Miércoles 23 DE Octubre DE 2019
Domingo

Cosas que debe notar sobre las “elecciones”

Fecha de publicación: 27-01-19
Por: César A. García E.

1.
No son todos los que están, ni están todos los que son: Aunque veintidós partidos podrían inscribir candidatos, estos días es de jaleo, negociaciones y pactos, para lograr postular a quien “convenga”, de acuerdo a la agenda que manejan, no más de cuatro grupos del poder real. Además, el tamiz de la Embajada es un tema que podrá superarse antes del cierre de inscripciones o después… el Supra Poder, tiene cosas más importantes que atender que a una fracción inviable de su patio de atrás; ejemplos: Siria, Rusia, Israel, China, México, Nicaragua, Venezuela, etcétera. Otra “pre eliminatoria”, antes del cierre de inscripciones, se llevará a cabo en la CC.

La pluralidad de opciones es aparente: Las “marcas” participantes, muchas vendiéndose como “nuevas”, o “nueva política”, mayoritariamente son grupos reciclados de los mismos de siempre. Es como cuando una empresa cambia su identidad corporativa, pero la directiva y accionistas permanecen invariables; los múltiples partidos –no son necesariamente opciones– son “competencia creada” para evitar competencia real o limitar ésta. Sería la estrategia de un monopolio, ante una ley Antimonopolio… ni más ni menos. Una estrategia común y la política bananera, no es más que eso… marketing común, aunque con mucha cizaña. Observe la trayectoria de secretarios generales y grupos de poder al interno de los “nuevos” partidos.

3.
Los dueños de las marcas “nuevas” buscan el continuismo: Si analiza la oferta presidencial, encontrará de todo: oportunistas, corruptos, traficantes de influencias, cándidos, tontos útiles remunerados y ad honorem. La mayoría de ellos saben –a ciencia cierta– que van a perder y no tienen opción alguna de ser electos, pero cumplen con dos funciones: a- Fraccionar el voto “ideológico”, pues saben que, a los guatemaltecos, poco les importan los principios y la capacidad, pero mucho las fatuas “ideologías”. b- Lograr meter diputados, a partir de los pocos votos que se alcancen (en conjunto serán muchos “representantes del pueblo”); ya en el Congreso, aunque con diferente color de corbata, lograrán “graciosos” consensos a favor de la corrupción y en detrimento de los contribuyentes… como siempre. Con este modelo, el continuismo está garantizado.

4.
Hecha la ley, hecha la maña: Ante las modificaciones poco claras de la ley Electoral y de Partidos Políticos, los roñosos de siempre, optaron por diversificar la oferta, con distintos rostros y variopintos colores… algunos de ellos no saben los están usando y otros gustosos participan por sus “cinco minutos de fama”. Con ello no rebasarán el techo de campaña y mantendrán control. El modelo es parecido, al de una licitación amañada, donde participan “muchos oferentes” para cumplir con la Ley de Compras y Contrataciones, pero varios son perdedores voluntarios, para que gane el que les paga por participar.

5.
Los descerebrados son útiles en la pervertida democracia bananera: Guatemala ha mantenido por décadas a la mitad de sus niños, menores de cinco años, en un estado inhumano de desnutrición crónica; peor que nosotros solo Yemen y Afganistán ¡ni Haití! Ello les evita lograr un desarrollo cerebral y cognitivo normal; se convierten en jóvenes con magra formación académica y adultos con serias limitaciones, lo cual les impide prosperar. En esa vorágine de cadena perpetua, por lesión cerebral irreversible, son presa fácil de los oportunistas. La mitad de los votantes –podemos inferir– no tienen capacidad de discernimiento y por ende serán manejados por quienes les interesa que permanezcan en esa condición… los políticos marrulleros y sus siniestros amos. De esa cuenta, ni la idoneidad, ni la seriedad, ni la propuesta, ni la integridad, son requisitos válidos para poderse postular –con posibilidades de ganar– en esta democracia viciada.

6.
Sucios vasos comunicantes: Los poderes reales –detrás de las marcas partidarias– han colocado a sus peones, en sitios estratégicos, para que no se les cuele ningún “indeseable”, entendiéndose como tal, a todo aquel honrado y competente que no sea manejable, de acuerdo a sus intereses. Ello es obvio, al notar que existen pre-nominados a puestos “clave” para participar, aunque sea para perder que se repiten en varios partidos políticos. Es una suerte de “elecciones primarias” al interno de cada grupo que consiste en el veto o V.º B.º de quienes tienen el poder real. Muy evidente la participación de los “Portillistas” en varias agrupaciones “nuevas” y viejas, así como la influencia de los “Sandristas”, en otras que están usando, para fraccionar el voto de su competencia real. Además, están los “nuevos” grupos “anticomunistas” e “impolutos instantáneos” que no se ponen de acuerdo… pero están orientados a apoyar –simultáneamente– a Sandra, Thelma o Zury (si es que todas corren y si no tienen “repuesto”) siendo mucho más torpes que los Portillistas y Sandristas, para operar.

7.
El supra poder tendrá la última palabra: Este sufrido –para nosotros– experimento llamado Finca Guatemala, ha avanzado a fuerza y empujones… caminando –claro está– hacia el abismo, ello exacerbado por el grotesco lío al interno de los EE. UU., entre demócratas y republicanos. El Supra Poder sabe –de sobra– que el proceso del experimento es tormentoso para los ratones de laboratorio (ciudadanos honrados ignorantes y “pensantes”) que resultan acosados, asustados, sometidos, inyectados, aturdidos y reciben choques eléctricos constantemente. Se trata de una prueba de estrés –al máximo– cuyo resultado es pavorosamente predecible: “Los ratones encuentran como solución, las elecciones de junio y están convencidos que hay diversidad de oferta y votarán por quien tenga más presencia publicitaria” ¿Adivinen quién? Pues la UNE que –según los “rectores de conciencias”– es el “único partido que no recibió financiamiento ilícito, es transparente, el guía moral de la sociedad y ejemplo a seguir”. Hoy ese partido, tiene influencia determinante en el Congreso, pese a que sus más vistosos actores son sinvergüenzas; tiene presencia publicitaria nacional, pero, además, ha gobernado, su reconocimiento de marca es indiscutible y A-Morales hizo tan mal gobierno, que existen –entre las masas– muchos arrepentidos de no haber votado por Sandra. La única opción –real– que existe para que no gane, es que ocurra un –nunca incidental sino bien orquestado– “Efecto Baldizón”, extremo en el que el Departamento de Estado, tendrá la última palabra.

Lamento informarle preciado lector, estamos –otra vez– frente al apestoso circo, cuyas vigas están constituidas por corrupción, continuismo y una falsa lucha ideológica que solamente busca: fragmentar, dividir, destruir y causar zozobra, para que –alienados por la desinformación– acudamos a las urnas a votar “por la derecha o por la izquierda”, más no a elegir. El desenlace, será la renuncia obligada de Guatemala –forzada por el Supra Poder– al modelo seudodemocrático que no funcionó. Caminaremos, hacia el abierto control global a distancia, hacia la planificación foránea que no necesariamente buscará aliviar los rezagos humanos del país o la prosperidad… pero si disminuir la emigración masiva, desde la tierra de la sangre, impunidad, el malinchismo, las maras… y la marimba. Quizá será menos malo que seguir creyendo que imbéciles y apátridas locales, están a cargo ¡Piénselo!