Miércoles 18 DE Septiembre DE 2019
Domingo

El uso inadecuado de las gotas oftálmicas y el glaucoma

Especialistas alertaron sobre un promedio de 150 casos cada año, debido al uso no regulado de gotas esteroides. El principal daño es la pérdida de la vista.

Fecha de publicación: 08-09-19
La problemática de los pacientes que se automedican responde a un indicador de pobreza, donde no se suele pagar una consulta médica por ojo rojo o picazón, indica la doctora Pilar Alonzo.
Por: Ana Lucía González elperiódico

Los casos de baja visión o ceguera en pacientes jóvenes empezaron a ser cada vez más notorios en las consultas oftalmológicas del país. Se trataba de personas jóvenes que en la mayoría de casos se recetan por sí mismos gotas oftálmicas para el “ojo rojo o picazón”.

Usarlas sin prescripción médica es peligroso, pues provoca un aumento de la presión intraocular y en consecuencia, un diagnóstico devastador: glaucoma secundario por esteroides. Una enfermedad silenciosa que en sus inicios el paciente no presenta síntomas, pero que avanza de forma irreversible hasta provocar la pérdida de la visión. Se sabe que el glaucoma es una patología que se observa con mayor frecuencia en pacientes de edad avanzada. 

Dos estudios confirman este drama. Karin López Guillén, en su tesis para optar al título de Química Farmacéutica, encontró que la prevalencia de glaucoma secundario por esteroides en el periodo de 2012 al 2014 fue de 54.9 casos por cada mil pacientes que consultaron por glaucoma, en la Unidad Nacional de Oftalmología. En ese periodo, se atendieron 304 pacientes, de acuerdo con el estudio presentado en la Universidad de San Carlos en 2017. En tanto, en el Hospital de Ojos y Oídos Rodolfo Robles se detectaron un total de 234, en el periodo del 2010 al 2015. 

La tesis de Lineth Chanchavac Morales para graduarse de Química Farmacéutica en la Usac (2017) observó “un incremento anual de 150 pacientes ciegos, o con baja visión secundaria debido a este factor, con pacientes jóvenes”.   

Un año atrás, en el 2016, ante el aumento de pacientes y la falta de estadísticas nacionales, la Sociedad Guatemalteca del Glaucoma comenzó a recabar datos. A esta acción se sumó la Asociación Guatemalteca de Oftalmología (AGO). “Gracias al interés que despertaron las primeras 75 boletas, se solicitaron acciones ante el Programa Nacional de Farmacovigilancia del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS)”, detalla un artículo de las médicos especialistas Pilar Alonzo y Eileen Rinze.  

Los médicos deben estar capacitados para dar respuesta a un paciente ante la demanda de incremento de consultas. Un optometrista bien entrenado puede detectar glaucoma.

No fue sino hasta julio de este año que esta demanda desencadenó en el reciente Acuerdo Ministerial 181-2019 donde se aprueba la normativa para la regulación obligatoria de medicamentos de prescripción médica, antibióticos y esteroides oftálmicos. 

Los más afectados

“Tenemos el caso de un niño de seis años que quedó ciego. Su madre le administraba gotas para el ojo rojo. Cuando se dio cuenta del daño, intentó suicidarse. Nos cansamos de ver jóvenes de 15 y 20 años ciegos, por esta misma razón”, comenta Jorge Hérnandez, presidente de la Sociedad del Glaucoma en Guatemala. 

Alonzo y Rinze recopilaron un perfil de estos pacientes que utilizaron gotas esteroides sin prescripción médica en un muestreo de 157 boletas reportadas. El estudio fue publicado en la revista Oftálmica.  

Por ejemplo, 51 por ciento de los pacientes afectados son menores de 30 años. 57 por ciento son hombres, 53 por ciento pertenecen al área rural, 63 por ciento lo utilizó por ojo rojo, y la molécula más utilizada fue la dexametasona (86 por ciento de casos). También encontraron que 43 por ciento de los pacientes tenían una agudeza visual de 20/40 o mejor, pero el 71 por ciento eran legalmente ciegos por campimetría (campo visual). En cuanto a la indicación del uso del esteroide fue: 47 por ciento por automedicación, 31 por ciento por el dependiente de la farmacia y 22 por ciento por receta médica. 

Además, el perfil de estos pacientes es gente de bajo nivel socioeconómico que no suele pagar una consulta médica por “ojo rojo o picazón”. “Lo penoso de esto es que a nivel internacional no se reportan casos de este tipo, es más bien un indicador de pobreza y somos un país vulnerable ante esta problemática, además de que se carece de literatura al respecto”, comenta Alonzo.

