Sábado 22 DE Septiembre DE 2018
Domingo

La Antigua Guatemala: Viejos problemas para una nueva administración

Ha pasado un mes desde que la nueva administración edil asumió en La Antigua Guatemala. Es tiempo para empezar a ver si las promesas de campaña se traducirán en soluciones concretas para los problemas que amenazan gravemente a la ciudad colonial.

Fecha de publicación: 21-02-16
Fotografías de Alejanda Hidalgo y Archivo > elPeródico Por: Lucía Escobar @liberalucha
Más noticias que te pueden interesar

“La Antigua fue la metrópoli monumental del Antiguo Reyno de Goathemala o de la Capitanía General de Guatemala, que gobernó a Centroamérica durante 230 años: tuvo fronteras con el Virreinato de Nueva Granada y el de Nueva España, al cual pertenecía. Ahí nacieron los primeros mestizos, ahí prosperaron las familias criollas, entre repiques de campanas y safaris contra los verdaderos dueños”, así describe Luis Cardoza y Aragón a la ciudad colonial en El Río, Novelas de Caballería.

Mucho y nada ha cambiado en La Antigua desde aquellos tiempos en que era una ciudad de abolengo. Aún conserva muchas de las tradiciones que la hacen especial, pero pierde aceleradamente mucha de la belleza arquitectónica y urbanística única y delicada que la caracterizaba. A los múltiples problemas que tiene la ciudad de Antigua Guatemala se suma su situación “delicada” como Patrimonio Cultural de la Humanidad, estatus que logró en el año 1979 a través de la UNESCO, pero que hasta el día de hoy no cuenta con entes o instrumentos reales y reguladores que logren conservarla en buen estado, a pesar del gran esfuerzo que la sociedad civil y algunas organizaciones han impulsado desde hace algún tiempo.

La arquitecta Susana Asensio es la primera mujer en asumir el cargo de alcaldesa de La Antigua Guatemala (2016-2020), con un currículum académico y administrativo superior al de cualesquiera de sus colegas y apoyada por el Comité Cívico Antigua en Buenas Manos. En las elecciones consiguió un 27.89 por ciento de los votos válidos, superando por casi diez puntos porcentuales al segundo lugar. Ella es arquitecta por la Universidad de San Carlos de Guatemala y tiene una maestría en Urbanismo y Planificación Urbana por la Universidad de Twente, Holanda, y un Posgrado en Administración de Sistemas Municipales. Su experiencia laboral incluye 18 años en distintos cargos en la Municipalidad de Guatemala.

 

Susana Asensio reconoció que le llevó tiempo comprender la situación de caos y corrupción de la comuna.

 

Una de las promesas y compromisos de campaña de Asensio fue desarrollar y trabajar junto a los vecinos organizados tres temas fundamentales; el Plan de Ordenamiento Territorial; la reingeniería municipal; y fortalecer el vínculo con el Consejo Nacional de Protección de La Antigua Guatemala, CNPAG. Además, garantizó que priorizaría dar trabajo a los antigüeños y tendría un gobierno abierto y transparente.

“Siento que ha ido cambiando el discurso, recibió de la población civil insumos para su plan de trabajo, proyectos puntuales. Creó varias mesas multidisciplinarias que se han reducido, y ahora no hay certeza de que las propuestas vayan a ser validadas por el pleno del Consejo”, comenta Suzanne Brichaux, miembro del Comude y del grupo de vecinos que han estado promoviendo la auditoría social. Brichaux, durante el acto de cambio de mando, entregó al alcalde saliente un cartón de huevos como recordatorio del valor que le faltó para acabar con la corrupción en dicha Municipalidad. Huevos que representan la valentía que también necesitará Asensio para evitar que esa misma corrupción se enquiste también en su gestión.

¿Corrupción? ¿Cuál?

Susana Asensio asumió una alcaldía que quedó diezmada por el Ministerio Público, con colaboración de la CICIG, en un proceso judicial que comenzó en el año 2011 y que le costó el puesto al exalcalde Adolfo Vivar, así como la detención al interino, Edgar Francisco Ruiz. Ambos se encuentran en prisión preventiva, sindicados de liderar una estructura delictiva que desviaba los recursos de la comuna con proyectos sobrevalorados, el pago de planillas a supuestos trabajadores y la cancelación de servicios no prestados. En total, hay al menos 37 implicados en el caso y 11 imputados por el desvío de Q28.6 millones.

Por cada empleado detenido y sustituido hay otros cuantos que están inamovibles, haciendo más difícil que la alcaldesa pueda contratar a su gente de confianza. “Son dos sindicatos que tienen a la Municipalidad emplazada, la mayor parte de los empleados están sindicalizados y son prácticamente inamovibles. Son procesos lentos para ir sustituyendo a la gente. Ahora nos van a reinstalar a un grupo importante de personas, más de 80 de la corporación anterior”, comenta Asensio.

A pesar de que es comprensible que ella lleve a su propio equipo de trabajo a la Municipalidad, existe entre la población cierto descontento por algunas incoherencias entre su campaña y su gestión. “Se contradice. Dijo que daría prioridad de trabajo a la gente local de La Antigua y ahora parece que ya tiene comprometidos algunos puestos, ha nombrado como jefes de departamento a personas que no son de aquí y eso ha generado descontento. No es lo mismo simplemente imponer personas que demostrar que su equipo de trabajo es idóneo”, opina Brichaux.

 

LAVADERO-ANTIGUA

 

La corrupción y la inseguridad son problemas que se repiten en el país, pero La Antigua tiene sus propias particularidades.

En su ponencia El impacto del turismo sobre los centros históricos declarados patrimonio mundial. El caso de La Antigua Guatemala, el arquitecto José María Magaña Juárez explica el boom que vivió la ciudad con el turismo y cómo esto provocó el desplazamiento de viviendas de los antigüeños a aldeas como Ciudad Vieja o Jocotenango. Muchos vendieron o alquilaron sus casas que se convirtieron en hostales y hoteles. El turismo llevó a la demanda de nuevos servicios y a un cambio drástico en el uso del suelo, restaurantes, cafés, bares y discotecas. En ese mismo estudio, Magaña explica que por medio de una asamblea general de vecinos, quedaron plenamente identificados cuatro problemas que ponen en peligro a la ciudad y a poblaciones vecinas: Seguridad, tránsito vehicular, contaminación del medioambiente y crecimiento urbano. Las soluciones a dichos problemas se encuentran formuladas en las reformas al Decreto 6069 de La Ley Protectora, un documento que han trabajado mesas multidisciplinarias y que este mes entrará a segunda lectura en el Congreso.

“Hemos tenido mesas de análisis con un grupo de profesionales que han trabajado siempre en La Antigua, incluso en el Consejo de Protección, y conocen toda la normativa para hacerle los ajustes. La comisión sociocultural surge de esos esfuerzos anteriores de congresos, donde se retoman los temas de la ciudad con la intensión de darles participación. En ese sentido, con el Consejo de Protección quedamos de asignar a estas comisiones delegados para llegar a una conclusión para hacer ajustes en los instrumentos de planificación y regulación que necesita la ciudad, que está siempre en constante expansión. Los instrumentos existen, pero se quedan atrás en el tiempo, en la demanda”, comenta Asensio.

 

PARQUE-LA-UNION

Durante la conferencia de prensa para dar a conocer el primer mes de su gobierno, la alcaldesa reconoció que le tomó algún tiempo entender la situación de desorden y corrupción que encontró en la Municipalidad. Comenta que dedicó tiempo a evaluar los recursos financieros, materiales y humanos con que cuenta. Comenzó los trámites para reemplazar el personal, y pidió apoyo de la CICIG para “ordenar la casa”. A los empleados que continúan, los pretende dignificar mejorando sus condiciones de trabajo. Entre sus primeras gestiones y logros, menciona la creación de un nuevo parqueo en la entrada de La Antigua Guatemala, el remozamiento del parque y un plan de limpieza.

No mencionó entre los logros de este primer mes, un esfuerzo ciudadano enorme y de gran beneficio para La Antigua. Y es que, luego de años de trabajo, finalmente se presentaron las reformas a la Ley Protectora de Antigua, elaboradas por la sociedad civil, a través de CIVICA, y estas pasaron en los últimos días a segunda lectura en el Congreso.

 

_ABC2365

 

De lo que sí habló, fue del presupuesto. “Para empezar encontramos un presupuesto comprometido, incluso es el mismo del año anterior y ahora vamos a iniciar su revisión con los miembros del Comude para darle prioridad a los temas importantes como el del agua en las comunidades”, agregó.

El Agua. Una de las grandes demandas en las aldeas de La Antigua Guatemala es que se acabe la escasez de agua. En algunas ni siquiera hay servicio de drenajes y agua potable. Paradójicamente, durante la época de lluvia en La Antigua, hay tanta agua que provoca inundaciones colosales en las calles.

 

LAVADERO

En el plan de trabajo de Antigua en Buenas Manos, la solución a estos problemas es bastante ambigua: “lo que proponemos es económicamente viable y transparente, socialmente justo y solidario, ambientalmente sostenible y políticamente participativo”.

Para Ana Cofiño, periodista, antropóloga y vecina de la ciudad, la nueva alcaldesa “debe tener presente que La Antigua es más que la ciudad, debe pensar en las aldeas. Lo principal es atender las necesidades de la población: seguridad y delincuencia, servicios públicos (agua, alumbrado, basura, drenajes, salud). Además, debe resolver el problema del tráfico vehicular: paso de camiones, transporte público, estacionamientos. Conservar nuestro patrimonio natural y cultural como bienes colectivos, no privados”.

Ante la pregunta de cómo impulsar el desarrollo de las aldeas, la alcaldesa comenta: “Tenemos programas de desarrollo económico que incluyen mucho a las mujeres con su gastronomía y también los grupos de artesanos que están desvinculados de los procesos y no tienen grupos propios para vender y gestionar los temas de sus artesanías. Los procesos sociales que se logran captar van todos para las aldeas y gestionaremos apoyos para esos lugares. Tenemos un programa de turismo comunitario en el cual quisiéramos incorporar a todas las aldeas y crear una red de pequeños destinos de turismo apoyados en mejorar los sistemas de transporte urbano. Una buena muestra es el esfuerzo de la gente de San Cristóbal El Alto que está teniendo mucho éxito, incorporar a la gente a estos programas y que tengan ingresos económicos para poder incorporarlos a la economía de la ciudad”.

