[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Domingo

Gerardi, vivo en la memoria


A finales de este año, “HBO” estrenará un documental basado en la historia del asesinato del obispo Juan Gerardi.

foto-articulo-Domingo

El crimen de monseñor Juan Gerardi, ocurrido el 26 de abril de 1998, ha sido uno de los sucesos fatales de mayor impacto a finales del siglo XX en Guatemala. Más de dos décadas después, la historia aún genera interés a escritores, cineastas, periodistas alrededor del mundo. En esta ocasión, el primer documental de proyección internacional, dirigido por el realizador inglés Paul Taylor, con producción de la cadena HBO y basada en el libro El arte del asesinato político ¿quién mató al obispo?, del escritor Francisco Goldman. 

Durante los días del 14 al 18 de este mes se inauguró la cinta en el Double Exposure Film Festival 2020, el único evento en su género en Estados Unidos dedicado al periodismo de investigación y al cine documental. La película contó con un foro, moderado por el escritor Daniel Wilkinson, donde participaron Goldman y Taylor. En diciembre estará disponible para los usuarios de HBO Latinoamérica. 

A lo largo de 89 minutos de duración, la trama aborda la búsqueda por llegar a la verdad detrás del brutal asesinato del obispo Gerardi, quien murió por los golpes recibidos dos días después de presentar el informe: Guatemala Nunca Más. Se trata de una historia de suspenso político, ambientado en la Guatemala de posguerra. De cómo un equipo de investigadores jóvenes, reunidos por la Iglesia católica, desentrañan una red de conspiración alrededor del caso. 

Una de las imágenes del documental dirigido por Paul Taylor, a cargo de la productora inglesa Rise Films.

Una narrativa humana

Desde México, Francisco Goldman comparte sus impresiones sobre esta producción, la cual recoge nueve años de un obsesivo trabajo de investigación que fue publicado en un libro de más de 500 páginas en 2007. 

El documental fue un proyecto que tardó en cuajar. Él no era el interesado, su participación fue la de apoyar a los realizadores explicando la historia a distintas productoras. Al principio, se concebía como una serie de seis episodios, pero no se logró. “No me gustaba el proceso, ni explicar, no sabían nada de Guatemala”, comenta. 

Hasta que un día, en 2017, en una reunión en Nueva York logró enganchar con su relato a dos productoras de HBO. Solo que, en lugar de una serie, se apostó por un documental. “No era lo soñado, pero igual era increíble”, afirma. 

El pasado domingo vio la película y quedó impactado con el resultado. “Fue una maravilla lograr algo tan conciso. Me sorprendió que esté narrada con tanto poder”, asegura.

Para Goldman, la base de su investigación fue comprender que se trataba de una fascinante e insólita historia humana. Una de las lecciones aprendidas por él, es que todo caso criminal es resultado de una expresión humana. Los asesinos u homicidas actúan así, porque así son. Y del otro lado, los que pelearon el caso y dedicaron varios años de su vida a buscar justicia, lograron avanzar porque se dedicaron a ello.

En un breve repaso por los personajes clave que aparecen en esta cinta, el autor resalta el rol del fiscal especial del Ministerio Público (MP), Leopoldo Zeissig, como alguien determinado a hacer bien su trabajo y que al final pagó un alto precio por ello. Goldman lo buscó en el exilio. Durante dos días le contó su versión de los hechos. “Me hice fiscal para no ser un cobarde en momentos como este”, le confesó.

Además, el testigo protegido, Rubén Chanax Sontay, indigente lavacarros en el parque San Sebastián y testigo central de la fiscalía. Fue localizado para la película con enormes dificultades. “Un personaje complejo, digno de una novela de Dostoievski”, afirma. Tampoco olvida al audaz investigador de Minugua, el español Rafael Guillamón, quien tuvo la clarividencia de saber cuán protegido estaría Byron Lima en la prisión. “Hará un imperio”, dijo, y así fue. 

Muy importante también en este proceso fue el equipo de jóvenes investigadores de la ODHA: “Los Intocables”. Entre ellos: Ronald Ochaeta, director ejecutivo; Édgar Gutiérrez, coordinador del Informe del Remhi; Mynor Melgar, coordinador del equipo legal; Mario Domingo Montejo, Fernando Penados, jefe investigador del caso; Nery Rodenas, del equipo legal; Arturo Aguilar, Arturo Rodas y Rodrigo Salvadó. 

elPeriódico contactó al director de la película, Paul Taylor. Sin embargo, no fue posible obtener sus declaraciones, debido a que estas están sujetas a la autorización previa de HBO.

La búsqueda de la verdad 

Édgar Gutiérrez considera que el documental es técnicamente impecable. Le impresionó cómo pudieron resumir y reflejar con tanta exactitud tantos años de historia del obispo Gerardi. Además, la enorme capacidad para captar la condición humana de monseñor y sus colaboradores, en medio de una tragedia marcada por la brutalidad, las atrocidades y el desprecio por la vida humana. 

A su parecer, este documental dará la vuelta al mundo a partir del próximo año y la humanidad conocerá la verdadera historia sobre este crimen. “Se trata de un acto de justicia para el obispo y su familia, así como para las víctimas de las atrocidades de la guerra. Fue una historia compleja, llena de ambigüedades, desinformaciones, donde indagar la verdad fue un verdadero reto”, comenta Gutiérrez. 

Desde Nueva York, Daniel Wilkinson, moderador del foro durante el festival y autor del libro sobre Guatemala Silencio en la Montaña, califica el documental como un magnífico trabajo, a partir de un caso sumamente complejo. En su opinión, el largometraje, al igual que el libro, es una continuación del trabajo de monseñor Gerardi: encontrar la verdad por encima de la violencia del Estado, del encubrimiento, para asegurarse que los responsables enfrenten su responsabilidad.

Para Wilkinson esta es una historia inspiradora. De cómo un grupo de personas trabajando en equipo, con inteligencia y valentía encaran grandes dificultades, y contra todo pronóstico, logran algo importante. Es por eso que las palabras del Remhi, “Nunca más”, significan un compromiso para la transformación del país. La respuesta, el crimen, fue desmentir tal afirmación. Y el esfuerzo del equipo de la ODHA estuvo dirigido a rescatar y comprobar dicho enunciado.

“En suma, la película muestra que en Guatemala hay personas comprometidas y valientes. Para las nuevas generaciones, el mensaje es que los buenos ciudadanos pueden alcanzar un resultado sumamente difícil en esta sociedad, pero fundamental para asegurar la verdad, la justicia y el Estado de derecho”. 

Goldman reflexiona sobre el mensaje de esta nueva producción: Guatemala logró algo crucial: concretar el mensaje del Obispo de que la justicia es posible. “Es cierto, aún hay mucha impunidad. Pero después del asesinato de Gerardi, de vez en cuando, es posible lograr justicia. No hay que perder la esperanza”.

El largo proceso judicial

24 abril 1998. Se presenta oficialmente Guatemala Nunca Más, Proyecto de Recuperación de la Memoria Histórica (Remhi) en la Catedral Metropolitana. El informe revela tres años de investigación que documentan 55 mil 21 casos de violaciones a los derechos humanos.

26 abril 1998, asesinan al obispo Juan Gerardi Conedera en el garaje de la casa parroquial de San Sebastián.

22 julio 1998, arrestan al padre Mario Orantes y a Margarita López, la cocinera de la casa parroquial. Toman en custodia al pastor alemán Balú, del padre Orantes. 

Diciembre 1998, renuncia el primer fiscal a cargo del caso, Otto Ardón. 

Diciembre 1998, el fiscal Celvin Galindo asume el caso. 

Octubre de 1999, el fiscal Galindo parte al exilio junto a su familia.

15 octubre 1999, llega Leopoldo Zeissig como fiscal especial del caso. 

17 enero 2000. Rubén Chanax testifica sobre la noche del asesinato. 

19 enero 2000 se emiten órdenes de arresto contra el coronel Lima Estrada, el capitán Lima Oliva, el sargento mayor Obdulio Villanueva y el padre Mario. También se ordena el arresto de la cocinera López. 

24 de abril 2000, parte al exilio Rubén Chanax.

23 marzo 2001, comienza el juicio.

8 junio 2001, concluye el debate. El coronel Lima Estrada, el capitán Lima Oliva y el sargento Villanueva son condenados a 30 años de prisión. El padre Orantes a 20 años. La cocinera López es absuelta. 

Julio 2001, el fiscal Leopoldo Zeissig sale al exilio. Su auxiliar Mario Leal le sucede en el cargo.

Septiembre 2003, Jorge García es nombrado fiscal especial. 

25 abril 2007, la Corte de Constitucionalidad confirma la sentencia condenatoria contra los Lima y el padre Orantes.

Ficha técnica

Año: 2019

Duración: 89 minutos

Idioma: inglés

País: Reino Unido

Director: Paul Taylor |

risefilms.com

Productores: Teddy Leifer, Regina K. Scully 

Productores Ejecutivos: George Clooney, Grant Heslov, David Harding, Claudia Harding, Nancy Abraham, Lisa Heller.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Edgar del Cid > elPeriodico
Rayo golpea a una joven en la playa
noticia Irmalicia Velásquez Nimatuj
Textos vivos

Estos documentos históricos que fueron publicados sin haber sido alterados, tienen un valor hemerográfico y hemerocrítico.

noticia AFP
Gobierno de Líbano renuncia tras protestas


Más en esta sección

360º a vuelo de pájaro

otras-noticias

La portada del día

otras-noticias

Allan Rodríguez es reelecto con el apoyo de 107 diputados

otras-noticias

Publicidad