Domingo 23 DE Septiembre DE 2018
Domingo

Respiración artificial

Fecha de publicación: 24-09-17
Ilustración Jorge Antonio de León > El periódico Por: Jaime Barrios Carrillo
Más noticias que te pueden interesar

El Congreso no salvó a Jimmy sino de nuevo se mostró la debilidad de ambos, esta vez con mayor hondura y evidentes signos de quiebre y derrumbamiento. La vez anterior Jimmy fue “salvado” por 104 votos y 25 en contra. Ahora, por segunda vez, es “salvado” simplemente porque no se llegó a la cifra requerida de 105 diputados, es decir tuvo 70 legisladores que ahora votan a favor de quitarle la inmunidad y 48 fieles del presidente. Tenemos, además, un presidente que no se atreve a dar la cara y se esconde de la prensa independiente. El mandatario se manifiesta por medio de un balbuceante vocero presidencial y con videos arreglados .

El Paro Nacional fue contundente. Le demostró al corrupto Hernández que no se trata de 20 twiteros, sino de cientos de miles de guatemaltecos que se cansaron de la corrupción. La presión y fiscalización social es ahora muy fuerte y seguirá. Con el “salvamiento” de Jimmy se confirmó que ya no puede haber máscaras, que los horribles rostros de la corrupción y las maniobras oscuras se han hecho evidentes para la población.

El gran perdedor es la ultraderecha y sus brazos espurios: Fundaterror, Veteranos Militares y otras malas hierbas. Un fantasma recorre la mente de estos fanáticos anticomunistas, el fantasma del comunismo. Ven pasar a los miles de manifestantes como bolcheviques malvados. Definitivamente no dieron resultado estos 20 twiteros pagados por estas fuerzas extraparlamentarias y sus jefes dentro del Congreso. El Paro Nacional demostró que la ciudadanía guatemalteca no ve más a la lucha contra la corrupción como comunismo o una cuestión ideológica que polariza. La única dicotomía es: o se está contra la corrupción o a favor de la misma. Muchos legisladores y el Ejecutivo han escogido abiertamente, ya sin máscaras, a la corrupción. El mal hilvanado discurso que le escribieron a Jimmy para leer en la ONU, donde anunció la obcecada intención de inmovilizar a la CICIG, confirmó el terror de las mafias que representa y su intención de mantener a toda costa el Estado de corrupción.

La población se ha concientizado que manifestar es un derecho y no una acción de comunistas. Es una opinión mentecata la dada por Jimmy sobre que él obedeció a lo dictado por la Corte de Constitucionalidad sobre el derecho a manifestar. Esto es un derecho constitucional Señor Presidente y si se presentó un amparo por la PDH fue por el temor a que hubiera provocaciones, como las hubo, y respuestas extralimitadas de las fuerzas de seguridad, que no sucedieron, al contrario. Preocupa, eso sí, la salida del ministro de Gobernación Rivas, con gran gusto de la ultraderecha, pues era un ministro que garantizaba un tratamiento democrático de la seguridad. Ahora a Jimmy, los militares y exmilitares que lo gobiernan junto a las mafias, tratarán de poner un equipo de represores con complacencia a esas mafias.

La población se cansó del mal gobierno en muchos campos: carreteras aunque el Ejército rellene hoyos, medicinas aunque se reciban donaciones de productos vencidos y educación aunque el Ejército haga pupitres.

En definitiva, esta segunda “salvación” de Jimmy es solo respiración artificial. Hay mucho de verdad en aquello de que se va al entierro de los amigos pero nadie se entierra con ellos. Bastará con una nueva petición fundamentada de antejuicio para que el Congreso protector de Jimmy le dé la espalda. La cuestión más probable es la del “bono de responsabilidad” dado por el Alto Mando del Ejército a Jimmy. Esto puede perfectamente terminar en los Tribunales. Sí, Morales en los Tribunales.

Etiquetas: