Domingo 5 DE Abril DE 2020
Domingo

Community Colleges: educación superior accesible y de bajo costo en EE. UU.

El modelo de libre admisión y las matrículas tres veces menos costosas que las de una universidad que ofrecen los Community Colleges en Estados Unidos, es promocionado como una opción para atraer a estudiantes internacionales.

Fecha de publicación: 28-04-19
Por: Luisa ParedeselPeriódico

EE. UU. cuenta con 1,051 community colleges, pero son poco conocidas a nivel internacional.

Un considerable número de Community Colleges o colegios universitarios de EE. UU. está saliendo a otros países a reclutar estudiantes en ferias de educación y a ofrecer sus programas para quien quiera estudiar en el extranjero, sin por esto pagar grandes cantidades de dinero.

Las instituciones que forman parte del sistema de educación superior estadounidense, otorgan títulos de grado asociado en Humanidades y Ciencias, por un tercio del valor de la matrícula en una universidad.

Sus programas de dos años permiten a las personas obtener los cursos necesarios para hacer una transición a una carrera de licenciatura. Además, ofrecen cursos técnicos de corta duración, diseñados para preparar a la fuerza laboral.

Existen 1,051 colegios universitarios en EE. UU. pero son poco conocidos a nivel internacional. Sin embargo, el modelo que tiene como filosofía el libre acceso y un servicio a las minorías aparece como “el secreto mejor guardado” del país para atraer a estudiantes.

Caída en inscripciones

Estados Unidos es el anfitrión número uno de estudiantes internacionales, un grupo que contribuyó con más de US$42 billones a la economía durante el ciclo escolar 2016-2017, de acuerdo con el Departamento de Comercio.

Sin embargo, el país enfrenta problemas para atraer a más personas y las inscripciones de extranjeros se redujeron por tercer año consecutivo. El reporte anual Open Doors, realizado por el Instituto Internacional de Educación (IIE), indica una disminución de 6.6 por ciento.

El estudio revela que los estudiantes manifestaron tener dificultad para pagar la matrícula y los gastos de vivienda y alimentación, así como obstáculos para obtener una visa. El clima político y social de EE. UU. fue otro de los disuasivos señalados.

La coyuntura del país y la sensación de no sentirse bienvenidos son factores para la disminución de los estudiantes internacionales, debido a que los debates públicos sobre los inmigrantes afectan su percepción de seguridad personal y provoca relaciones raciales tensas.

Los estudiantes internacionales, representan el 8.6 por ciento del alumnado de las community colleges.

Todos entran, no todos se gradúan

Los colegios universitarios se caracterizan por permitir el acceso a cualquiera persona. Esto significa que los estudiantes no pasan por un proceso de admisión basado en su rendimiento académico y sus resultados en pruebas de aptitud.

LaRita Campbell, representante del Buró de Educación y Asuntos Culturales del Departamento de Estado,  señaló que este modelo permite el acceso a las minorías y grupos históricamente discriminados.

“Esto reduce las barreras al acceso a la educación superior en formas que nos enorgullecen porque se convierten en una oportunidad para la clase media de obtener un título universitario”, señaló la funcionaria.

No obstante, esta característica ha sido interpretada por algunos como una señal de que los colegios universitarios no tienen prestigio. Stacey Bustillos, directora asociada del Programa de Educación Internacional de Northern Virginia Community College (NOVA), explicó que al igual que las universidades, son evaluados por el Consejo para la Acreditación de la Educación Superior (CHEA, en inglés).

Dicha agencia se encarga de verificar que la enseñanza en dichas instituciones cumple con niveles de calidad. “Es fácil ser admitido pero no es fácil graduarse. Nuestros estándares académicos no son bajos”, señaló la representante del centro educativo más grande del Estado de Virginia.

EducationUSA en Guatemala, recibe aproximadamente 500 solicitudes de información al mes de personas interesadas en estudiar en EE. UU.

Costo de las universidades en EE. UU.

El alto costo de las universidades de EE. UU. es una las razones que aleja a los estudiantes internacionales, que pagan una matrícula “out of state” (fuera de estado), cuyo valor aumentó, desde el 2012, en un 20 por ciento para las universidades públicas y un 27 por ciento para las privadas.

Según datos del Departamento de Educación, el costo promedio actual es de US$24 mil 900 y US$29 mil 500 respectivamente. Mientras que en las instituciones élites como Harvard, Stanford o Columbia los precios superan los US$50 mil.

A pesar de que existen varios programas de becas disponibles para extranjeros, el informe Open Doors señala que aproximadamente el 65 por ciento de los estudiantes internacionales, recibe la mayoría de sus fondos fuera de EE. UU. por parte de sus familiares, gobiernos u otras universidades.

