Domingo 23 DE Septiembre DE 2018
Domingo

Hoy “gaste” en el prójimo

César A. García E.

Fecha de publicación: 13-11-16
Ilustración PROPORCIONADA POR EL COLUMNISTA > El periódico
Más noticias que te pueden interesar

Hoy La Tribuna Principal del Campo Marte, estará pletórica de alegría, color e historia. Más de trescientos vehículos coleccionables, cuyos modelos están entre 1901 a 1980, se estacionarán –juntos–, para deleite de  miles de visitantes. Todo ello en un entorno festivo, con música de la época de los cincuenta, sesenta y setenta, con clima –totalmente–  familiar, sin bebidas espirituosas ni desórdenes de ninguna especie. Se trata de la 10a. Edición del Rock de los Carros, un evento que une a todos los que tienen gusto por los automóviles antiguos, tanto propietarios, como aquellos que disfrutan viéndolos.

El Rock de los Carros, no es una exposición más de automóviles, es –sin duda– sí, la reunión más importante de “las joyas” de cada propietario que se lleva a cabo en nuestro país;  la más grande muestra de vehículos de este tipo, en toda Centroamérica. Pero su importancia, trasciende  lo material, lo que se oxida, pudre  y degrada. Su importancia no estriba en lo caro o escaso que pueda ser un automóvil o en que sus propietarios se sientan ufanos, por poseerlos, o porque el suyo, es el mejor conservado,  restaurado o el más valioso; no se trata de  un concurso, ni se hacen distinciones por valor, precio y apariencia… están todos juntos, dentro de un mismo recinto. Se trata de ayudar a otros que no conocemos y que jamás tendrán ocasión de agradecernos, menos aún de tener un clásico o disfrutar del placer de compartir un hobbie… se trata de ayudar a quienes representan en su piel y en su almas, el trágico subdesarrollo humano que nos ubica –casi– como una nación perteneciente al  inframundo.

En efecto, esta actividad, tan colorida y única, presenta a los guatemaltecos la ocasión de pasar un domingo memorable, comiendo rico, escuchando buena música y en un ambiente inigualable. Cada quetzal que será recaudado –durante el evento– será usado, luego de pagar los costos asociados que son inevitables, para favorecer, aunque sea mínimamente a unos quinientos guatemaltecos de los grupos más vulnerables: niños en riesgo de desnutrición crónica, adultos mayores en estado de abandono y viudas desamparadas. Todos los ingresos, son a favor de Casa de Misericordia, entidad diáfana que canalizará el dinero que Usted gaste en el lugar, a través de sus cuatro capítulos de ayuda: 1- Hogar del Adulto Mayor en San Cristóbal, 2- Centro Nutricional en San Lucas Tolimán, 3- Programa de alimentos a familias pobres en Chimaltenango y 4- Programa de apoyo a viudas en Cerro de Oro, Sololá. Más sobre esta obra puede verlo en https://youtu.be/cl98OvA2cr0 y www.casamisericordia.org.gt

El evento es –en sus prolegómenos– un éxito; ha contado con el  apoyo irrestricto, básicamente todos los medios de comunicación a los que se les pidió auxilio publicitario gratuito, han apoyado también proveedores dando precios especiales y  generosos donantes; de igual manera el  vilipendiado Ejército de Guatemala, fue pródigo en prestar sus instalaciones, y el Ministerio de Cultura y Deportes también hizo su aporte, al proporcionar el  tener un decoroso acceso al evento y un parqueo cercano.

Mucha gente de buen corazón, sensible a la necesidad del prójimo, sabe que  Guatemala podría denominarse “El Supermercado de las necesidades”, ayudar aquí –para quienes tenemos en privilegio de contar con un techo y tres comidas calientes al día– es una obligación que no debemos seguir soslayando como nación, como ciudadanos, como seres humanos, como creyentes en Dios. ¿Qué puedo hacer? me preguntan muchos. Hoy le sugiero, tomar la decisión de invertir cinco minutos en ver el link de Casa de Misericordia, luego –si lo mueve– anímese a enfilarse hacia el Campo Marte, junto a la familia y gastar mucho, en un horario de 9:00 a 16:30 horas. No se fije en los precios, no ponga peros a nada… disfrute y gaste con liberalidad, porque su dinero, el que Dios le da la dicha de poseer, será simplemente bien utilizado; es decir, se divertirá… ayudando ¡Piénselo!, por allí nos vemos.

Etiquetas: