario para este grupo es flexible, de martes a jueves de 9:00 a 16:00 horas.  Odilia termina su jornada a las 11 de la noche, cuando sus hijos duermen aprovecha para hacer sus tareas, estudia los sábados y este año se graduará en bachillerato en ciencias y letras. Aunque asegura que su jornada es cansada se emociona cuando recuerda su próximo éxito.

 

A la venta

 

Los productos de bisutería están a la venta en la tienda que se encuentra dentro de la organización, en la Casa de los Gigantes en Antigua Guatemala o en la página web: www.creamosfuturos.com.

 

 

135

Mujeres están involucradas en los programas de ingresos o servicios sociales de la fundación.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europapress
Este es el divertido vídeo de un gato en apuros que se ha hecho viral
noticia Europapress
Este estudiante intentó atravesar un río dentro de una esfera
noticia AFP
Nivel de radiactividad de central de Chernóbil es “normal”, afirma el jefe de la OIEA


Más en esta sección

Esto es, Informe Godoy

otras-noticias

¿Cómo cuidar la piel del sol? Estos son algunos consejos

otras-noticias

Consejos para cuidar el hígado de forma natural

otras-noticias

Publicidad