Martes 20 DE Noviembre DE 2018
Domingo

Ejército Nacional o “Tropa Loca”

Fecha de publicación: 20-05-18
fotoarte: Jorge de León > Elperiódico Por: Jaime Barrios Carrillo
Más noticias que te pueden interesar

“Los militares (coroneles) que apoyaron con dinero al partido político ganador tienen asegurado su nombramiento como generales”.
Por Edgar Rubio Castañeda – Coronel de infantería (Desde el cuartel).

Cada día que pasa siento vergüenza ajena por lo que está haciendo el presidente Jimmy Morales y su Tropa Loca. Amigos militares me confirman, confidencialmente, el sentido de debacle y frustración que se respira en las filas castrenses entre oficiales honestos y profesionales. El Ejército con este “Comandante General del Ejército de Guatemala”, se ha convertido en una especie de Tropa Loca.

La alianza de Jimmy Morales con lo peor del sector militar, retirados o de alta, se hace cada vez más patente pero no resulta extraño si se piensa en quién es el coronel Edgar Ovalle, fundador del partido FCN, la banda que llevó a Jimmy al poder. El coronel Ovalle, alias Puñalito, se encuentra prófugo por la muerte de 589 guatemaltecos campesinos en la antigua base militar de Alta Verapaz.

La semana pasada, el cómico presidente nos sorprendió con la noticia de que había exonerado Q7.5 millones, que perderá el erario público, a una empresa de seguridad evasora de impuestos y dirigida por un exmilitar acusado de delitos de lesa humanidad por el caso de Creompaz.

Otros altos oficiales cercanos a Jimmy y señalados de delitos graves que van del asesinato y el narcotráfico al lavado de dinero, son el general Melgar Padilla, hermano de un cuestionado diputado del FCN, el coronel Ariel Salvador de León, segundo comandante regional de Occidente, en Quetzaltenango, sindicado de ser un colaborador principal de la Mara Salvatrucha (MS). Según los señalamientos del MP, este militar manejó Q14 millones y más de US$100 mil en diversas cuentas bancarias. Hace dos meses otro coronel, Otto Fernando Godoy Cordón, oficial de la Dirección de Personal del Estado Mayor de la Defensa Nacional fue arrestado en relación al hallazgo de una avioneta cargada de droga. A principios de mayo fueron arrestados por el Ministerio Público y con base a investigaciones de la CICIG tres militares retirados acusados de corrupción en la Industria Militar, aunque los hechos son anteriores al gobierno de Jimmy resulta chocante constatar que un cuarto militar con orden de captura es el coronel Carlos Geovani Mejía Girón, de alta y fungiendo como agregado militar de Guatemala en Brasil. Este coronel es acusado de presunta asociación ilícita, peculado y cohecho pasivo.

Vienen a la mente de nuevo los llamados “bonos militares” por los cuales se pidió el antejuicio del presidente Morales, pero fue protegido por el Pacto de Corruptos en el Congreso. Sin embargo, el general Mansilla exministro de Defensa de Jimmy y anteriormente del general Otto Pérez, ha sido ahora ligado a proceso por estos bonos y la mínima lógica jurídica indica que si no hubiera sido por el blindaje del Congreso Jimmy estuviera hoy procesado por el mismo delito junto al general Mansilla.

Según informaciones de prensa, se encuentran en proceso 30 oficiales por delitos diversos, incluyendo el delito de corrupción. Nunca antes en la historia reciente del país había sido el Ejército tan cuestionado por el comportamiento de militares procesados y bastantes guardando prisión. Lo anterior no implica, de ninguna manera, que toda la oficialidad sea del mismo calibre. Hay muchos, y creería que son la mayoría, que no ven con buenos ojos lo que está haciendo la Tropa Loca y su “Comandante General”. Recordemos la maniobra abusiva de ascender a generales de Brigada a 14 coroneles en diciembre del año pasado. Una decisión sin base técnica sino tomada únicamente para favorecer a sus amigos/aliados dentro del Ejército y al mismo tiempo dejar sin oportunidad a 60 o más coroneles que vieron así frustradas sus aspiraciones de obtener el grado de General por méritos y no por nepotismo presidencial. Y hay algo más: en marzo Jimmy decidió hacer cerca de 200 cambios en puestos militares dejando a muchos oficiales fuera de la institución, favoreciendo de nuevo a sus amigos/aliados vestidos de verde aunque dijera a dos voces con su ministro de Defensa Ralda que “eran cambios normales”. A mí eso de normales me recordó aquello que dijera Jimmy de que “la corrupción es normal en Guatemala”, en una conferencia de prensa en la televisión donde fue duramente cuestionado por un prestigiado periodista mexicano.

Las fuerzas armadas muestran más y más los impactos negativos de este estilo de mando que Jimmy aprendió en sus tiempos de la ‘Tropa Loca’. Se trata de decisiones y órdenes absurdas, de mentiras o verdades a medias, de manipulaciones mediáticas. Por ejemplo la reciente propaganda lanzada de que la Marina nacional y el Ejército habían incautado una gran cantidad de droga en un barco con bandera de Tanzania con tripulación de suramericanos. Se presentaron a la prensa fotos y comunicados pomposos que no correspondían a la realidad ya que fueron fuerzas de Estados Unidos las que en verdad realizaron la acción en aguas internacionales y después llevaron el buque a un puerto guatemalteco donde los militares nacionales se limitaron a inventariar la droga incautada por los norteamericanos. Otro ejemplo risible y bochornoso fue la condecoración que el fallecido alcalde Arzú, el gran aliado de Jimmy, le diera a los cadetes que dizque salvaguardaron el Pabellón Nacional de las hordas que protestaban en la Plaza de la Constitución. Una y otra vez he visto los videos y la propaganda a favor de Jimmy que entonces hicieron los canales abiertos del mexicano y su esposa prófuga. Es evidente que se trata de chusma pagada e infiltrada que destrozó una tarima y pateó sillas para dar la impresión que eran los manifestantes contra Jimmy. Este acto vandálico fue sin duda coordinado, en una escena los cadetes se retiran marchando con la bandera mientras los vándalos se hacen a un lado y continúan luego hacia la tarima a hacer destrozos. Ese fue el gran acto heroico de los cadetes. Curiosamente a los cadetes los pusieron de adorno en el reciente sepelio de Álvaro Arzú.

Recordemos el llamado “Día del Soldado Caído” en el Campo Marte. Jimmy Morales amparándose en sus militares anunciaba represalias contra la CICIG a través de la Procuraduría General de la Nación. También volvió a mostrar su ira por las acusaciones a su hermano e hijo que considera “políticas” y no un caso de delitos comunes de corrupción.

En definitiva, la historia recordará a Jimmy Morales como el peor Comandante General del Ejército, al cual ha puesto a fabricar pupitres, tapar hoyos, hacer desfiles y paradas militares sin contenido. Y no debe olvidarse las fugas de cuarteles militares que están sirviendo como presidios, al grado que el jefe de la CICIG, comisionado Iván Velásquez, ha recomendado que se cierren esas prisiones por falta de seguridad y exceso de privilegios.

Jimmy ha fallado en la dirección del Ejército, lo que no ha sido la excepción de su gobierno desatinado, irresponsable, fracasado e incapaz.

Etiquetas: