Miércoles 14 DE Noviembre DE 2018
Domingo

La derecha toma nuevos aires en América

Tras años de gobiernos de izquierda, América Latina empieza a cambiar su rumbo político.

Fecha de publicación: 18-03-18
AFP > Luis ROBAYO
Más noticias que te pueden interesar

Agencias — Desde Centroamérica hasta América del Sur, poco a poco, los gobiernos conservadores abiertos a las políticas neoliberales se abren camino en las preferencias electorales de los latinoamericanos.

Analistas coinciden en señalar el fracaso de los procesos reformadores, la mala economía y la corrupción como algunas de las causas del cambio de preferencias de voto en los procesos de elecciones tanto para elegir nuevos mandatarios como para renovar legisladores.

El Salvador

A la crisis interna que sufre el gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) tras su derrota en las elecciones legislativas del 4 de marzo en El Salvador se están sumando voces de la sociedad civil y simpatizantes de izquierda que exigen a la cúpula de la exguerrilla que dimitan de sus cargos.

En las elecciones legislativas y municipales del 4 de marzo, el FMLN fue derrotado por su histórico rival de derecha, la Alianza Republicana Nacionalista (Arena), al ver reducido su número de escaños en el Parlamento y su participación en los gobiernos locales, incluida la capital.

Los críticos del mandatario, Salvador Sánchez Cerén, señalan sus “erradas políticas antipopulares y poco transparentes”.

Julia Evelyn Martínez, economista y académica de la Universidad Centroamericana (UCA), había advertido antes de las elecciones que el FMLN recibiría un “voto de castigo” por su incapacidad de resolver problemas apremiantes como la violencia criminal que hace de ese país uno de los más peligrosos de Latinoamérica .

El resultado de los comicios dibuja, por lo tanto, un cambio de tendencia de cara a las presidenciales que se celebrarán el año que viene. Así, muchos analistas consideraron que esta cita electoral fue como un referéndum sobre el actual gobierno.

Colombia

Los resultados de los comicios legislativos que se celebraron el 11 de marzo dejaron una fuerte tendencia hacia la derecha en Colombia, la misma que se opuso desde un principio a los acuerdos de paz entre el gobierno de Juan Manuel Santos y la ahora exguerrilla de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia).

El domingo la coalición de centro derecha con la que gobernó estos ocho años, y que fue mayoría en el Congreso, quedó rezagada frente al avance de los partidos de derecha.

La elección marcó el declive de la representación en el Congreso del partido oficialista y la pronosticada baja votación por el nuevo partido creado por la exguerrilla, la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, que guarda las siglas de la organización.

A entender por los discursos de los candidatos presidenciales de derecha, su mayor descontento radica en que los exmiembros FARC llegarán al Congreso sin haber pasado por esta justicia, es decir, sin haber sido juzgados y condenados.

Chile

El triunfo de Sebastián Piñera el 19 de noviembre en las elecciones de Chile en 2017 fue un nuevo éxito para la derecha latinoamericana, que en los últimos tiempos ha neutralizado el avance izquierdista que se vislumbró en las dos décadas pasadas.

El acaudalado empresario, de 68 años, prometió durante la campaña reactivar la estancada economía, crear 600 mil empleos de calidad, así como revisar las emblemáticas reformas tributarias, educacional y laboral del Gobierno de la socialista Michelle Bachelet, así como la despenalización del aborto en tres causales aprobadas.

Las elecciones de noviembre fueron un plebiscito a las reformas emprendidas por la socialista Bachelet. La presidenta trató de aprovechar su enorme popularidad para desmantelar el legado neoliberal de Pinochet en áreas clave como la educación, el sistema electoral, la Constitución, hizo una reforma impositiva y otra laboral y preparaba otra de pensiones. Y además aprobó la despenalización del aborto en tres supuestos, una reivindicación histórica. Pero muchas de esas reformas no sentaron bien en algunos sectores y eso, sumado a un escándalo que afectó a su nuera y a su hijo por presunto tráfico de influencias, empezó a devorar su credibilidad.

Contrastes

La derecha ya recuperó el poder en Argentina con Mauricio Macri mediante las urnas y en Brasil con el proceso que desalojó a Dilma Rousseff para colocar a Michel Temer, quien se afianzó pese a múltiples sospechas de corrupción.

Solo en Venezuela se entroniza la izquierda inspirada en Hugo Chávez, aunque en medio de una grave crisis económica y de múltiples cuestionamientos a su manera de ver la democracia. Las prácticas de Maduro también se denuncian en otros gobiernos de izquierda, como el de Nicaragua, donde se entronizó el caudillismo de Daniel Ortega, y el de Bolivia, donde Evo Morales busca su reelección.

“La población latinoamericana está enviando un mensaje tras sucesivos fracasos y crímenes de la izquierda en todos los países donde gobernó”,
Jair Bolsonaro, senador brasileño de extrema derecha a quien los sondeos ubican en segundo lugar en intención de voto para las elecciones.

Etiquetas: