Sábado 22 DE Febrero DE 2020
Domingo

Los hombres tras la hazaña

¿Qué hicieron los tres tripulantes un día antes del lanzamiento del Apolo 11? Armstrong, Collins y Aldrin pasaron en sus habitaciones y repasan minuciosamente el plan de vuelo. La última vez que estuvieron en sus casas fue el 4 de julio, Día de la Independencia en EE. UU. Luego, vieron a sus esposas ya aislados. Tras la misión, los tres astronautas fueron galardonados con la Medalla Presidencial de la Libertad por el presidente Richard Nixon.

Fecha de publicación: 21-07-19
Por: CLARIN/AGENCIAS

Neil Armstrong

Comandante de la misión, nació en Ohio en agosto de 1930. Fue el único civil que participó de Apolo 11, y se le designó comandante. Meses antes de ir a la Luna no leía nada que no tuviera que ver con la misión.

Cuando puso un pie en la superficie lunar el 21 de julio de 1969, pronunció la célebre frase: “Es un pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad”.

En 1962 lo reclutaron como astronauta. En 1966 demostró su pericia como piloto solucionando un desperfecto en la misión Gemini 8, que implicó el primer acoplamiento de dos vehículos en el espacio exterior.

El 16 de julio de 1969, su esposa Janet, vio el lanzamiento desde una embarcación privada cerca de la base. Las familias de los tripulantes también pasaron por exámenes médicos para evitar gérmenes.

Cualquiera que fueran los resultados de la misión, Armstrong recibiría US$27 mil 401. Por casi US$10 mil de diferencia fue el mejor pago de la tripulación.

En aquel entonces, Armstrong aseguró que aunque se convirtiera en el primer hombre en la Luna, no creía que la gente recordara su nombre en el futuro. 

“Nadie me recomendó ni pedí que lo hicieran”, dijo cuando le preguntaron si había tenido ventaja para ser designado el primer hombre en intentar pisar la Luna. Sin embargo, es probable que se considerase más políticamente correcto que el primer hombre en la Luna no ostentase empleo militar.

Después de abandonar la NASA en 1971, Armstrong aceptó un puesto de profesor en el Departamento de Ingeniería Aeroespacial de la Universidad de Cincinnati, donde impartió clases hasta 1979. Falleció el 25 de agosto de 2012 en Cincinnati, a los 82 años, debido a complicaciones de un bypass coronario.

Michael Collins

Piloto de la cápsula madre. Lo eligieron astronauta en 1963. En una misión de 1966 estableció una marca de 760 kilómetros por encima de la superficie terrestre. En ese viaje dio 44 revoluciones a nuestro planeta y flotó en el espacio 39 minutos.

Teniente coronel de la Fuerza Aérea, lo designaron para la misión Apolo 8 pero tuvo que bajarse porque lo operaron de la columna dorsal. Sin embargo, en 1966 realizó una caminata espacial en Gemini 10.

Era el único de los tres tripulantes que no nació en territorio estadounidense: hijo de un miembro del Ejército de EE. UU., nació en Roma, en octubre de 1930. Estudió en la Academia Militar y trabajó como oficial de vuelos experimentales de la Fuerza Aérea.

En su tiempo libre le gustaba disfrutar de la pesca y el fútbol americano. Se casó con Patricia Finnegan y tuvieron tres hijos: Kate (quien en ese entonces tenía 10), Ann (7) y Michael (6). Durante la misión, su familia se quedó en Houston.

Además, de haberse quedado en órbita alrededor del satélite también fue el peor pagado de la tripulación. En aquel momento su salario anual era de US$17 mil 147.

La tarea que más veces repitió durante su preparación fue el encendido de los motores que activó para que Apolo 11 pudiera emprender su viaje de regreso de la Luna a la Tierra.

Edwin “Buzz” Aldrin

Nació en Glen Ridge (Nueva Jersey) el 20 de enero de 1930. Estudió en la Academia Militar de Estados Unidos en West Point (Nueva York), donde obtuvo un grado en ingeniería mecánica.

Fue piloto en Corea: condujo 78 vuelos y lo derribaron una vez. En 1955 empezó a trabajar en un centro de investigación y de ahí pasó a la Estación de Vuelos de Gran Velocidad de la NASA en California. Participó en la misión Gemini 12.

Se casó con Jean Ann Archer, en 1954, madre de sus tres hijos, James Aldrin, Janice Aldrin y Andrés Aldrin Su familia fue la única de los tres astronautas que vio el lanzamiento en Cabo Kennedy.

En público, solía parecer tímido o nervioso e incluso tartamudeaba. Casi no escuchaba música y en su tiempo libre piloteaba planeadores. Cada vez que podía visitaba el Museo de la Fuerza Aérea de Dayton, en Ohio, para aprender sobre aviones antiguos.

Aprendió a volar aviones a los 16 años y tuvo licencia de piloto antes que registró para manejar un auto. Un maestro suyo de la secundaria reveló que desde pequeño estaba obsesionado con la Luna.

“Buzz” Aldrin pisó la Luna nueve minutos después que Armstrong. Como miembro de la Iglesia Presbiteriana, Aldrin fue la primera persona en oficiar una ceremonia religiosa en la Luna. Después, pidió por radio a la Tierra un momento de silencio para la contemplación y comulgó, con lo cual también pasó a ser el primer ser humano en consumir comida y bebida en la Luna.