Sábado 30 DE Mayo DE 2020
Domingo

Sin excusas

Sociedad de Plumas

Fecha de publicación: 12-01-20
Por: Ing. Pedro Cruz

En los últimos años nuestro país ha vivido sumergido en una serie de diferencias políticas, que nos han llevado por el camino del odio, la violencia y muchos conflictos que no nos permiten avanzar como país. Como resultado de esto, son más evidentes las razones que nos dividen, en donde  pareciera que mejorar Guatemala es una cuestión de pocos cuando debería ser inspiración de todos los ciudadanos.   

El gobierno a cargo de liderar las riendas del país en los siguientes cuatro años está por  empezar. No pretendemos que las nuevas autoridades tengan una receta mágica para erradicar todos los problemas de la nación. Guatemala no se va a cambiar en cuatro años, posiblemente tampoco en ocho años. Muy probablemente se van a apagar algunos fuegos de problemas que necesitan atención inmediata.  Pero lo que sí se puede hacer es encauzar al país para que sin importar quién esté liderando podamos tener una ruta. 

Las autoridades entrantes han ofrecido, entre otras cosas, que van a reforzar la lucha contra la corrupción, que van a gastar lo necesario en salarios, que no van a dar plazas por favores y que van a establecer un sistema de control biométrico. Demos la oportunidad de demostrar que lo pueden hacer, recordemos que los funcionarios públicos, nos guste o no, deben siempre responder al bien común y en beneficio de todos no de solo unos pocos. Teniendo en cuenta lo anterior, debemos tener en mente que es imperante que como ciudadanos acompañemos el proceso de fiscalización y auditoría para que juntos podamos seguir construyendo el desarrollo del país. 

Tengamos fe en que vamos a lograr el cambio que Guatemala necesita, aquí nada nos detiene, nadie nos quita el deseo de seguir luchando y nadie nos podrá quitar fuerzas. Muchas veces escuchamos comentarios de que no se puede hacer nada por Guate, de que va a pasar mucho tiempo para lograrlo, etcétera; pero estoy seguro de que muchos guatemaltecos ya han adquirido el compromiso y eso es lo que nos da energías para continuar porque sabemos que al final vamos a lograr nuestros objetivos.  Recordemos que no estamos realizando actividades aisladas sino la unión de diferentes sectores trabajando y uniendo esfuerzos para un mismo fin. 

Todos soñamos con una Guatemala mejor, hagamos realidad ese sueño y comprometámonos sin excusas a cimentar nuestro presente en la unión, el cambio y el respeto a las personas, a la vida, con miras a construir un futuro sin divisiones, viendo para adelante sin distraernos en esas diferencias que hoy nos tienen estancados.