Lunes 12 DE Noviembre DE 2018
Domingo

En Unicar todo se hace como lo hacia el doctor Aldo Castañeda

El connotado cardiólogo infantil, responsable del ala pediátrica de la Unidad de Cirugía Cardiovascular de Guatemala (Unicar), se retiró de las intensas jornadas laborales en 2017, con 87 años. Sufre quebrantos de salud, pero eso no le impide estar al tanto de lo que sucede con los pequeños pacientes y los médicos que él preparó y capacitó. Los dos cirujanos que lo acompañaron en los últimos 20 años, los doctores Óscar Veras e Iván Vides mantienen la mística de trabajo, y tal como les enseñó el doctor Castañeda comienzan la mañana ante de las 6:00 horas, estudian los casos y programan las intervenciones quirúrgicas de la semana.

Fecha de publicación: 27-05-18
Fotografías de Alex cruz > Elperiódico Por: Claudia Méndez Villaseñor cmendezv@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

Aldo Ricardo Castañeda Heuberger nació Italia en 1930. Su padre Ricardo Castañeda, nacido en Guatemala, y su madre Isabel Heuberger, nacida en Nicaragua, decidieron brindarle una sólida formación. Cursó la primaria en Amalie Schule, en Múnich, Alemania, y el bachillerato en el renombrado Institute auf dem Rosenberg, uno de los más importantes colegios suizos. Desde niño fue un alumno aventajado y pese a que con su familia conoció de cerca los horrores de la Segunda Guerra Mundial nunca perdió la fe en la humanidad.

Por esa causa cuando su familia consiguió volver a Guatemala, el joven Aldo Castañeda, a instancias de su padre, se inscribió en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac). Las instalaciones estaban ubicadas en lo que hoy es el Paraninfo Universitario.

En las aulas universitarias consiguió pronto ganar el respeto de sus profesores por su disciplina y responsabilidad en los estudios. En 1958, obtuvo el título de Médico y Cirujano. Por ser el mejor estudiante de su promoción, obtuvo una beca en Cirugía General por la Universidad de Minnesota, que se convirtió en el centro pionero de cirugías de corazón a nivel mundial. En la Universidad de Minnesota, primero fue profesor asistente y luego profesor de Cirugía. “Fue una casualidad que el doctor Castañeda ganara la beca y que fuera en el hospital de Minnesota en donde comenzaran a realizarse con éxito las operaciones de corazón”, comentó el doctor Iván Vides.

Por esa razón, al concluir los estudios de la beca, el doctor Castañeda avanzó a la subespecialidad de cirugía cardiaca. Llegó a Minnesota en 1958 y trabajó en el hospital de la ciudad hasta 1972.

Ese año, el Hospital Infantil de Boston necesitaba a un especialista que sustituyera al doctor Robert Gross, jefe de Cirugía. Llamaron, entonces al doctor Castañeda porque era considerado el mejor cirujano cardíaco.

El doctor Gross fue colaborador del connotado doctor William E. Ladd, también del Hospital Pediátrico de Boston. El doctor Ladd se dedicó a la cirugía infantil desde 1918, luego de atender los heridos de una terrible explosión en Halifax, Nueva Escocia, en 1917.

El 16 de diciembre de 1917, dos barcos (uno cargado con municiones y otro con ácido pícrico, benzol y TNT) chocaron al ingreso del puerto de Halifax, lo que produjo una terrible explosión que se extendió 270 millas a la redonda.

Al menos, murieron 2 mil personas y otros miles quedaron con severas quemaduras y heridas. El apoyo humanitario corrió hacia Halifax, entre ellos, un cirujano de Boston, que dirigía la Unidad No. 5 de la Cruz Roja, era el doctor William E. Ladd. Luego de esta tragedia el cirujano dedicó su vida a la cirugía infantil.

Por esta razón, la Universidad de Harvard abrió una cátedra con su nombre. El doctor Gross fue primer profesor “William E. Ladd” de Cirugía Pediátrica en la Escuela de Medicina de Harvard y, a su retiro, la cátedra la ocupó el doctor Castañeda.

En el hospital infantil, el doctor Castañeda comenzó como jefe de la Cirugía Pediátrica y luego fue nombrado jefe de Cirugía. En los pasillos hospitalarios pasaría los siguientes 22 años de su vida. Hasta su retiro en 1994, con 64 años. En ese hospital fue recordado por sus conocimientos académicos y su capacidad administrativa y técnica, que reúnen pocos profesionales.

Pero, todavía tenía deseos de trabajar y en la ciudad de Genolier, Suiza, abrió el Instituto Aldo Castañeda en donde permanecería otros tres años. Ese fue su retiro definitivo. Entonces decidió volver al país.

Regreso a Guatemala

Acostumbrado a los quirófanos del Hospital Infantil de Boston y a la actividad académica del más alto nivel, a su regreso a Guatemala, en 1997, pronto reconoció que el país tenía un rezago en lo referente a los cuidados médicos de niños con problemas del corazón.

Descubrió con tristeza que los hospitales nacionales carecían de especialistas capaces de atender los casos. Los pequeños pacientes con insuficiencia cardíaca o malformaciones congénitas del corazón, morían, porque en Guatemala no había una cura, cuando en Estados Unidos, las cirugías de esa naturaleza, las practicaba el doctor Gross en la década de los cuarenta.

Fue por ello, que se puso a las órdenes del mundo médico nacional y comenzó a impulsar programas de cirugía pediátrica que atendieran problemas del corazón. El doctor Castañeda dedicó horas a desarrollar una unidad cardiovascular pediátrica, capaz de atender a todos los niños del país y que se convirtiera en un centro de referencia a nivel nacional, de Centroamérica y el Caribe.

En Unicar, encontró un lugar para impulsar el proyecto, pero las instalaciones había que equiparlas, amueblarlas y organizar allí la unidad infantil. Por esta causa fue creada la Fundación Aldo Castañeda, la cual se dedicó a buscar donativos que apoyaran la iniciativa.

Desde la Fundación, el doctor Castañeda hizo un llamado a sus estudiantes, quienes trabajan en diferentes hospitales en el mundo, amigos en el extranjero y a instituciones privadas guatemaltecas con la finalidad de conseguir los fondos y el equipo médico necesario.

Comienza el trabajo

Entre 1997 y 1998, con casi nada de recursos, sin quirófanos propios, personal sin entrenamiento y sin los instrumentos adecuados (el doctor Castañeda diseñó algunos de los que ahora se utilizan en sala de operaciones), el médico operó 70 niños. Pero, no podía solo y buscó otros cardiólogos y especialistas que desearan acompañarlo.

Hizo dos convocatorias, en la primera recibió entrenamiento el doctor Óscar Veras y en la segunda, el doctor Iván Vides. Los dos acompañaron al doctor Castañeda en los últimos 20 años. Los dos especialistas ingresaban al quirófano con él y en algunas ocasiones eran asistentes y en otras, él era, el doctor Castañeda, quien los asistía. “En ese nivel nos tenía confianza, pero para nosotros era demandante, porque estábamos con el mejor”, menciona el médico Vides.

La jornada comenzaba entre las 6:15 y 6:20 horas. Pasaba servicio, iba al encamamiento, asistía a las sesiones en las que se tomaban las decisiones sobre los casos. “Todos los días operaba”, recordó el doctor Vides. “Cuando comenzamos hacíamos unos 150 a 200 procedimientos al año, luego fueron casi 500”, señaló el especialista.

Con los años, creció el ala pediátrica de Unicar y hoy es centro de referencia a nivel nacional. El diagnóstico temprano de las enfermedades congénitas del corazón permite mejores tratamientos y con ello, una mejor calidad de vida a los pacientes. Hoy existe el programa de Ecocardiografía fetal que estudia el corazón del feto, por ejemplo.

Los especialistas sienten que tienen la responsabilidad de mantener ese legado y la obra a la que el doctor Castañeda dio inicio y forma. “Es un compromiso de todos, de equipo, de no bajar la guardia”, afirmó el doctor Vides.

A la fecha, 48 exalumnos del doctor Castañeda trabajan en reconocidos hospitales y son jefes de Unidades de Cirugía Cardíaca Pediátrica en el mundo: 19 en Estados Unidos; 16 en países de Europa; 4 en países de América Latina; 3 en Canadá; 2 en países de África; 2 en países asiáticos y 2 en Australia.

El doctor Castañeda recibió cuatro doctorados Honoris Causa por las universidades de Marseille, Francia; Padova, Italia, Del Valle de Guatemala; y de República Dominicana.

En una emotiva ceremonia, el doctor Castañeda se despidió de sus colaboradores de Unicar, el pasado 18 de febrero y el área cambió de nombre. Ahora se llama “Departamento de Cardiología y Cirugía Cardiovascular Pediátrica Doctor Aldo Castañeda”. Este fue su retiro definitivo.

Reseña

Aldo Ricardo Castañeda Heuberger nació el 17 de julio de 1930 en Génova, Italia. Sus padres fueron Isabel Heuberger y Ricardo Castañeda. Estudió la primaria en Múnich, Alemania, y el bachillerato en Suiza. En Guatemala obtuvo el título de Médico y Cirujano en la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac), en 1958.

 

Otros estudios

1958-1964 Postgrado de Cirugía, Cirugía General y Cardiotorácica, Universidad de Minnesota.

1963 Maestría en Bioquímica, Universidad de Minnesota.

1963 State Board, Universidad de Minnesota.

1964 Doctorado (Ph.D.) en Fisiología y Cirugía, Universidad de Minnesota.

1965 Diplomate American Board of Surgery.

1965 Diplomate American Board of Thoracic Surgery.

1972 State Board, Univeridad de Massachusetts.

1973 Maestría en Ciencia, Universidad de Harvard.

Distinciones en Guatemala

1957 Premio “Justo Rufino Barrios”, Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac).

1966 “Profesor Distinguido”, Universidad de Minnesota.

1972 Orden del Quetzal.

1973 Orden Atanasio Tzul.

2004 Orden del Quetzal, Primer Grado.

2008 Honoris Causa, Universidad del Valle de Guatemala .

1991 “Profesor Distinguido”, Universidad de Harvard.

2004 Premio Humanitario de la Fundación Mundial del Corazón.

EN CIFRAS

  • 411 artículos ha escrito el doctor Aldo Castañeda en revistas especializadas en Medicina. Asimismo es autor de dos obras.
  • 9 revistas de Cardiología y Cirugía Cardíaca en las cuales el doctor Aldo Castañeda ha participado como miembro del Consejo Editorial.
  • 43 sociedades profesionales internacionales ha considerado entre sus miembros al doctor Aldo Castañeda.
  • 22 veces el doctor Aldo Castañeda ha sido miembro honorario de sociedades profesionales y universidades.
  • 10 medallas ha recibido el doctor Aldo Castañeda por sus contribuciones al avance de la cirugía cardíaca pediátrica en Estados Unidos, Italia, España, Alemania, Inglaterra, Francia, Austria, Argentina, Venezuela, Nueva Zelanda y México.

* Con información que el doctor Castañeda concedió en anteriores entrevistas, así como de la Fundación Aldo Castañeda y del doctor Iván Vides.

Etiquetas: