[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Deportes

Carrillo rescata un empate para Perú


Con un doblete, el delantero peruano André Carrillo enterró las ilusiones de Paraguay de sumar su primera victoria en el inicio este jueves de la eliminatoria sudamericana al Mundial Catar-2002, al empatar 2-2 con la blanquirroja en Asunción.

 

foto-articulo-Deportes

Los incas abrieron el marcador a los 52 minutos gracias al oportunismo de Carrillo, que se encontraba en el lugar y en el momento preciso.

Un mal despeje de cabeza del central Gustavo Gómez encontró al atacante del Al-Hilal saudí de frente al arco y su remate se coló en la portería defendida por Junior Fernández.

La Albirroja empató a los 65 a través del Ángel Romero y el mismo volante del San Lorenzo argentino revirtió temporalmente el marcador a los 81.

Sin embargo, otra vez Carrillo, como un fantasma, metió la cabeza, de palomita, en el lugar preciso para vencer la valla de Fernández, como un intruso metido entre tres defensores.

«Creo que cometimos algunos errores que nos costaron dos goles. Es mejor irse con un empate que con una derrota», advirtió Carrillo.

A su turno, el seleccionador peruano, el argentino Ricardo Gareca, valoró el punto obtenido al mostrarse conforme con el resultado.

«La ambición es ganar pero de acuerdo a las circunstancias del partido, en una cancha muy difícil y un rival muy difícil el empate está bien, no le queda mal al partido a ojos de lo que vi», indicó ‘el Tigre’ Gareca.

«Es un punto que suma, un partido que suma, un trámite de partido que nos refuerza en la manera de jugar y tenemos que seguir por este camino», admitió el seleccionador de Paraguay, el argentino Eduardo Berizzo.

Paraguay había hecho méritos para anotar en los primeros 30 minutos de juego.

A los 6, el portero peruano Pedro Gallese atajó espectacularmente un remate del delantero paraguayo Darío Lezcano.

El atacante recibió con el pecho un centro corto del volante Andrés Cubas. Le hizo un «sombrero» a Carlos Zambrano y le pegó de aire pero la pelota fue desviada en forma providencial al córner por Gallese.

A los 10 minutos, la Albirroja se perdió otra oportunidad tras una proyección punzante del carrilero izquierdo Blas Riveros, cuyo centro se perdió caprichosamente sin que Lezcano ni Miguel Almirón pudieran tocar para introducirla.

Pero el conjunto de la banda roja cruzada no se apuró y realizó algunos chispazos en el primer tiempo, uno de ellos, desaprovechado por el mismo Carrillo cuando el guardameta Fernández se equivocó en el pase a uno de sus defensores.

– Pitana perdonó a Zambrano –

A los 17, el árbitro argentino Néstor Pitana le perdonó la vida al central peruano Zambrano, quien propinó un codazo en el cuello al delantero Miguel Almirón cuando entraba con posibilidades de anotar. El juez fue llamado por el VAR pero se mantuvo en la tarjeta de amonestación que sacó al defensa inca de Boca Juniors.

En el segundo tiempo, el experimentado equipo peruano esperó en forma ordenada para controlar las incursiones del conjunto albirrojo antes de ir al contraataque.

A los 52, el lateral Miguel Trauco lanzó un lateral largo que cabeceó deficientemente el zaguero Gómez.

Carrillo, quien se encontraba en el extremo derecho, remató de aire, potente y la pelota se introdujo por el poste izquierdo del arco paraguayo.

La derrota parcial desesperó al técnico Eduardo Berizzo quien ordenó el ingreso de dos delanteros y de un volante ofensivo: Raúl Bobadilla, Angel Romero y Richard Sánchez.

A los 65 ya tuvo retorno con el empate de Romero en su primer contacto con la pelota y el área rival. La pelota había sido recuperada por el también recién ingresado Sánchez.

Desde entonces, Paraguay imprimió un ritmo vertiginoso que desembocó en el segundo tanto de Romero a los 81, quien remató cruzado, inatajable, originado en un centro córner. El defensa adelantado Espínola le sirvió de cabeza para el cañonazo que tuvo destino de red.

La alegría guaraní no duró mucho.

La osadía de Carrillo se encargó de echar por la borda el festejo prematuro de los paraguayos.

Prácticamente robó de cabeza un centro desde la izquierda, metido entre tres defensores guaraníes para sellar el resultado que se lleva a Lima.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Mariajosé Rosales Solano
Entre el fascismo y la autodeterminación

Interrumpir el silencio para tejer la historia de las mujeres y los pueblos.

 

noticia Lionel Toriello
Los guardianes del dinero…

La Patria necesita de nuevos y frescos liderazgos.

noticia J. Moreno De León / elPeriódico
En el día de conmemoración de los muertos, actividades para los vivos


Más en esta sección

Compras navideñas desde casa con aeropost.com

otras-noticias

Menchú pide a Giammattei incluir a indígenas en diálogo sobre crisis en Guatemala

otras-noticias

Organizaciones denuncian que Guatemala vive una situación violenta por parte del Estado

otras-noticias

Publicidad