La tesis de Chanchavac Morales se basó en investigar de incógnito a 93 farmacias en forma aleatoria, un 43 por ciento de los dependientes recetaron algún colirio con esteroide.

Los hallazgos

La tesis de López Guillén aportó también datos de género en los 304 pacientes reportados con glaucoma secundario a esteroides. El 52 por ciento corresponde al género femenino y 48 por ciento al masculino. Además, que parte de los factores asociados que precipitan la aparición de la enfermedad, el de mayor frecuencia fue responder a esteroides 20 por ciento, hipertensión con un 14 por ciento y la herencia en un 10 por ciento de los casos. 

En cambio, Chanchavac Morales basó su investigación en la utilización de medicamentos visitando como paciente incógnito 93 farmacias inscritas en el MSPAS. Estas se seleccionaron en forma aleatoria, con el objetivo de evidenciar si los dependientes de farmacia están sugiriendo a las personas el tratamiento con colirios que contienen esteroides para tratar síntomas comunes de alergia en los ojos. 

De esta evaluación, el 43 por ciento recetaron algún tipo de colirio con esteroide, siendo la dexametasona el más sugerido; el 16 por ciento sugirió antibióticos para tratar síntomas de alergia común, mientras que el 37 por ciento sugirió un tratamiento con antihistamínicos. 

“Debido al interés que surgió en los dependientes de farmacia, se dio una charla informativa a los estudiantes del curso de dependientes de farmacia sobre el riesgo de uso de esteroides, que imparte el Centro Guatemalteco de Información de Medicamentos de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacia de la Universidad de San Carlos de Guatemala (cegimen) de la Usac”, indica la profesional en su estudio. 

Por más jornadas médicas

Actualmente la venta de esteroides tiene el estatus de “receta retenida” por parte de la cartera de salud. A pesar de que la ejecución de esta modificación puede ser difícil, el grupo de médicos especialistas se manifiesta en total acuerdo con la medida para poner un alto a más casos de glaucoma por esteroides. Pero falta ver cómo se va a ejecutar esta normativa.  

“Todos estamos de acuerdo con la prohibición. Hace falta educar, tanto a las personas como a los dependientes de farmacias”, señala la doctora Dalia González, especialista en retina, del Centro Visual G&G en Antigua Guatemala. 

Sin embargo, el especialista en glaucoma Jorge Hernández observa varias situaciones. Desde la venta de medicamentos no registrados en el interior del país, como el “Ojo de Águila”, el conocer de un caso de un dependiente de farmacia que cobró Q5 por la receta que él mismo elaboró, sumado al precio del medicamento, así como también un alto porcentaje de médicos cubanos que recetan el medicamento y no vuelven a ver al paciente.  

De esa cuenta, resaltó la necesidad de que los médicos estén capacitados para dar respuesta al paciente ante la demanda que puede incrementarse ante la prohibición de venta libre de estos medicamentos. “Cualquier oftalmólogo está capacitado para detectar glaucoma, no es un asunto solo de especialistas, incluso, un optometrista bien entrenado puede hacerlo”, dijo. 

No olvidó resaltar el tener cuidado con los remedios caseros. Compresas de manzanilla están bien, pero conocen de gente que usa jugo de lima, leche materna, miel tulnete y otras extrañezas más.

Los especialistas Rudy y Mario Gutiérrez Paz se refieren también a cómo será la respuesta de las entidades de salud nacionales y clínicas privadas ante un escenario donde las personas necesitarán más consultas y acceso a medicamentos con receta. 

Son conscientes que, además de campañas informativas, como médicos oftalmólogos les corresponde la proyección social, por ejemplo a través de jornadas médicas en áreas rurales. “Nos reta porque representa recursos, tiempo, equipo. Los costos son impresionantes y obtener resultados viene no como individuos, sino a través de esfuerzos grupales”, dice Mario.  Lo que sí sabe es cuán gratificante es cuando un anciano ciego sale y le dice: “doctor ya le veo la cara… eso no tiene precio”.

Cuide sus ojos

> El glaucoma afecta ya a día de hoy a 60 millones de personas en todo el mundo. Según las estimaciones, se espera que el número de afectados en el año 2020 se eleve hasta los 79.6 millones, de acuerdo con la Asociación Mundial del Glaucoma.
> El glaucoma es la segunda causa principal de ceguera en el mundo, según la OMS.
> Entre el 2012 al 2014 un estudio reveló 54.9 casos por cada mil pacientes por glaucoma secundario a esteroides. Esto representó un total de 304 pacientes.
> Dexametasona y Prednisolona son dos de los colirios más usados.