Jueves 15 DE Noviembre DE 2018
Domingo

¡~#$%@!*

Fecha de publicación: 05-08-18
Por: César A. García E.
Más noticias que te pueden interesar

El circo ya me ha colmado… y para ser muy sincero, estoy harto, mis impuestos lo alimenten, lo hagan grande, pero, además –muy cansado– que payasos y animales, se burlen –impunemente– de nuestra tragedia y males; dan ganas –no sé si a Usted– de sacarlos a patadas…  al que es cínico, al ladrón, al imbécil, al farsante, al patético bufón que viviendo como rey –de lo que no le ha costado– hace “leyes” y también, alarde en nuestras narices, creyendo somos tarados… y quizá tenga razón; le apuesta a la candidez, a la cruel pasividad, a los huecos aspavientos que –en medio de la tragedia– nos indignan solo un rato y luego estamos contentos. Contentos con la desdicha, con el hambre de los niños, contentos con los corruptos que crecen, se multiplican y son como cucarachas. Contentos con la miseria, con la sangre de inocentes, contentos con la pobreza, la farsa, la corrupción, la pérdida sin razón… de la virtud y convicción. Contentos -como si nada- solo viendo la charada, donde se yerguen idiotas vestidos de paladines, siendo sucios arlequines, iguales o quizá aún peores, de quien –memo– se disfraza… el obtuso que ofreció sería muy diferente, afirmando

–claramente– ser honrado y ser decente… y se aprendió su papel…  pero muy mal aprendido, intenta –quiere creamos– “rescatar la democracia”, se opone –obstinadamente– al foráneo que paciente, planea  desaforarlo… pero siendo incompetente, se opone –con mil argucias– en lugar de con decencia, con entereza y conciencia; su oportunidad perdió, se mareó con el poder, se dejó “titiritear”, su destino es el fracaso, la vergüenza y el pesar.

Los actores de este show a cargo de mis impuestos, son –todos ellos– siniestros, alguno con cara de bobo, “procurando” por su agenda, se burla de sus deberes, su “misión” es exhibirse, ser pronto otro candidato, agarrarnos de babosos y que paguemos gustosos, su estilo de vida y “recursos”, falsas “morales” sentencias, sus apariciones públicas… pendejadas e incoherencias. El payaso y el payaso… de eso se trata este circo, ambos salen “a pelear” con guantes de mil colores, se pegan trompadas necias, pero todas de mentiras, hartando a la concurrencia y dejando como estela, variopintos sinsabores. Pero esos ominosos, esos idiotas pedantes, se nutren de mi trabajo… y me resulta insultante. Debo yo de mantener al infausto contralor; vive de mí  el payasito y debo de complacerle –toditos– sus apetitos; debo también mantener, a ministros y asesores, al bar tender del Palacio, a fiscales y exfiscales, ávidos de teatro y cámara que buscan seguir viviendo –a través del triste circo– de mí esfuerzo y honradez; viven de policías que no dan seguridad, pago por “calcomanías” que son virtuales y encima, debo gastar yo mi tinta para poder imprimirlas; hasta el infausto Joviel es también mi “dependiente” y muchísimos como él, apátridas e indecentes. Pago el sueldo de abusivos, de sus amantes y esbirros… millonarias “cajas chicas” a la orden del “Congreso” y de esa partida de ratas que además debo aceptar, hagan leyes en mi contra y a favor de los corruptos que se vistan de deshorna, mientras que yo –sin falta y con sacrificio– hago cuentas  cada mes, para cubrir compromisos, también pago mis impuestos y las cuotas patronales; la educación de mis hijos, la seguridad de la cuadra, los seguros que son muchos, para cubrir –justamente– lo que este sistema indecente nos niega y no nos devuelve… en seguridad y salud. Además debo pensar que pronto seré incapaz de generar más ingresos y entonces debo prever, juntar “mi jubilación”… mientras que estos infelices se hartan frente a mis narices, tienen la vida resuelta: seguridad para siempre, autos que todos pagamos, jubilación decorosa y fortunas ilegítimas, crueles, sangrientas… viciosas. ¡Piénselo!

Etiquetas: