Viernes 19 DE Abril DE 2019
Domingo

Mi voto te bota

Fecha de publicación: 10-02-19
Por: César A. García E.

Los cambios a la Ley Electoral y de Partidos Políticos dieron como resultado que el “voto nulo” ahora cuente… en algo; al resultar ser más del 50 por ciento de los votos computados, las elecciones deben repetirse. Desde un punto de vista práctico, basado en la frustración que genera el actual proceso electoral que tiene en común –con todos los anteriores– la posibilidad de asistir a las urnas a “votar” más no elegir, en lo que concluyen muchos indignados con razón –como siempre– es en no asistir, en señal de protesta o por el simple desdén que causan los roñosos impresentables en contienda… muchos de ellos “compadres hablados”, entre sí.

Quienes han manejado –desde siempre– los hilos del poder real, estructuraron un seudo democrático modelo viciado –desde sus entrañas– para Guatemala. Los contribuyentes honrados, la gente de trabajo digno, quienes producimos empleo e invertimos nuestra vida en hacer las cosas, lo mejor posible –sin llegar nunca por supuesto ni cerca de la perfección– estamos excluidos del derecho constitucional de “ser electos”; también se nos excluye del derecho constitucional de “elegir”, porque “opciones” a las que tenemos acceso, provienen –justamente– de quienes ni tributan a cabalidad, ni trabajan dignamente, y menos han invertido su vida en hacer las cosas de forma correcta. Eso sí, Usted los puede ver, conduciéndose siempre con escolta y suntuosos vehículos, en una fatua existencia del jet set que, para quienes hemos trabajado durante décadas… resulta inexplicable. ¿De qué viven los recurrentes candidatos y legendarios politiqueros guatemaltecos?

Pese a esta realidad, mucha gente buena, esforzada y con principios, cree que, adhiriéndose a alguno de estos grupos de politiqueros marrulleros, logrando dirigir un ministerio, enquistándose en una secretaría, o financiando mafiosos porque –creen– “son de derecha o de izquierda”, están “haciendo patria”. La discusión ahora –desde el sector más valioso de la economía… los emprendedores– es que “hay que evitar que llegue la izquierda”. Hasta hace una semana -la “temida”- izquierda que “amenaza” a muchos, con la idea de convertir a nuestro pobre país en Cuba…  esta estaba encarnada, según creían muchos (yo no) en Sandra, Thelma y algunos micro partidos que han logrado –incluso– usar a personas bien intencionadas y competentes como Manuel Villacorta, para meter diputados y fraccionar el voto. Esta visión de “izquierda” era bastante miope, pues es obvio que Sandra ha bailado siempre al son que le toquen; es “amiguis” de larga data, de varios de los vistosos “arrepentidos” y ha sido favorecida por la preferencia de estos. Ello desde las pasadas elecciones, donde al final se decantaron por A-Morales, sin dejar del todo desamparada a la expresidente de facto… “por si las moscas”. Esta candidata, junto a sus esbirros, es la esencia de la politiquería más barata en argumento y onerosa para el pueblo.

El circo lúgubre de las elecciones, se ponía cada vez más aburrido; la gente se daba cuenta –al menos la minoría pensante– que los “presidenciables” estaban haciendo bulto, en su mayoría o sirviendo a tres o cuatro grupos de verdadero poder. “Había que poner salsa a los tacos”, para prestigiar al MP y CICIG que han estado bajo asedio, con el reproche –justificado– de no haber perseguido nunca –en serio– a la UNE. Todo daba lugar a sospechar que los dados estaban cargados, para favorecer a la “izquierda”, por medio de la reyerta vistosa, entre las ahora “archienemigas”… Sandra y Thelma. Así que, mientras la segunda está “aparada”, esperaron que la primera tuviese inmunidad, para “echarle los perros”… en el entendido –se puede especular– de que no dará tiempo a enjuiciarla y tiene permiso, “sin hacer campaña anticipada”… a hacerla, y de hecho no perdió oportunidad y empezó a despotricar, públicamente y con la “bendición” de los medios de comunicación, contra su virtual rival, y de una vez, se declaró enemiga de  la lucha anticorrupción, la CICIG y el MP. ¿Resultado neto de la jugada? Hasta ahora levantarles el perfil a ambas, el inicio de la campaña que relega –como estaba previsto– a todos los demás, a tercero, cuarto o quinto plano. La denegatoria a Zury y la persecución a otros partiditos de pacotilla, solamente abona en la “legitimidad” falsa del proceso que se desea “vender” como pulcro, plural y esperanzador.

Estoy seguro de que el circo… llegará con éxito y que los cerebros “más brillantes”, líderes de opinión y analistas, invitarán al voto. Explicarán –como siempre– que participar es hacer patria, ensalzarán el viciado evento y la gente –en su mayoría– se creerá el cuento y esperará –nuevamente– “peras del Olmo”… el grupo de la miseria (la mitad de los chapines), resultado del timo, se expandirá y el 50 por ciento de nuestros niños seguirán perdiendo su cerebro, en medio de la “democracia” fallida.

Usted como pensante –por quienes ama– pare un momento y piense; no compre las entradas al circo, escuche a su conciencia, atienda a sus principios y si logra sentir el tufo  de la vieja carpa del continuismo… lo cual sin duda ocurrirá, piense en dejar un legado de dignidad y coherencia a los suyos. Estoy decidido a votar nulo, importándome muy poco si logramos ser más del 50 por ciento quienes repudiemos este sistema, porque ante la indefensión… nos queda al menos demostrarles –a títeres y titiriteros– que estamos hartos. ¡Piénselo!

 

Etiquetas: