[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Economía

“Guatemala se rezagó como país para atraer inversiones en agroexportaciones” Roberto Castañeda, propietario de Planesa


Roberto Castañeda, expresidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras y propietario de Planesa explica los escollos para atraer capital.

foto-articulo-Economía

¿Cómo ha sido su experiencia en México? ¿Cuándo empezaron a operar en ese destino?

– En 2005, adquiriendo mora directamente con productores en dicho país, para exportar a Estados Unidos de América y a Europa, nos topamos con que los productores eran altamente tecnificados, con alta producción y una excelente calidad. El clima resultó propicio para la producción de berries, aunado a las ventajas competitivas, tales como transporte, y ayudas estatales y federales. Cumplimos 11 años de estar en México, tenemos cinco plantaciones propias, y productores en los estados de Jalisco, Michoacán y Colima; Además, contamos con operación de ejote y arveja dulce orgánica en Sinaloa; otra de frambuesa en Jocotepec, Jalisco, operaciones de moras y arándanos en los estados de Colima, Michoacán, Puebla, y Jalisco. México se ha vuelto la base de nuestros programas de berries, y está adquiriendo esa calidad en nuestros programas de vegetales.

¿Cómo está la seguridad en México?

– En los estados donde está operando el narcotráfico es fuerte. La seguridad en México se percibe como un tema complicado por lo que se ve en las noticias, pero nosotros no hemos tenido problemas. La delincuencia común es casi inexistente, en cambio en Guatemala, los gastos en seguridad son mucho mayores. Para efectos comparativos basta ver la tasa de homicidios:

Tasa homicidios

Michoacán 15.27 por cada 100,000

Sinaloa 23.22 por cada 100,000

Colima 10.41 por cada 100,000

Jalisco 7.36 por cada 100,000

Guatemala: 33.84 por cada 100,000 (que significa casi el combinado de Michoacán, Colima y Jalisco juntos).

¿Cuál ha sido su experiencia exportando de México a otras partes del mundo?

– México es un país muy interesante, hablando de logística. Tiene dos aeropuertos internacionales grandes, con vuelos directos a casi todas partes del mundo. Esto le abre la oportunidad a que nuestras berries puedan volar a Europa, al Medio Oriente y hasta Asia de forma directa, y sin escalas.

Los vuelos en promedio de México a Europa hacen de ocho a diez horas, cuando se manda una caja de berries de Guatemala a Europa, el tiempo no baja de 36 horas, con una conexión por otro país, a un costo por kilo de casi 1.5 veces lo que pagamos en México.

Transportar una caja de berries de México a Estados Unidos cuesta US$0.40, mientras que desde Guatemala pagamos US$2.80/caja. Los camiones de México tardan de 14 a 16 horas a la frontera con Estados Unidos, lo que nos ayuda enormemente, al comercializar productos perecederos; con menos rechazos. Los trámites de exportación son menos engorrosos, y las autoridades entienden que cada segundo perdido en un trámite redundante, se traduce en menos ingresos para el comercializador, para el productor, para el Estado, y esto a su vez, incide en la generación de empleo directo e indirecto.

México acaba de entablar relaciones comerciales con China Continental, que es uno de los mercados más grandes del mundo, lo cual le da un potencial enorme a la industria de los berries.

¿Cómo califica la mano de obra?

– La mano de obra en México es sumamente calificada, muy eficiente, y es gente que va a buscar ganar dinero, no le tienen miedo a la productividad, les encanta trabajar por destajo. Los salarios mínimos impuestos unilateralmente por ley, se quedaron congelados hace muchos años, y el mercado laboral se ha vuelto de oferta y demanda.

Cuando los salarios mínimos se quedaron congelados en 60 pesos (US$3.25 al tipo de cambio de hoy 18.43 pesos) ya nadie los paga. Un jornal en México está ganando aproximadamente al día 250 pesos (US$13.56 o Q104.44) la gente gana bien, tiene un buen nivel, los programas de Infonavit (Vivienda) y Seguro Social están bien diseñados, funcionan, y han probado ser un gran soporte para el trabajador mexicano. Se han dejado de enfocar en los efectos, y como sociedad le entraron al fondo del problema; en vez de andar discutiendo con personas cuyo fin no es el trabajador, sino ellos y su séquito de parásitos.

Hablando de competitividad, un jornal en México significa entre 22 y 25 cajas diarias, de berries cuando en Guatemala, entre ocho y diez cajas. El costo de corte, tomando en cuenta el tipo de cambio en México, que nos ha favorecido a los exportadores, no pasa del US$1 por caja, cuando en Guatemala estamos pagando US$1.29 hasta US$1.50 por caja.

