Lunes 11 DE Noviembre DE 2019
Domingo

Una apuesta por la infraestructura social

Fecha de publicación: 20-10-19
Por: Claudia María Galán * Sociedad de Plumas

Ciertas economías innovan más rápido que otras y crecen con mayor celeridad a pesar de contar con los mismos recursos, o incluso menos. Las economías asiáticas han logrado desplazar a otras con mejores condiciones geográficas y de clima. Por tanto, explicar el crecimiento económico de un país no depende únicamente de sus recursos económicos. 

El crecimiento de los países puede fundamentarse en tres grandes teorías. 

Primero, se fundamenta en la disposición de los recursos naturales, de la mano de obra y del capital, entre otros elementos de producción. Ha sido una de las formas más comunes de describir el crecimiento económico de los países, al focalizarse en la acumulación de capital humano o tecnológico que elevan la productividad y contribuyen al crecimiento económico. 

La segunda teoría para explicar el crecimiento económico de los países enfatiza en el papel del comercio internacional, como un conductor de competitividad. El comercio representa una fuente de crecimiento que permite a los países especializarse para incrementar su productividad y elevar su nivel de bienestar.

La tercera teoría, se concentra en las instituciones, pero particularmente en el papel de los derechos de propiedad y el Estado de Derecho. Desde esta óptica, según el Premio Nobel de economía, Douglass North, las instituciones son las “reglas del juego” en una sociedad. 

En este sentido, la infraestructura social de una economía son las instituciones, representan la  columna vertebral de un país, siendo un determinante para el crecimiento económico. 

El marco institucional de una economía se asocia con la forma en que se relacionan los poderes públicos de un país, las restricciones que enfrenta la autoridad en el ejercicio de sus funciones, así como el grado de protección que tienen la propiedad privada y el cumplimiento de los contratos. 

Otro aspecto fundamental en el marco institucional es el grado de independencia del poder judicial y el grado de centralización de las decisiones de políticas públicas. 

Por lo tanto, las instituciones son la causa primaria del desarrollo económico. El efecto de las instituciones en el crecimiento económico muestra que es más importante que las características del entorno natural, que la geografía o incluso que la oferta de factores y tecnologías. Por lo tanto, la calidad de las instituciones determina el crecimiento económico y prima frente a otras variables.  

La ausencia de un efecto significativo de las instituciones en el crecimiento de la economía guatemalteca ha incidido en la ausencia de efectividad gubernamental y de la protección de los derechos de propiedad. 

El fortalecimiento de las instituciones y alcanzar un efecto positivo en el crecimiento económico del país será posible cuando se facilite la inversión y la formación de capital humano, permitiendo mejorar el comportamiento de las personas y el de las instituciones, lo que apoyaría en mayor generación de riqueza, expansión de libertades y capacidades para el país.