 

DSC_0177

 

La contaminación. Hay muchos tipos de contaminación que sufren los antigüeños, pero una de las más graves es la contaminación auditiva de los fines de semana, proveniente de los bares y discotecas. Para mitigarlo, la alcaldesa ha pedido ayuda del MP para realizar operativos en las salidas de La Antigua y en algunos bares, con el fin de evitar que la gente continúe bebiendo alcohol en las calles. “No somos partidarios de hacer zonas vivas. La idea es no dejar crecer más el problema, pero también depende de cómo los antigüeños alquilan sus propiedades”.

 

nota-lucia_14

nota-lucia_11

 

El otro tipo de contaminación tiene que ver con los desechos que dejan los miles de visitantes diarios que recibe la ciudad. No hay basureros ni suficientes recogedores de basura que puedan con los cientos de turistas que llegan cada fin de semana, invaden y dejan envases de cerveza y vómitos en todos lados. “El basurero ya está por alcanzar el nivel de la carretera. En lo que se gestiona un proyecto con una alternativa apropiada, es probable que en estos últimos meses se utilice ese basurero, luego la ladera se reforestará. Varios municipios estamos buscando soluciones regionales, pero eso requiere procesos de licitación para convertir desechos en conversión de proyectos de energía, ya empezamos las primeras pláticas con otras organizaciones de alcaldes”.

Transporte: La carga vehicular en La Antigua Guatemala los fines de semana provoca caos para los habitantes de la otrora tranquila ciudad. No hay suficientes parqueos para tantos autos, por todos lados surgen cuidadores ilegales no autorizados y el impuesto de pago de entrada no incluye el parqueo.

En este primer mes de trabajo se habilitó ya un enorme parqueo en la entrada de la aldea San Juan Gascón. “De manera muy sencilla, para empezar, estamos buscando que los vehículos se queden en el borde e ir peatonizando los fines de semana La Antigua, un tema que ya afecta la vida de los habitantes por la carga vehicular”.

Al parqueo se suma que no hay un eficiente y seguro sistema de transporte colectivo desde las aldeas. Además de que este año han subido ilegalmente Q0.50 al servicio. Y lo más grave es que existen extorsiones y asesinatos de los pilotos que no cesan.

Se debe mencionar también el estado calamitoso de las calles. Las calles de La Antigua Guatemala no fueron diseñadas para la tremenda carga vehicular que reciben. Permanentemente se encuentran en procesos de “bacheo” y es un trabajo que se hace a mano.

Mercado y Terminal. Vendedores de todo el país vienen de los cuatro puntos cardinales para hacer negocios con compradores de todo el mundo. La alcaldesa comenta: “Tenemos una buena relación con todos los sectores del mercado. Estamos enfocados en tratar de mejorar la infraestructura sin afectar. Vamos a ir trabajando por fases, progresivamente, vamos a crear un nuevo espacio e ir moviendo a los comerciantes hacía ahí. La Terminal se tiene previsto mejorarla, y ojalá en el futuro se cree una nueva terminal con mayoreo y servicio de tiempo completo, en un principio en el mismo sector, pero la idea sí es irlo sacando de la ciudad”.

Algunas conclusiones

Es en parte gracias al particular arraigo cultural de los antigüeños, que la ciudad es tan popular y visitada. Ellos son los que mantienen vivas las tradiciones que atraen a millones de turistas nacionales y extranjeros. Según el estudio El valor económico de la Semana Santa en La Antigua Guatemala los vecinos gastan un total de Q4.1 millones (US$523 mil) en sus trajes de cucurucho, velas, incienso, alfombras y en realizar las procesiones. Estas fiestas religiosas disparan la economía de La Antigua generando un total de Q672.7 millones (US$85 millones anuales) en transporte, hospedaje, alimentos y bebidas de aproximadamente 1.2 millones de visitantes.

 

PROSESION-SAN-BARTOLO

Y justamente son los antigüeños quienes se han visto desplazados de su ciudad natal, y son ellos quienes más sufren los problemas que afectan a su ciudad.

Suzanne Brichaux, quien lidera grupos de participación ciudadana, aconseja a la alcaldesa “que se rodee de gente con honradez comprobada, con capacidad y demostrado compromiso. Que aleje a los ineptos y ladrones. Para poder dar resultados, la buena voluntad y el dinero del inversionista no son suficientes. Que sus decisiones no transgredan nunca los principios: socialmente justo + ambientalmente sostenible + espiritualmente pleno”.

Para Brichaux, La sociedad civil de La Antigua Guatemala, debe asumir la responsabilidad de no dejar sola a Asensio. Insistir en ser parte, opinar, enterarse e involucrarse con los mecanismos existentes de presión y participación ciudadana.

Etiquetas: