Domingo 22 DE Septiembre DE 2019
Domingo

La economía del Triángulo Norte, un obstáculo para frenar la inmigración ilegal

México acordó poner un alto al paso de migrantes centroamericanos hacia territorio estadounidense. Su promesa puede tener varios tropiezos.

Fecha de publicación: 16-06-19
Elementos del Ejército patrullan Tapachula, Chiapas.
Por: Silvia Olvera, Marlen Hernández y Sergio Lozano Agencia Reforma

Los esfuerzos a los que se comprometió México para frenar el flujo ilegal de migrantes de Centroamérica que llegan a cruzar la frontera de EE. UU. enfrentan un obstáculo mayor: los pobres ingresos de los habitantes de la región.

Si no se mejoran sus condiciones económicas no parará tal tráfico de personas, ni siquiera con los aranceles con los que sigue amenazando Donald Trump a México, en caso de que en la revisión en los próximos 45 días no vea avances para él favorables.

Un análisis el Instituto Peterson de Economía Internacional (PIIE, por sus siglas en inglés) señala que, en el caso de México, fue hasta que sobrepasó un PIB per cápita de US$8 mil al año, a partir del 2005, cuando su migración ilegal empezó a caer fuertemente.

En base a esa experiencia, apunta, a los países que forman el Triángulo del Norte –Guatemala, El Salvador y Honduras– les tomaría muchos años desincentivar su migración ilegal a EE. UU.

Tomando en cuenta sus respectivos ingresos por habitante en lo que va del Siglo 21, de acuerdo con datos del Banco Mundial y el FMI, y calculando sus tasas medias de crecimiento anual, les tomaría 10, 20 y 25 años, respectivamente, de acuerdo con una estimación de EL NORTE.

En el 2018, el PIB per cápita de Guatemala fue de US$4 mil 580, el de El Salvador de 3 mil 920 y el de Honduras de 2 mil 520. El de México resultó de unos US$9 mil 810.

“Los países del Triángulo del Norte todavía tienen un largo camino para alcanzar a México”, sostiene el PIIE.

Cifras del departamento de Aduana y Protección Fronteriza de EE. UU. (CBP, por sus siglas en inglés) muestran que mientras en el 2007 la detención de migrantes mexicanos ilegales en la Unión Americana (809 mil) multiplicó por 15 la de nacionales del Triángulo del Norte juntos, pero el año pasado fue a razón de 155 mil contra 226 mil.

El PIIE indica que para acelerar la tasa de crecimiento en Guatemala, El Salvador y Honduras se necesitan intervenciones políticas e importantes inversiones en infraestructura, conectividad y educación.

También enfrentar desafíos como tráfico ilícito de drogas, violencia de pandillas, el fortalecimiento de la gobernabilidad, un mejor Estado de derecho y acciones contra la corrupción.

Por lo pronto, la revisión en 45 días de los resultados en materia de migración que hará EE. UU. a México, con amenaza de aplicar aranceles en 90 días si los resultados no son favorables, está prolongando la incertidumbre en círculos empresariales.

“Existe la posibilidad de que aún con TLC y OMC se tomen decisiones unilaterales por parte del Presidente de EE. UU. argumentando seguridad nacional”, advirtió Eugenio Martínez, presidente del Consejo Mexicano de Comercio Exterior Noreste.

Luis Aguirre Lang, presidente de Index nacional, dijo que por un lado es entendible la negociación y el plazo para el tema de migración, pero por el otro sigue generando incertidumbre y no abona al ambiente de confianza a la inversión y al desarrollo económico.

Citibanamex señaló que el riesgo de que EE. UU. continúe amenazando a México y a otros países con medidas proteccionistas permanece y esto seguirá pesando.