Sábado 22 DE Septiembre DE 2018
Domingo

Planea: ¿Solución o corrupción?

Ing. Pedro Cruz
Sociedad de Plumas

Fecha de publicación: 04-09-16
Ilustración Víctor Matamoros > El periódico
Más noticias que te pueden interesar

La prevención del embrazo adolescente en Guatemala ha sido actualmente un tema de mucho debate, discusión y opinión pública, especialmente por las diferentes propuestas para enfrentar esta problemática. En el año 2013, bajo el gobierno del Partido Patriota, el Consejo Nacional de la Juventud –Conjuve– presentó el Plan Nacional de Prevención de Embarazos en Adolescentes –Planea– para el periodo 2013-2017, el cual planteaba una posible solución ante este problema en los jóvenes. Sin embargo a la fecha, luego de varios años de implementación y con elevado presupuesto, se sigue evidenciando el aumento en los embarazos en adolescentes y es evidente el poco impacto que este programa ha generado.

¿Falta de educación sexual o falta de oportunidades de desarrollo integral en la juventud? El tema del embarazo adolescente es un problema multi-causal, que debería ser trabajado desde diferentes ámbitos del joven y en la sociedad en general. La falta de acceso a la educación sexual, como muchas organizaciones e instituciones de gobierno han planteado como la solución, no tendrá mayor impacto en la disminución de los embarazos en adolescentes si no es acompañada no solo de profesionales y especialistas en educación sexual y afectiva (los cuales a la fecha Planea no tiene la capacidad de proporcionar), sino además debe formar parte de un programa que considere el desarrollo integral de la juventud.

La inmensa mayoría de educación sexual implementada en los programas de gobierno, especialmente en programas como Planea que intenta reducir el embarazo adolescente, se han enfocado primordialmente en la promoción del uso de métodos anticonceptivos y un supuesto empoderamiento de la juventud, dejando a un lado la promoción de valores y educación en la afectividad. Este tipo de enfoques y programas jamás darán una solución integral, ni erradicarán el problema de embarazos adolescentes porque no dan una respuesta eficaz a la problemática.

Los niños, adolescentes y jóvenes en Guatemala necesitan desarrollar habilidades para la vida y aptitudes necesarias para el desarrollo humano integral. Este desarrollo deberá incluir elementos básicos como la educación, salud, trabajo, familia, recreación, relaciones interpersonales, fomento de sueños y metas, en resumen debería considerarse trabajar en el derecho de los jóvenes a una vida y un futuro más sano y feliz. Claro, la educación sexual y afectiva es un elemento a considerar en la formación de la juventud, pero esta deberá ser enfocada de una manera verdaderamente integral. Un verdadero programa que intente disminuir embarazos en jóvenes y adolescentes deberá incluir todos estos elementos para que genere cambios sustanciales en la sociedad.

Debemos apoyar y promover programas que consideren la integralidad de la persona y especialmente de los jóvenes. Programas que plantean soluciones superficiales lo único que generarán serán fuentes de corrupción a través de la mala utilización de recursos públicos, y en momentos críticos como el que está pasando Guatemala, debemos analizar profundamente este tipo de programas como Planea que no han demostrado ningún cambio significativo en los jóvenes.

Sociedad de Plumas es una red de colaboradores comprometidos con promover en las páginas editoriales el balance, el contraste y la propuesta constructiva.

Etiquetas: