[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Domingo

¿Cuánto rescatamos de 2020?


SOCIEDAD DE PLUMAS

foto-articulo-Domingo

Falta muy poco para que concluya 2020. Las bromas en redes sociales y conversaciones de amigos no dejan de mencionar el mal año que fue y asocian con ello cada tragedia. A pesar de esto, yo creo que hay muchos aspectos positivos que pueden asociarse con este icónico momento en la historia de la humanidad. 

Por ejemplo, si bien tenemos ahora por delante un enorme reto para reconstruir la calidad educativa que se vio afectada en este ciclo, nos quedó el importante aprendizaje de aprender y enseñar por medio de plataformas virtuales. 

En mi caso particular, extrañé muchísimo la interacción personal con mis estudiantes y los momentos que, en el salón de clase, nos hacen reír y reflexionar. Sin embargo, dar las clases por medio de una computadora hizo que me exigiera más a mí misma sobre actividades creativas que ayudaran a romper un poco con la cotidianidad que nos da el monitor. 

También descubrí que a los mismos estudiantes les resultaba retador y ellos mismos encontraron formas ingeniosas para expresarse, aprender y mostrar de lo que son capaces. Sin duda alguna, esto abre las puertas para seguir innovando en materia educativa y, aunque volvamos a las aulas, la situación nunca volverá a ser la misma. 

En aspectos de convivencia, también redescubrimos el valor de la familia. Hacer home office con el bebé en brazos, o con el sentido del olfato perdido en la cocina de mamá, nos hizo recordar que el hogar es nuestro espacio más sagrado en el que se reúne lo que más amamos. Quizá algunas jornadas laborales se extendieron, pero sentir el calor de los hijos, de los padres, de los hermanos, de la pareja, permitían seguir adelante con todo entusiasmo, sabiendo que todo esfuerzo valía la pena por ellos. 

La naturaleza también tuvo un respiro. Las estampas de animales silvestres recuperando territorios han sido impresionantes. Quedamos en evidencia como los principales enemigos del medioambiente y esto nos hizo pensar. Claro, no vamos a aprender de la noche a la mañana, pero confío en que un alto porcentaje de la población, y no únicamente local, sino mundial, cambiará sus hábitos y actitudes hacia su entorno natural. 

Como sociedad, también hemos madurado. Era necesario un poco de distanciamiento social para recobrar fuerzas, para meditar sobre nuestras acciones y replantear nuestras prioridades. La pandemia nos golpeó con fuerza y pasará mucho tiempo para que nos recuperemos; esto nos ha hecho entender que no podemos simplemente retomar el país en el punto donde se quedó antes de marzo de 2020, sino que nos ha llevado a reinventarnos, a pensar en nuevos caminos y a buscar puntos en común. 

2020 nos ha mostrado que todos somos vulnerables y que ya no podemos seguir siendo cortoplacistas. El país necesita de auténticos estadistas y de ciudadanos comprometidos que no busquen dividirnos, sino que nos motiven a trabajar por una misma causa. El año 2021 se ve a la vuelta de la esquina, pero no es el único punto hacia el cual debemos mirar. 

El COVID-19 nos mostró nuestras debilidades, pero también nos hizo ver las oportunidades sobre las cuales toca reconstruir a partir de ahora. No sabemos lo que traerá el futuro, pero sí debemos saber cuáles son las herramientas prioritarias para hacerle frente a lo que venga.

En fin. Sé que hemos perdido mucho este año, y no me refiero solo a lo material. Muchos seres queridos, amigos muy cercanos, tuvieron que despedirse para siempre de personas a las que amaban. Cerrar ese capítulo no será fácil para nadie, pero vale la pena ver de 2021 en adelante sin prejuicios, sin predisposiciones. Nuestra resiliencia, fe y valor nos darán el impulso que tanto necesitamos para reconstruir a Guatemala, a nuestras familias, a nosotros mismos.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
OXIGENOTERAPIA para mejorar su calidad de vida
noticia GELDI MUÑOZ PALALA elPeriódico
Centroamérica y Reino Unido suscriben acuerdo de continuidad

Este nuevo tratado replica la relación comercial existente entre la UE y la región.

noticia Roberto Blum
La función de las fronteras políticas

Así podemos afirmar que las fronteras políticas se establecen para controlar a la población, sujeta a un determinado régimen estatal.



Más en esta sección

Guatemala Bajo la Lupa

otras-noticias

Esta es la nueva Nissan X-Terra 2021

otras-noticias

Vicepresidente confirma su decisión de no atender la reunión con la OEA

otras-noticias

Publicidad