En los colegios comunitarios la matrícula tiene un valor entre U$3 mil 600 y US$5 mil. Los estudiantes internacionales también tienen que incluir los gastos de alojamiento, debido a que estas instituciones no cuentan con dormitorios para sus alumnos. Dependiendo de la ciudad, la inversión para este rubro es de aproximadamente de US$1 mil mensuales.

Los estudiantes internacionales, contribuyeron US$42 billones a la economía de EE. UU. en 2017.

Extranjeros en las Community Colleges

Los estudiantes internacionales representan el 8.6 por ciento del alumnado de las Community Colleges, con 94 mil 562 personas inscritas durante el ciclo escolar 2017-2018. China es el país con más presencia de estudiantes, seguido de Vietnam, Corea del Sur, Japón y México. De Latinoamérica también se encuentran en el top diez, Brasil y Venezuela.

Respecto a Centroamérica, el portal de Open Door no registra datos de estudiantes de Guatemala, Honduras, Nicaragua ni Costa Rica; siendo El Salvador el único de la región en aparecer en el listado.

Vilma Fuentes, vicepresidente asistente de asuntos académicos de Santa Fe College ubicada en Gainesville, Florida, señaló que los estudiantes internacionales todavía prefieren asistir a una universidad porque no saben que existen los colegios universitarios o no tienen claro cómo funcionan. “Algunos las confunden con las escuelas vocacionales o técnicas, pero eso solo es una parte de lo que hacemos”, señaló Fuentes.

Estudiantes guatemaltecos

EducationUSA en Guatemala, una red del Departamento de Estado que promueve la educación superior de EE. UU. en el extranjero, atiende aproximadamente 500 solicitudes de información al mes.

Pero algunos estudiantes no terminan el proceso debido al alto nivel competitivo para aplicar a una universidad. Temen no aprobar los exámenes estandarizados, según explicó Marcial Díaz Mejía, director del centro. El tema financiero es otra de las preocupaciones de los guatemaltecos, debido a que algunos buscan una beca completa pero no cuentan con las calificaciones y el nivel de inglés requeridos.

Díaz Mejía explicó que el número de estudiantes que se interesan por las Community Colleges es menor porque no es un sistema conocido y no existe un equivalente en el país para compararlo. Sin embargo, los colegios universitarios son presentados como una opción a los estudiantes que se avocan al centro.

Por su parte, Gabriel Biguria, presidente de Empresarios por la Educación, señaló que en Guatemala la deserción escolar todavía es un grave problema y los jóvenes apenas completan el nivel diversificado y la educación universitaria no es una opción para la mayoría.

Biguria agregó que estudiar en el extranjero y competir con personas de otros países, es sano para la preparación profesional de un universitario y existen varios programas de becas para guatemaltecos. “Es importante ir pensando en la educación como una inversión a futuro. Guatemala necesita valorar más la educación. Existen opciones y en Estados Unidos hay muchas”, agregó.

“Dreamers”

Las autoridades estadounidenses son claras en exigir que los estudiantes internacionales que deseen estudiar en el país obtengan una visa. Pero existen muchos migrantes o hijos de migrantes latinoamericanos conocidos como “Dreamers”, cuyo acceso a las universidades todavía crea polémica en algunos Estados.

Por ley, las escuelas públicas de EE. UU. no pueden negar la inscripción a un menor con base a su estatus migratorio. Sin embargo, no existe un acuerdo federal que garantice a los “Dreamers” el derecho a la educación superior.

En Alabama se intentó aprobar una legislación que permite a las escuelas verificar el estatus migratorio de sus alumnos, pero fue suspendida parcialmente por una corte federal. En Carolina del Norte solo las personas con un estatus legal pueden inscribirse en las universidades financiadas por el Estado y su acceso en las instituciones privadas queda a consideración de cada centro educativo.

En otros estados, como Florida, los jóvenes que hayan estudiado al menos dos años de secundaria en una escuela pública, son tratados como alumnos locales en las universidades y no pagan una matrícula “out of state”.

Las personas que no recibieron educación en el sistema público de Florida, tienen acceso a diferentes programas, como cursos de inglés, explicó Vilma Fuentes de Santa Fe College. “Pueden inscribirse a esos cursos y no les pedimos ciudadanía”, señaló la profesional.  

Títulos universitarios
> Un 56 por ciento de los guatemaltecos que estudia en EE. UU., está inscrito en programas de Licenciatura, un 14 por ciento participa en cursos de Maestrías y un siete por ciento de Doctorados.

Estudiantes guatemaltecos
Los guatemaltecos representan un 0.9 por ciento del total de estudiantes internacionales en EE. UU., con 1,245 alumnos inscritos en el ciclo escolar 2017-2018. Del Triángulo Norte, es el país con menos alumnos en el extranjero.