El trabajador mexicano ha ingresado formalmente a la clase media, que llega en su vehículo a trabajar, laboran sin cesar y sobrepasan las metas propuestas. Esto les permite tener más tiempo para sus actividades, pero hemos observado que en vez de optar por el ocio, van a buscar oportunidad a otras plantaciones. Saben que mayores ingresos redundarán en la educación de sus hijos, y en mejores oportunidades. Es inspirador ver ese sentimiento de superación.

Muchos hablan de la devaluación del quetzal, el peso se ha desplomado en los últimos meses a valores históricos ¿Qué impacto tiene esto en sus operaciones?

– Este año hemos decidido enfocar las inversiones nuevas en México, un peso devaluado llama a la inversión de afuera. Especialmente a los exportadores que reciben sus pagos en dólares, si el año pasado US$1 nos rendía 14 pesos este año nos está rindiendo entre 18 y 19 pesos, lo cual nos hace mucho más competitivos, ya que la inflación no se ha incrementado de la misma manera.

Este año hemos decidido parar la inversión en Guatemala, para crecer más en México, nuestros proyectos de expansión tendrán lugar allá. La eficiencia del transporte, el tipo de cambio, la mano de obra y las condiciones laborales, y muchos otros factores han hecho que nuestras operaciones en México sean más rentables que en Guatemala.Es allá donde estamos buscando el crecimiento a futuro.

Mientras las condiciones sigan desfavorables en Guatemala, mucha agricultura se va a mudar a lugares con mejores condiciones y rentabilidad. Es desalentador que en 2008 se habló en artículos de prensa sobre nuestra empresa Planesa y las condiciones han mejorado enormemente en México y en Guatemala ha habido un estancamiento: el mismo tipo de cambio, aumentos en el salario mínimo, que lo único que inducen es que las grandes empresas prefieran invertir en otros países en donde hay menos costos de transacción. La inversión en México aumenta porque todo se vuelve más asequible. Los arrendamientos de las tierras son más viables y con menos complicaciones y se cuenta con una gran variedad de sociedades mercantiles. Esto se debe a la gran especialización en el ámbito de la agricultura y el “agrobusiness”, y un ejemplo de esto son las sociedades de producción rural y las sociedades de capital variable. Vemos que el tipo de cambio no es el punto clave para la mejorar la competitividad o para alcanzar un Estado de Derecho. Hay otros factores, como el refuerzo de las instituciones y la mejor claridad jurídica y delimitaciones del Derecho de Propiedad, lo cual se resume con el respeto imprescindible de la libertad individual.

Para los exportadores ha sido un año duro: un tipo de cambio fuerte, la eliminación del 29-89 que otros países de Centroamérica han mantenido, salarios cada vez más altos por decreto y con poca productividad son enemigos de cualquier exportador. Que lo que hace es buscar alternativas para producir su producto a un precio más accesible. Los precios del exterior bajan, porque estamos compitiendo con países que son más eficientes. Los mercados demandan mejores precios, y básicamente vamos quedando fuera.

Traigo a colación la invitación por parte de las autoridades hondureñas a los empresarios guatemaltecos: se dieron cuenta que aquí seguimos enfrascados en discusiones bizantinas; vieron a futuro y decidieron como país hacer zonas enteras con mejor tratamiento fiscal, mayor seguridad y menos burocracia (que al final es el cáncer de nuestros países). ¿Por qué no hacer de todo el país una zona libre? Ante la carencia en seguridad, productividad, exceso de burocracia y demás frenos, estamos obligados a entrarle al fondo. De lo contrario, lastimosamente, perdemos por migración mano de obra calificada.

¿Cómo evalúa al productor mexicano versus el productor guatemalteco?, ¿qué ventajas tienen?

– El productor mexicano es muy tecnificado y presta mucha atención al tema de  la inocuidad, la aplicación de agroquímicos permitidos, y el control de plagas y enfermedades. México cuida mucho su agricultura y la Sagarpa tiene programas muy precisos y eficientes para el control de plagas. Las cuarentenas realmente funcionan y cuando aparece alguna que afecte el cultivo, la industria se une, sigue los lineamientos, y respeta la autoridad. El trabajo conjunto funciona, y el burócrata entiende también que su trabajo no es exclusivamente ser policía de requisitos (comprobar sellitos, firmas, copias, llenado correcto de infinidad de formularios, etcétera) sino de asesoría y ayuda.

Las acciones se toman en tiempo real y funcionan. El productor invierte en estudios, busca acceso a los agroquímicos más nuevos, en México hay muchas agroquímicas, casi una en cada esquina, llenas de productos de diferentes casas, y siempre buscan el mejor o más nuevo, ya que entienden que el mercado demanda excelencia, y pagan por esta.

Los encargados de los agroservicios se identifican con sus productos y dan asesoría gratuita a los productores, para poder probar que sus productos son mejores que los de la competencia. Toda esta competencia en el gremio de los agroquímicos, ha hecho que los productores sean sumamente eficientes, con cosechas cada vez mayores y de excelente calidad.

Los productores en México tienen una gran ventaja, y a diferencia de Guatemala, donde la SAT obliga a los productores de escasos recursos a tributar, en México se cree en la agricultura y el desarrollo de estas zonas rurales, por lo que sus productores están exentos de impuestos con ingresos de hasta US$80 mil al año. Esto es un tremendo apoyo para el agricultor y para las empresas, los productores llevan muy bien su contabilidad, entregan todas las facturas y son pequeños empresarios. Ya cualquier monto que vaya por encima de esto, ellos empiezan a tributar. En Guatemala se castiga al trabajador, al empresario y al productor con impuestos antes de que las empresas hayan alcanzado escala y dimensión.

A los productores en México no les importa tributar porque esta plata les regresa. Los apoyos estatales y federales que hay para la agricultura son enormes. Muchos con condicionantes de generar empleos dan recursos para agua, techo y tecnología. El Gobierno de México no anda regalando dinero para fertilizantes.

Trabajar con variedades,  registros, derechos de autor ley UPOV, ¿nos puede hablar de esto?

– México tiene leyes muy fuertes que protegen el ámbito de la propiedad intelectual y cumple con todos los tratados internacionales, aparte que los tribunales sí entienden del tema y le dan la prioridad del caso; esto ha dado acceso a que México reciba de parte de los mejores genetistas a nivel mundial la tranquilidad de enviar sus mejores variedades, para que sean explotadas por el licenciatario, con la confianza y la certeza de que están debidamente protegidas.

Esto le da a México acceso a variedades que son resistentes a las plagas y enfermedades, con mejor producción, mejor calidad, mejor sabor, y muchas otras características. En cambio, en Guatemala hemos visto que no es posible tener acceso a estas variedades por falta de protección, lo cual redunda en una posición competitiva compleja.

En Guatemala se politizó el tema de la protección vegetal, no obstante haber suscrito y ratificado UPOV hace tiempo. Muchos grupos manipularon el verdadero contenido de la misma, trasmitiendo un mensaje incorrecto. Como ejemplo, le dijeron a productores que iban a “patentar” el maíz y el frijol. Este argumento falaz cae solo con el hecho que no existe retroactividad en las leyes (salvo en materia penal cuando favorezca al reo), por lo que es imposible que sea objeto de esta protección. Otro tema controversial fue el de los alimentos transgénicos, aspecto ni siquiera mencionado en la ley.

Esto deja a Guatemala como poco seria en el cumplimiento de los compromisos de Estado, y muy mal vista a nivel mundial, junto a 11 países que no se han adherido al convenio, que son los únicos en el mundo que no han ratificado, entre ellos Armenia, Bosnia Herzegovina, Egipto, Filipinas, Ghana, Honduras. Esto afecta los indicadores mundiales y limita la inversión .

Empresa premiada

Planesa, S. A. es una empresa guatemalteca que durante los últimos diez años se ha dedicado a la producción y exportación de frutas y vegetales. En la actualidad Planesa exporta más del 50 por ciento de la producción de moras de Guatemala a los Estados Unidos y Europa. En 2001 la empresa ganó el premio El Mejor Exportador del Año después de varias nominaciones.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Rodrigo Estrada restrada@elperiodico.com
Comunidad médica contempla “atónita” la circulación masiva de personas y vehículos

Más de mil médicos expresaron en una carta abierta al Presidente que deben tomarse medidas más drásticas para evitar la propagación del virus.

noticia AFP
Messi tendrá unos ingresos anuales superiores a los 100 millones de euros

La estrella argentina Lionel Messi, que recientemente renovó su contrato con el Barcelona, ingresará más de 100 millones de euros anuales contando salario y derechos de imagen, publicó este viernes un grupo de medios de investigación, entre ellos el francés Mediapart.

noticia Jose Rubén Zamora
Mordidas a la medida


Más en esta sección

La portada del día

otras-noticias

Las de la paciencia

otras-noticias

El obstáculo en la negociación de las Cortes

otras-noticias

Publicidad