[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Domingo

Paguemos más impuestos… todos ustedes


César A. García E.

El 17 de febrero de 2012, el Congreso de la República, publicó en el Diario de Centroamérica el Decreto 4-2012, también conocido como Ley Anti Evasión; posteriormente se publicó el Decreto 10-2012, conocido como Ley de Actualización Tributaria… ambos decretos, resultado de la confabulación inmoral, entre títeres (Perezdetti y Dipucacos) con titiriteros, éstos últimos también conocidos como “empresaurios”. En pocas palabras, la que llamo “deformación” fiscal, cumplió tres objetivos: 1- Que los profesionales, y empresarios acogidos al “Régimen Opcional Simplificado sobre ingresos de Actividades Lucrativas”, pagáramos más impuesto sobre la renta, en detrimento de nuestro esfuerzo y como incentivo perverso… por ser decentes, o “mulas”, como se conoce, a los honrados en este país. 2- Fastidiar a los asalariados obligándoles a pagar más impuesto sobre la renta, porque ya no tendrían beneficio, al solicitar sus facturas, pues éstas se convirtieron en “inservibles” para efectos de deducción a sus respectivos impuestos sobre la renta, y 3- Reducir el pago de impuestos de los “empresaurios” y estrechar sus lazos de “amistad” con sus sirvientes –que luego les saldrían respondones– los “Perezdetti”.

El daño colateral a la recaudación fue grosero, porque –al no existir el incentivo de “pedir factura”– el recaudo del IVA sufrió, como sufrieron todos los demás afectados, antes citados. Mientras tanto, del lado de la “calidad” del gasto… no hubo tales, pues está todo dicho: 1- Corrupción descomunal, 2- Seguridad por los suelos, 3- Hospitales y centros de salud colapsados y 4- Niños desnutridos crónicos olvidados y acumulándose trágicamente… traduciéndose en la mitad de la población descerebrada… entendido el término como “faltos de inteligencia”. El plan había funcionado –una vez más– para los ponzoñosos impulsores, de la “reforma 2012”… porque –al final del día– “solo ellos importan” y siempre habían logrado sus despropósitos. No obstante, y gracias al evidente vínculo de los ex gobernantes con “negocios” oscuros, despreciados y perseguidos, por el gobierno estadounidense, su caída –jamás pronosticada– fue estrepitosa y todo aquel circo montado de la mano de sus patrones, se derrumbó frente a sus propios ojos. Posteriormente la SAT se puso a hacer su trabajo y logró comprometer y hacer que pagaran algunos evasores vistosos… demostrando que si se quiere, se puede, y que es el camino de la recaudación eficaz, el más recomendable para mejorar las finanzas públicas, claro está, si va acompañado de la erradicación de la corrupción y el robo institucional que fue la única promesa del actual presidente.

Jimmy Morales, reculando –una vez más– y dando la espalda a sus promesas, propone –a marchas forzadas y de nueva cuenta– otra monstruosidad fiscal, diseñada –obviamente– por idiotas y tarados… le da continuidad a los esfuerzos repugnantes de los “Perezdetti”, lacerando a las capas pobres y medias de la población, castigando el emprendimiento y a quienes pagan hasta el 7% de sus ingresos brutos… aunque no tan brutos, como los que hicieron esta mamarrachada. La naturaleza del ISR simplificado era la recaudación expedita y la simplificación de la fiscalización; ya el 5%, no digamos el 7% de los ingresos brutos, significa un dineral… no cabe duda que los tontos que hacen la propuesta, nunca han emprendido nada sano y no tienen noción del esfuerzo y aporte al país, que tributar esta proporción de ingresos significa… pero ahora, a algún mareado pendejo, se le ocurre que se paguen el 12% de los ingresos brutos; por otra parte se conoce que las empresas que están en el régimen del 25%, no pagan –en promedio– siguiera el equivalente al 2% de sus ingresos brutos, de manera tal que –otra vez– la confabulación, entre títeres y titiriteros, se da de idéntica manera que siempre. Lo que veremos, de aprobarse este adefesio de reforma, es pasar a todos los empresarios honestos, o mulas… como se les conoce en este país, al régimen del ahora 29% y la SAT tendrá menos recaudación y muchísimo más trabajo de fiscalización. Los deshonestos, fraccionarán su facturación en tres o cuatro empresas, a riesgo de que los “cachen”… pero es que en este país sufrido y sangriento, el mensaje es: ¡No sea honrado o mula… el crimen paga y los aciagos mandan!

¿Qué decir de la idiotez de aumentar los combustibles a base de impuestos? Ya la gasolina y menor proporción el diésel soportan una carga que hace que los contribuyentes paguemos “doblete” de impuestos cada vez que los compramos; ahora la idea del “genio” Morales y su grupo de lelos, es fomentar la inflación y menoscabar –aún más– la calidad de vida de la población a través del impuesto a los combustibles, bajo el argumento absurdo de “concientizar” a los transportistas y comerciantes para que no lo trasladen al consumidor… ¡¿Cómo no se les había ocurrido antes?!, ¡genial!, también que convenza –con su demagogia– a los corruptos de su gobierno para que no roben más, a “el socialista” Jafeth que devuelva la casa de la zona 14, y que exhorte a los mareros para que no sean malos y a los criminales que pululan en las calles para que ya no delincan. ¡Jimmy es un genio, tiene todas las soluciones!, lo que no tiene es sangre en la cara, ni un ápice de vergüenza o sentido común… y eso no sería tan malo si no estuviese rodeado de mañosos e incompetentes.

Cómo ocurre en un presupuesto familiar o empresarial, existen principios que debieran respetarse, si hablamos –lo que con un gobierno que no ha demostrado nada es inoportuno– de “moral tributaria”: 1- Todos debiéramos ser iguales y por ende no debieran existir privilegios. 2- Los privilegios logrados por los impulsores de la deformación tributaria 2012, debieran ser revocados, 3- Se debe garantizar la calidad del gasto y fortalecer la recaudación; no se puede ni debe gastar mal o demás, cuando los recursos –por definición y naturaleza– son siempre limitados. 4- Debieran de participar en la discusión tributaria, solo aquellos con autoridad moral para hacerlo… es decir, quienes no tengan contingencias fiscales y quienes paguen impuestos, sin privilegios… el resto de los grupos o mal llamados “representantes” de x o y sectores, debieran estar fuera de la discusión. 5- Las partes con conflicto de intereses, es decir, aquellos que viven a expensas de los impuestos, no debieran tener injerencia, más que técnica, dentro de la discusión, ello, no importando si son burócratas locales o foráneos. 6- Ninguna reforma debe limitar –aún más– el poder adquisitivo, porque con una economía estancada, esto es más que imprudente… suicida, y 7- Toda reforma debe ser benigna con los puntuales pagadores de impuestos y buscar ampliación de la masa de contribuyentes, no crear incentivos perversos, porque caso contrario, se favorece la informalidad… ya que cada día existen menos alicientes o simples motivos, para sostener
operaciones formales.

Otro aspecto importante a considerarse, es por ejemplo, la deducibilidad –en el ISR– de aquellos gastos en que es mandatorio incurrir, por la incompetencia de todos los gobiernos, al no garantizar la seguridad de sus ciudadanos y menos de los emprendedores. Estos gastos están vinculados a: 1- Seguros por robo y atraco,
2- Personal de seguridad y 3- Traslado de valores. Para nadie es un secreto que, empresas de todo tamaño… hasta las más pequeñas e informales, como las tiendas, panaderías y pequeñas farmacias de barrio… deben incurrir parcial o totalmente en dichos costos, mismos que si hablamos de equidad, debieran ser deducibles del impuesto sobre la renta, al que todos debiéramos contribuir, incluyendo a los micro y pequeños emprendedores, obviamente de forma progresiva y no regresiva.

La discusión del asunto fiscal, está y ha estado –trágicamente– en las peores manos. Históricamente al interés de nación, se han antepuesto intereses espurios y particulares, infectando la discusión tributaria y llevando los resultados por el camino de la complacencia política y mercantilista, de tal suerte que han resultado favorecidos, parásitos y seudo empresarios… quienes –tomados de la mano– se benefician de los impuestos de los honrados, o “mulas”… como se conocen en este país, a quienes hacemos las cosas correctamente. El diálogo fiscal debe marginar –sin importar género o etnia– a sindicalistas corruptos que no han trabajado, sino han vivido de no hacerlo y de manipular a incautos, como también a los sectores que tradicionalmente se han beneficiado, con privilegios hechos a la medida; un buen ejercicio, plausible y constructivo, lo constituyó el “Pacto Fiscal”, esfuerzo en el que muchos guatemaltecos aportamos –ad honorem– nuestro tiempo y fue concluido y firmado durante el gobierno de Portillo… también fue asesinado en el momento de su nacimiento, en Casa Presidencial y frente a la “comunidad internacional”. Guatemala se merece una oportunidad verdadera de avanzar, pero haciendo las cosas de la misma forma de siempre y con la misma gentuza de toda la vida… será –otra vez– una tarea infértil que nos aleja del camino de la generación de empleo, la inversión y por ende del de la prosperidad… habrá que regresar a la Plaza, a pedirle decoro o renuncia al presidente. ¡Piénselo!

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia REDACCIÓN elPeriódico
Condenan a ex-Alcalde de Petén a diez años de prisión
noticia Andrés Oppenheimer
Maduro sufrió una gran derrota en la OEA

La resolución de la OEA alentará a los 28 miembros de la Unión Europea a ampliar sus sanciones individuales contra altos funcionarios venezolanos.

noticia Lucero Sapalú / elPeriódico
Gobierno prioriza inversión en carreteras en lugar de infraestructura de Salud

El Presidente anunció que invertirán Q500 millones en remozamiento de aeródromo y puntos carreteros en Huehuetenango. Los recursos para el Centro de Atención Permanente se están gestionando.



Más en esta sección

Vicepresidente: invocar la Carta Democrática fue una decisión precipitada del Presidente

otras-noticias

Ministro de Finanzas presenta denuncia por audio publicado en redes sociales

otras-noticias

Fiscalía de Delitos Administrativos investiga agresiones de policías contra manifestantes

otras-noticias

Publicidad