Jueves 13 DE Diciembre DE 2018
Domingo

Cero Aprendizaje

Fecha de publicación: 02-12-18
fotoarte Jorge de León > El periódico Por: César A. García E.
Más noticias que te pueden interesar

Perdidos en los setentas, atados a mil pasados, van paseando los chapines… casi siempre atolondrados. Pensantes muy distraídos, sin siquiera percatarse de lo que nace en la transa, la impunidad y el pesar… lo que debiera causarles frustración y malestar. Muchos con tus atavismos de derechas y de izquierdas, celebrando a impresentables, aplaudiendo a los farsantes que –a costa de nuestro esfuerzo– hacen leyes, las retuercen, sobornan, ríen, se burlan… fomentan la malandanza, la admiración del cinismo, mientras queda demostrado, el pudor y la decencia, la hidalguía y la prudencia… son virtudes del “pasado”.

Con sonrisas y con brindis, guatemaltecos de bien… celebran que gane el malo; regresan doscientos años, creen que nada ha cambiado, están seguros y alegres, porque se fue el colombiano y adulan al presidente, porque es un ícono “enorme” del integralmente enano. La derecha “sobrevive” –comentan los entusiastas– los izquierdistas aviesos, las siniestras amenazas de la ley para intocables, del rigor para el traidor, del castigo al decadente, al protervo e indecente… “ya pasó”, ¡oh que alegría!… síganse hartando los coches y reine la algarabía.

Pero la verdad es otra… el retroceso evidente, por validar lo decente y sancionar lo torcido, solo es una tregua boba, donde nadie ganará. No ganaremos –al menos– quienes siempre tributamos, competimos, trabajamos, nos caemos, levantamos y –sin treguas ni reproches– simplemente nos cansamos. Esos “burros” –los honrados– quienes, a base de impuestos, pagamos mediocridades, venganzas, ambigüedades, idiotez y necedades… ¿seguiremos aguantando? celebrando –ciegamente– que gana uno de los malos o a veces pierde un insano. ¿Cuál es la felicidad, cuáles son las ilusiones y a que viene la alharaca? Si el país se va al carajo, abundan las decepciones y es evidente el hedor a la prolífica caca.

Guatemala está muy lejos de ser país emergente, al contrario… sus niveles de subdesarrollo humano, sus presupuestos crecientes, para financiar corrientes, revelan que nos hundimos. No se engañe Usted lector, por nuestra hermosa ciudad, colmada de autos de lujo, que no lo pierda lo fatuo de edificios tan esbeltos y los centros comerciales, casi siempre atiborrados de paseantes que no compran, pero quieren “vitrinear” y andar un rato en familia, pero que no los asalten… aunque que vayan solamente a caminar y mirar.

No compare a su país, con México o Argentina, con Dubái, con Ecuador, con Perú, con Costa Rica, con la India o con la China. Nosotros vamos atrás, lo gritan las carreteras que parecen ser canteras de piedrín, laja o arena. Lo indican los niños pobres, rellenando agujeros a cambio de una limosna, lo exclaman los hospitales, colapsados y marchitos, donde no caben los niños… mucho menos los viejitos. Lo anuncia la impunidad de roñosos diputados que se engordan y solazan, mientras un millón de niños, en medio de la miseria, sucumben y se adelgazan. Serán adultos maleables, de muy corta inteligencia… y asistirán a las urnas a votar más no elegir… justo como Usted lo hace, usted que es educado, es pensante y estudiado… lo harán “al mejor postor”; quien ofrezca más mentiras, quien diga que es de “izquierda” y les prometa regalos, otros –como antagonistas, declarándose ignorantes de nuestra cruel realidad– votará por la “derecha”; el resultado al final, será el mismo que hasta ahora… tragedia, muerte y pobreza.

¿En serio sigue creyendo que la respuesta y progreso, la traerán mentirosos?, ¿En serio sigue pensando políticos reciclados, traerán las buenas nuevas y serán de pronto honrados?, Recuérdese de los transas que lucieron izquierdosos, ya hicieron sucios gobiernos, ya engañaron a granel, ya se enriquecieron crueles, del ardid y el oropel. Ahora los derechistas, ¿Qué tal nuestra colección de oferentes de empleo, seguridad y pasión? Otra bola de ladrones que se arreglan entre ellos, cubriéndose con chamarras que financiamos nosotros… claro los que tributamos, sudamos y nos cansamos. ¿Seguirá usted sin exigir credenciales en la vida de quienes quieren mandar?, ¿Es realmente una convicción confiar en ideologías? Lamento ser portador de una infausta noticia… Guatemala está urgida de valores y de hombría… lo demás es demagogia y asquerosa porquería. ¡Piénselo!

 

Etiquetas: