[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Economía

La venta china de deuda no es tan aterradora después de todo


foto-articulo-Economía

¿Se acuerdan de la terrible amenaza planteada por nuestra dependencia económica con China? Hace pocos años estaba por todas partes en los medios, generalmente mencionada no como hipótesis sino como un hecho.

Obviamente, cosas terribles pasarían si China dejara de comprar deuda estadounidense, o peor aún, si empezara a vender sus posiciones. Las tasas de interés se elevarían y la economía se desplomaría, ¿cierto? Efectivamente, el almirante Mike Mullen, ese grandioso experto monetario que presidió el Estado Mayor Conjunto, fue ampliamente citado en 2010 por haber declarado que la deuda era la principal amenaza de seguridad para Estados Unidos. Cualquiera que sugiriera que no teníamos que preocuparnos por una venta china de deuda era considerado raro e irresponsable.

No se lo digan a nadie, pero el tan temido evento está sucediendo ahora. Conforme China intenta apuntalar su moneda de cara a fuga de capitales, está vendiendo mucha de nuestra deuda, y otros mercados emergentes están haciendo lo mismo. Y el efecto sobre las tasas de interés en Estados Unidos hasta el momento ha sido… nada.

¿Quién podría haber pronosticado algo así? Bueno, yo. Y no solo yo: cualquiera que meditara con seriedad los aspectos económicos de la situación (un mundo repleto de exceso de ahorros y la economía estadounidense en una trampa de liquidez) entendía rápidamente que toda la historia de terror con respecto a la deuda y China era un disparate. Pero como lo dije, esto ni siquiera se informó como un debate; la amenaza de la tenencia china de deuda simplemente era un hecho.

Y, por supuesto, los que se equivocaron completamente no han aprendido nada de la experiencia.

Laxitud monetaria global

El economista Tim Duy me señaló un impactante discurso de Lael Brainard (quien se unió recientemente al Consejo de Gobernadores de la Reserva Federal) que adopta una postura notablemente mucho más favorable hacia la laxitud monetaria que la que hemos estado oyendo de Janet Yellen y Stanley Fischer, presidenta y vicepresidente de la Fed, respectivamente.

Básicamente, la señora Brainard cae del lado del debate del principio precautorio de Summers/DeLong/Krugman, al sostener que dada la incertidumbre sobre el camino de la tasa de interés natural y la gran asimetría en las consecuencias de actuar muy pronto versus actuar muy tarde, se debería retrasar el incremento de las tasas de interés hasta verle los ojos a la inflación (lea aquí el discurso de la señora Brainard: 1.usa.gov/1LLQUSb).

¿Por qué suena tan distinto al señor Fischer y a la señora Yellen?

El señor Duy sostiene que en parte se reduce a diferencias generacionales: “Pienso que estos tres son producto de su experiencia”, escribió en una publicación reciente en su blog. “Yellen recibió su título de doctorado en 1971. Fischer en 1969. Ambos vivieron de primera mano la Gran Inflación. Brainard obtuvo su doctorado en 1989. Su experiencia profesional está dominada por la Gran Moderación” (lea aquí la publicación del señor Duy: bit.ly/1R8MHWw.)

Tal vez, pero también vale la pena señalar la diferencia en perspectivas que viene de tener formación intelectual en macroeconomía internacional en lugar de macroeconomía nacional. Diría que la experiencia de la señora Brainard no está tan dominada por la Gran Moderación como por la crisis financiera asiática y el estancamiento de Japón; la gente de macroeconomía con orientación internacional supo antes que casi todos los demás que las cuestiones tipo Depresión nunca se fueron. Y si leemos con cuidado el argumento de la señora Brainard, dedica gran parte al lastre que Estados Unidos podría enfrentar por debilidades en el exterior y un dólar más fuerte, que conjuntamente actúan como restricción monetaria de facto: “Está el riesgo de que la intensificación de contracorrientes internacionales pueda tener más peso directo sobre la demanda estadounidense, o que la anticipación de una divergencia más marcada en la política de Estados Unidos pueda imponer moderación vía restricción adicional a las condiciones financieras. Por estos motivos, veo que los riesgos para el panorama económico se inclinan hacia el lado negativo. Los riesgos a lo malo constituyen un fuerte argumento para seguir fomentando cuidadosamente la recuperación de Estados Unidos; y para oponerse a retirar prematuramente el apoyo que ha sido tan crítico para su vitalidad”.

Entonces, ¿es importante su discurso? Tal como lo indiqué, está diciendo lo que algunos que no formamos parte de la Fed ya hemos estado diciendo, aunque ella lo dice muy claramente, y muy bien. ¿Pero marca una diferencia que alguien de adentro esté fijando el estándar y advirtiendo que elevar las tasas de interés podría ser un gran error? Supongo que ya lo veremos.

Crisis generan venta de bonos

Luego de una década donde muchas de las naciones emergentes del mundo acumularon gran cantidad de Bonos del Tesoro de Estados Unidos, varias han empezado a venderlos en respuesta a crisis económicas internas.

Por ejemplo, China, el principal tenedor externo de bonos estadounidenses, está luchando con una precipitosa caída de dos dígitos en su tasa de crecimiento debido al exceso de capacidad nacional y una economía global hundida. La nación ha estado defendiendo vigorosamente su moneda contra la depreciación usando reservas internacionales para comprar gran cantidad de renminbi, lo que apuntala su valor. Además, la caída en el precio de mercancías ha desordenado a las economías de Rusia y Brasil, y similarmente ambos países están liquidando reservas para proteger sus monedas contra una devaluación rápida.

Sin embargo, pese a estas ventas las tasas de los Bonos del Tesoro han permanecido cerca de niveles bajos históricos, porque la demanda de entidades privadas ha seguido siendo alta. De hecho, las compras de bonos de inversionistas externos privados alcanzó el nivel más alto de los últimos tres años en los 12 meses previos a julio.

Jordan Weissmann, corresponsal de negocios y economía de Slate, explicó en una publicación de principios de mes que los eventos recientes parecen ir contra las varias predicciones pronunciadas durante años en el sentido de que una venta china de deuda externa podría ser catastrófica para la economía estadounidense. “Todo esto conecta un punto muy simple que la gente que se preocupa por nuestra deuda con China tiende a pasar por alto”, escribió el señor Weissmann. “Comprar y vender Bonos del Tesoro es la forma en que Pekín maneja su delicado tipo de cambio, que es esencial para mantener fluyendo las extremadamente importantes exportaciones del país. Y si de hecho fuera a deshacerse de un monto suficientemente importante de sus tenencias de bonos para causar problemas, el resultado final probable sería un dólar estadounidense menos valioso, lo que significaría menos norteamericanos que compren bienes hechos en China”, indicó.

Paul Krugman es ganador del Premio Nobel de Economía en 2008.

© 2015 The New York Times.

“Distribuido por NYT Syndicate”.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luisa Paredes
Preocupa debilitamiento de la PNC por constantes destituciones, afirma bloque Encuentro por Guatemala

Directores de la Policía y del Sistema Penitenciario incumplen citación con diputados que les interrogarían en torno a esas dependencias de Gobernación.

noticia Tulio Juárez / Rony Ríos
Mexicano dice que “aliens y monstruos le hablaban para que atropellara a las personas porque iban a atacarlo”

Diagnóstico psiquiátrico practicado por un forense a José Lorenzo evidencia que padece trastornos mentales, por lo cual será internado en el hospital Federico Mora durante un mes previo a ser sometido a otro examen para determinar si evolucionó.

 

noticia Julio Santos / jsantos@elperiodico.com.gt
Sala Segunda rechaza retirarle la inmunidad a Álvaro Arzú

El jefe edil continuará con su inmunidad, luego que ese Tribunal rechazara en definitiva el antejuicio planteado en su contra por incitación a la violencia.



Más en esta sección

Queen’s Gambit hace un nuevo jaque Mate

otras-noticias

EE. UU se repliega ante escalada del virus, mientras Europa comienza a relajar restricciones

otras-noticias

Francia aplicará la «tasa Google» en 2020 pese a las amenazas de EE. UU

otras-noticias

Publicidad