Domingo 18 DE Noviembre DE 2018
Domingo

Edwin Escobar, la obsesión por el poder

Al Alcalde de Villa Nueva le restan dos años para lanzar su próxima candidatura, y aunque dice no estar seguro si querrá la reelección en el municipio o peleará el camino a la Casa Presidencial, ya está preparando una plataforma política en el Congreso y en la Anam, que le aseguran conexiones importantes para lograr su objetivo en 2019.

Fecha de publicación: 13-11-16
Más noticias que te pueden interesar

Pavel Gerardo Vega • pvega@elperiodico.com.gt –Se califica como un emprendedor serial, un hombre ambicioso que ha logrado, desde su adolescencia llegar a la cumbre de todos sus proyectos. Edwin Escobar es un personaje que, paradójicamente con un bajo perfil, ha ganado protagonismo político en el último año.

La estrategia sigilosa del Alcalde ha sido impulsada con más fuerza desde el año pasado, un año de huracanes políticos que llevó a la tumba electoral a distintos personajes públicos como Manuel Baldizón, del casi extinto Libertad Democrática Renovada (Lider), el vehículo que Escobar decidió utilizar para llegar por segunda vez a la dirección de la Municipalidad del sur de la ciudad de Guatemala.

Un aspecto por el que ha sido severamente criticado, pues en la contienda de 2011 participó con Compromiso, Renovación y Orden (Creo) y durante el gobierno del Partido Patriota fue aliado de la administración presidencial. Su pragmatismo le adjudicó conexiones en diferentes facciones políticas, comparado con Arnoldo Medrano, exalcalde de Chinautla.

El mochilero en los asentamientos

Cuando Edwin Escobar se expresa después de un año de turbulencia política, lo hace con más reparo en sus palabras. Prefiere omitir algunas opiniones que ya había hecho antes, o negar otras que comprometen sus aspiraciones. Es cauteloso, pero no deja su personalidad ostentosa.

La historia personal de Escobar es la de un sujeto que lo ha tenido todo. Su padre, como empresario, le dotó a él y a sus hermanos de los lujos de la buena vida. Aunque, no solo les dio el pescado, también les enseñó a pescar. Es por esto que el joven Edwin se comprometió con la empresarialidad y destacó, junto a sus hermanos, en distintos negocios que le hicieron crecer aún más.

A sus veintitantos, ya Escobar conocía la dulzura de su propio esfuerzo. El Alcalde acepta que cuando manejaba las empresas que fundó, los montos para gastar en gustos personales no eran una preocupación. “Gastaba cientos de miles al mes”, recuerda.

Y así como se jacta de ser un hombre acaudalado, también lo hace sobre lo que ha conseguido en su carrera. Sus logros empresariales o haber sido el decano más joven de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Rafael Landívar, entre otras actividades.

Para llegar a la alcaldía utilizó su propio dinero para financiar su precampaña y su campaña. O tal vez el dinero del Estado que llegaba a Moticsa, S.A., pues, de 2006 a 2011 su compañía constructora fue beneficiada con Q311 millones, justo los años en los que el jefe edil reflexionaba sobre cómo entrar a la política y lo hacía en los espacios de la Gran Alianza Nacional (Gana).

Pero, fue en 2010 cuando la decisión fue tomada. Existían tres opciones, ser diputado, alcalde o Presidente. Y meditó que la mejor elección sería la Alcaldía de Villa Nueva, porque sus antepasados fueron fundadores de la ciudad.

Ese año comenzó con su proyecto. “Hice una encuesta que me costó Q150 mil. Dejé mis negocios, empaté con Salvador Gándara sin ser candidato. Lo empaté porque me fui a meter a los barrios, comiendo tortillas con sal, me fui a ser mochilero en los asentamientos, y toda la gente me pedía que fuera alcalde. Yo estaba haciendo escuelas, me gasté mucho de mi dinero haciendo obras. Nadie se imaginaba que yo me estaba preparando para ser alcalde”, dice.

Fue así como llegó a la Alcaldía, con una campaña disfrazada de altruismo.

La alfombra roja

Pero, la ambición de Escobar no se detiene con su ascenso a la Municipalidad. Aunque él es su propio operador y financista, no ha podido establecer un proyecto propio para lanzar cualquier candidatura. El año pasado no tenía partido, se desafilió de Creo y el PP no le ofrecía lo que Lider sí, la reelección. El Alcalde funcionaba con el partido naranja desde la corriente de Alejandro Sinibaldi, la ruta de Roxana Baldetti solo lo confrontó con esa línea partidaria, pues, según dice, no se plegó a las exigencias de la ex vicepresidenta.

A Escobar no le interesa mucho el medio, sino el fin.

– Creo defendió sus intereses, no los del país – dice.

– Pero, usted también está defendiendo sus intereses cuando busca a los partidos como vehículos electorales, aunque no simpatice con ellos.

– Yo tengo intereses como político para mi país, pero personales no.

“Yo llegué a marzo sin tener partido. Todas las encuestas decían que Baldizón ganaría, pero yo había prometido no trabajar con él porque no me caía bien. Pero, me subo al partido Lider porque como él ganaría, mi trabajo sería estar adentro como caballo de Troya haciendo mi labor como alcalde”, enfatiza.

Sin embargo, aunque el jefe edil asegura no haber simpatizado con el excandidato del partido rojo, sí apoyó en la vigilia a favor del excandidato a la Vicepresidencia, Edgar Barquín, en la Corte Suprema de Justicia, con el fin de defenderse de un antejuicio presentado por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala.

De hecho, fue su idea. Él propició que el partido se abstuviera de manifestar frente a las instalaciones de la entidad internacional en la zona 14 y propuso una manifestación pacífica en su lugar.

Para esa actividad, el Alcalde aportó alimentación a los manifestantes y condujo a 5 mil de ellos. La empresa encargada de proveer las refacciones fue Hamburguesas Berlín, la misma a la que en ese momento se le adjudicaron Q178 mil para servir desayunos, almuerzos y cenas en actividades de la Municipalidad de Villa Nueva. Al cuestionar al Alcalde sobre este gasto, se molesta y niega que ambos eventos estén relacionados. Dice que las refacciones, unos croissant, fueron comprados por miembros del Concejo a Q40 mil, de su propio dinero. Aunque, resulta curioso que las cenas encargadas a la empresa adjudicada fueron croissant.

Y ganó por Lider, se reeligió para quedar por cuatro años más frente a la Municipalidad. Pero, su proyecto ahora es más ambicioso, como ha sido toda su carrera.

Según apuntaron distintos diputados, Edwin Escobar es uno de los personajes externos del Congreso que maneja una bancada. Su bancada es la disidencia del partido rojo, los congresistas distritales que fueron rechazados por la dirigencia de Lider y por otros partidos. De hecho, una de sus principales luchas dentro del Palacio Legislativo es conseguir oficinas.

Son 12 congresistas que lo han ayudado a formar su plataforma política, esa que cada vez es más extensa y está más definida.

Uno de ellos es Armando Escribá, un diputado que en tiempos de la Unidad Nacional de la Esperanza dirigió la Unidad Ejecutora de Conservación Vial (Covial) y desde donde se presume adquirió una millonaria fortuna. Durante los cuatro años de la UNE, Escobar tuvo contratos con el Ministerio de Comunicaciones. Incluso, en ese puesto recuerda él haberlo conocido.

Escribá era uno de los socios y financistas más cercanos a Baldizón, de hecho, los pronósticos apuntaban a que si el excandidato ganaba la Presidencia, él estaba encaminado a ser su secretario privado o el Ministro de Comunicaciones, dos puestos clave de la administración para obtener negocios jugosos.

Pero, Escribá y Baldizón se separaron luego de la debacle de 2015 y Escobar aprovechó la oportunidad, cuentan fuentes legislativas. Cada semana se reúne con ellos, afirman otros diputados. Él lo niega, dice que sus reuniones con distintos congresistas conciernen a temas de la Asociación Nacional de Municipalidades (Anam), que él preside.

Un escalón más en su carrera, porque todo lo que hace Escobar es ascender. Consiguió la presidencia de la Anam justo en los primeros dos años de su segundo periodo. Un momento perfecto para conseguir la simpatía y alianza de líderes locales de todo el país. Porque todo político sabe que cuando se controla a los alcaldes, se controlan los votos; cuando se tiene la simpatía de los jefes ediles, se consigue también la de población. Es una ecuación que funciona la mayor parte del tiempo.

Las anomalías señaladas

Aunque la Contraloría General de Cuentas le ha detectado distintos hallazgos, la mayoría son procedimentales, aunque uno resalta. Es la contratación por tres meses en el renglón 029 de la comunicadora Ana Fresse por un monto de Q168 mil. La entidad fiscalizadora determinó esa contratación como un hallazgo porque riñe con los principios de los funcionarios públicos estipulados en la Ley de Probidad. En esa ley se establece que los funcionarios no pueden realizar propaganda de su imagen con fondos públicos para fines electorales. El Alcalde defiende la contratación y asegura que es normal que un funcionario tenga entre su equipo a una persona encargada de la comunicación.

Otro contrato cuestionado es la adjudicación de Q2 millones 200 mil a Publianuncios a finales de 2014, un contrato que fue utilizado en los primeros meses del año pasado promoviendo la gestión del alcalde, justo antes de iniciar la campaña electoral en mayo. En su defensa, el jefe edil asegura que la ley no prohibía hacer publicidad sobre la gestión municipal.

 ¿La Presidencia como fin?

La incertidumbre sobre la próxima candidatura de Escobar continúa mientras él no defina su postura. Lo que sí tiene definido es que esa es una posibilidad, pero será el análisis de los próximos años que le darán la pauta para actuar. Por el momento, confía en que le dará tiempo de crear su propio partido político con una propuesta de derecha. Se ubica en liberalismo y piensa que el Estado debe ser disminuido, pero darle herramientas a la población para que crezca.

“La gente me lo pide constantemente, es una posibilidad que estoy evaluando”, concluye.

Edwin Escobar seguirá caminando hacia arriba. Porque como él mismo se califica, es un emprendedor serial y no descansa para conseguir lo que quiere, y así lo ha demostrado toda su vida.

Etiquetas: