[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Deportes

Rams-Bengals, un duelo muy parejo


EL Super Bowl LVI promete uno de los finales de temporada más dramáticos en la historia de la NFL por la paridad en los números con la que llegan al duelo de este domingo Los Ángeles Rams y los Cincinnati Bengals.

foto-articulo-Deportes

Como si el camino al partido hacia el campeonato de la NFL fuera un espejo, ambos equipos clasificaron a los playoffs como el sembrado número cuatro de sus respectivas conferencias.

Los Rams vencieron en la final de la Conferencia Nacional a los 49ers por 20-17. Los Bengals ganaron el título de la Americana a los Chiefs 27-24, duelos que se decidieron sólo por tres puntos de diferencia.

A lo largo de la temporada la ofensiva de Los Ángeles anotó 460 puntos en 17 partidos, media de 27.1 por juego; números idénticos a los que obtuvo el ataque de Cincinnati.

En sus defensivas sólo hubo cuatro puntos de diferencia; los Rams permitieron 372 en el año, promedio de 21.9 por partido; los Bengals aceptaron 376, para una media de 22.1.

La ofensiva terrestre de Los Ángeles, encabezada por Austin Ekeler, corrió para 1.683 yardas totales, 99 por partido; recargados en la potencia de Joe Mixon, Cincinnati acumuló 59 más, 1.742, para promediar 102.5 por acarreo.

La paridad en el ataque aéreo está más separada. El mariscal de campo Matthew Stafford pasó para 273.1 yardas por partido con los Rams, contra las 259 de Joe Burrow, de los Bengals.

Incluso los receptores estelares de ambas escuadras fueron premiados el jueves en la ceremonia de los NFL Honors.

Con Los Ángeles Cooper Kupp fue reconocido como el Jugador ofensivo del año gracias a su triple corona por ser líder en recepciones con 145, yardas, 1.947 y TD, 16; por Cincinnati, Ja’Marr Chase fue designado como el Novato ofensivo de la temporada.

Sus entrenadores son los más jóvenes en enfrentarse en un Super Bowl. El coach de los Rams, Sean McVay, de 36 años, es el mentor de su rival en los Bengals, Zac Taylor de 38 años, quien fue asistente de McVay durante dos años en Los Ángeles.

La clave para romper tal paridad estará en la capacidad para aprovechar las debilidades que tienen.

La principal fragilidad de los Bengals está en la protección que la línea ofensiva puede ofrecer a su pasador. Joe Burrow fue el mariscal de campo más capturado, 51 veces en la temporada, y 12 más en playoffs. Al pasador de los Rams lo capturaron 30 veces.

Los Cincinnati Bengals llegan al Super Bowl luego de 33 años. Nunca han sido campeones, perdieron las ediciones XVI, en 1982, y XXIII, en 1989, ante los San Francisco 49ers.

Los Angeles Rams buscarán levantar su segundo trofeo Vince Lombardi. Han jugado cuatro veces por el campeonato de la NFL, sólo ganaron el Super Bowl XXXIV a los Titans, en el año 2000.

Este domingo los Rams tendrán la oportunidad de coronarse en su hogar, el SoFi Stadium, sede del Super Bowl LVI, que la liga designó desde hace tres años, y ser el segundo equipo en lograrlo.

El año pasado el honor correspondió a los Tampa Bay Buccaneers en su casa, el Raymond James Stadium, donde vencieron en el Super Bowl LV a los Kansas City Chiefs.EFE

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Rony Ríos/elPeriódico
Alerta roja afecta regreso a clases
noticia Juan Corado
Selección Sub-20 arriba a San Pedro Sula y desafía a México
noticia AFP
Nuevos “corredores” en Ucrania para evacuar a civiles


Más en esta sección

Giammattei y políticos de Guatemala participan en un desayuno de oración

otras-noticias

EE. UU.  busca extraditar al “Chejazo” por narcotráfico

otras-noticias

CC mantiene beneficio para exdiputada Emilenne Mazariegos

otras-noticias

Publicidad