[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Deportes

Marchand deslumbra en el inicio del Mundial de Natación


El Mundial de natación de Budapest arrancó este sábado y el primer protagonista fue el joven francés Leon Marchand, que a sus 20 años logró su primer título mundial al colgarse el oro en los 400 metros estilos con un tiempo excepcional, el segundo mejor de todos los tiempos.

 

foto-articulo-Deportes

Marchand, candidato a la gloria en los Juegos de París-2024, terminó la prueba tras una carrera perfecta, en un tiempo de 4 minutos, 4 segundos y 28 centésimas, que supone un nuevo récord de Europa. Está a medio segundo del récord mundial de Michael Phelps (4:03.84, en pie desde los Juegos de Pekín-2008).

“No pensaba realmente poder nadar en 4:04. Toqué el muro y vi la pequeña luz que decía que era el primero. Fue algo realmente enorme, una gran sensación. Creo que todavía no me doy cuenta de lo que he hecho hoy, me ha encantado”, declaró el joven de Toulouse.

En el podio de la prueba, el nadador francés superó a dos estadounidenses, Carson Foster (también 20 años) y el veterano Chase Kalisz (28 años), campeón olímpico el año pasado en Tokio.

Marchand fue sexto en los Juegos Olímpicos de la capital nipona. Ahora da un paso más allá y gana su primer gran oro, continuando con una saga de nadadores olímpicos: logra el título mundial 24 años después de la plata de su padre Xavier en los 200 metros estilos.

En el Duna Arena de Budapest, Marchand tratará también de brillar el martes en 200 metros mariposa y el miércoles en los 200 metros estilos.

– Primeros oros de Ledecky y Dressel –

La eclosión fulgurante de Leon Marchand eclipsó a otras estrellas de la piscina en esta jornada inicial del Mundial.

Los estadounidenses Katie Ledecky y Caeleb Dressel consiguieron sus primeros oros de Budapest-2022, aumentando su impresionante colección de títulos.

Ledecky se coronó en los 400 metros en estilo libre, firmando su decimosexto título mundial.

En ausencia de su gran rival, la australiana Ariarne Titmus, que le arrebató el récord mundial en la distancia hace un mes, Ledecky fue la triunfadora con un crono de 3 minutos, 58 segundos y 15 centésimas.

Superó a la canadiense de 15 años Summer McIntosh (3:59.39) y a otra estadounidense, Leah Smith (4:02.08), que fueron plata y bronce respectivamente.

Ledecky reinó en los 400 metros en estilo libre en los Mundiales de 2013, 2015 y 2017, antes de ser destronada en la edición de 2019 por Titmus, que le privó también del oro olímpico el año pasado en Tokio.

En el caso de Dressel, su título fue como parte del relevo 4×100 metros libre de Estados Unidos.

Es el decimocuarto título mundial de Dressel, que es favorito además para coronarse en esta edición en 50 y 100 metros libre, así como en 50 y 100 metros mariposa.

Estados Unidos lidera ya el medallero del Mundial, con seis medallas y dos oros. También con dos títulos acabó el sábado Australia, las del relevo femenino 4×100 metros libre y la de Elijah Winnington en 400 metros en estilo libre (3:41.22).

En esa prueba, el brasileño Guilherme Costa fue bronce (3:43.31) y firmó la primera medalla de su país y de Latinoamérica en este Mundial.

El otro título del sábado en Budapest-2022 fue en la natación artística, en la prueba de solo rutina técnica, donde se coronó la japonesa Yukiko Inui.

Juan Corado
Periodista especializado en coberturas deportivas. Editor de la sección de Deportes

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia afp
Verstappen se consagra en Canadá
noticia AFP
MGM se suma al gigante comercial Amazon
noticia Christian Gutiérrez/elPeriódico
Autoridades en alerta por posible ingreso de caravana migrante al país


Más en esta sección

Octubre se inicia con una taza de café 

otras-noticias

Djokovic jugará la final en Tel Aviv

otras-noticias

Los santos también a la cárcel

otras-noticias

Publicidad