Jueves 19 DE Abril DE 2018
Domingo

Consulta popular y demagogia

Fecha de publicación: 15-04-18
fotoarte: Jorge de León Por: Jaime Barrios Carrillo
Más noticias que te pueden interesar

Belice ha sido una larga frustración para Guatemala. También una cuestión ampliamente incomprendida, en gran medida desconocida por la población guatemalteca. Se trata de una disputa producida por el colonialismo, tanto inglés como el español en sus confrontaciones mutuas y en la proyección e impactos de esos intereses coloniales confrontados en el territorio de Belice. El derecho a la libre autodeterminación de los pueblos es indiscutible, y lo tienen los beliceños, pero también el derecho a la soberanía territorial es un derecho de las naciones. De ahí que la materia del asunto es para el interés guatemalteco el de probar el derecho a la soberanía sobre parte del territorio de lo que es el Estado de Belice. Estos se haría en una instancia imparcial como la Corte Internacional de La Haya cuya sentencia es inapelable y vinculante.

Es un asunto que históricamente Guatemala ha manejado muy mal. No le podemos endilgar solo a Jimmy el tratamiento torpe del caso. El gobierno de Álvaro Colom y su errático canciller Haroldo Rodas, creyendo en la buena voluntad, buscó un arreglo con Belice que condujo a llevar el caso a la Corte de La Haya, siempre y cuando ambos países pasaran por una respectiva y aprobatoria Consulta Popular. Este proyecto de entrada estaba muerto para Guatemala pues Belice puede fácilmente, y más ahora con los cambios que introdujo en su legislación al respecto, obviar la obligación independientemente del resultado en Guatemala.

Antes el gobierno del auto golpista de Serrano Elías, escondido en Panamá a donde llegan a saludarlo ahora exmilitares y excomandantes guerrilleros, tomó la decisión de reconocer a Belice sin tomar en cuenta el diferendo territorial.

Llegamos por fin al domingo de Consulta Popular sobre Belice con información patética y manipulada y con fines personales propagandísticos. Además sospecha de inconstitucionalidad. Guatemala parece un país de mentiras con un Presidente que comenzó su período diciendo mentiras y continúa haciéndolo cometiendo errores, acompañado por el coro de su partido FCN y sus lamentables diputados/coroneles. El más ridículo y reciente exabrupto cometido por un miembro de esa pandilla lo hizo el diputado/coronel del FCN que improvisó una arenga de pobrísima retórica diciendo que votaría por el SÍ para que Guatemala recuperara Brasil. La filmación del risible incidente sucedió en pleno Congreso y se convirtió en viral en las redes dándole la vuelta al mundo. Risas aparte, constituye un hecho más entre muchos eslabones de la cadena de mal gobierno y malos legisladores del FCN y su cómico presidente, en el doble sentido.

Jimmy Morales por su parte se había levantado como un tiranuelo enojado de una entrevista televisada cuando Ana Lucía Mazariegos, en TV Azteca, con filo profesional lo acorraló con preguntas que demandaban respuestas puntuales y conocimiento que el señor Jimmy evidentemente no maneja. De nuevo un exabrupto que confirma el rasgo esencial de este gobierno y sus aliados legislativos: el autoritarismo irresponsable, es decir la pretensión de despotismo sin ilustración ni conocimiento.

En el Domo, utilizando grandes sumas de dinero, finalizó el periplo de Jimmy Morales para hacer causa con la Consulta Popular. Reunió a alumnos de establecimientos estales, maestros, empleados públicos y algunos cientos de acarreados que no sabían a qué llegaban. En su gira al interior para publicitar la Consulta Popular sobre Belice había recibido penosos abucheos, se había peleado verbalmente con una señora que le cuestionó el asunto de falta de medicinas y se enfrentó a gritos de micrófono con públicos que le criticaban el estado de las carreteras y otros asuntos prioritarios que afectan el funcionamiento del país y que no han sido resueltos sino, lo contrario, los ha empeorado el gobierno.

Abusar de la Consulta Popular con pretensiones populistas es inmoral. Pero el error fundamental que debe investigarse radica en saber si es delito, y por lo tanto causal de antejuicio, el hecho de que el Presidente de Guatemala haya hecho campaña con fondos del erario público por el SÍ en la consulta ya que el Acuerdo 278-2017 del Tribunal Supremo Electoral es muy claro en su Artículo 5o. que reza: “Queda prohibido usar recursos y bienes del Estado para divulgar información o a los ciudadanos votar en determinado sentido hacer publicidad que induzca a los ciudadanos a votar en determinado sentido”. No soy abogado pero para mí el presidente ha violado el Acuerdo del TSE y esto constituye una falta punible. Habrá que ver si llega un pedido de antejuicio.

En definitiva, el abstencionismo puede predecirse como grandísimo. El resultado será irrelevante y no se llegará nunca conjuntamente con Belice a La Haya. Jimmy Morales podría ser llevado a antejuicio y al final solo habrá gastado 300 millones en auto perfilarse y encima sin resultados.