[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Deportes

Kaepernick, de reprobado a reivindicado


Cuatro años después de comenzar un movimiento de protesta contra el racismo que le costó su carrera en la NFL, el veredicto ha llegado: Colin Kaepernick se arrodilló del lado correcto de la historia.

 

foto-articulo-Deportes

De ser vilipendiado por negarse a escuchar erguido el himno nacional previo a los partidos en 2016, el ex jugador de los San Francisco 49ers vive ahora un momento de reivindicación en medio de la ola de protestas en Estados Unidos por el crimen de George Floyd.

Muchos de sus más feroces críticos han virado su posición y, a lo largo de la NFL, jugadores que hasta ahora preferían no abordar cuestiones políticas anuncian su intención de poner la rodilla en el césped en cuanto comience la próxima temporada.

Desde la cúspide de la liga más popular de Estados Unidos, el comisionado Roger Goodell animó a los equipos a darle a Kaepernick una oportunidad de volver a jugar y reconoció que la liga se equivocó ignorando durante años las protestas de sus jugadores contra el racismo.

Incluso el presidente Donald Trump, que una vez dijo que Kaepernick debería «encontrar un país que sea mejor para él» e insultó y pidió el despido de los jugadores que hincaban la rodilla, ahora cree que el mariscal de campo debería «absolutamente» poder regresar a la NFL si mantiene el nivel necesario.

La gran pregunta ahora es si Kaepernick recibirá esa oportunidad por parte de alguna de las 32 franquicias, pero también si está interesado en ella.

Pese al creciente apoyo, el regreso del jugador puede no ser una tarea sencilla. Kaepernick, de 32 años, no ha jugado un minuto en la NFL desde el 1 de enero de 2017; volver a la élite de este deporte tras casi cuatro años de ausencia sería un logro sin apenas precedentes.

En la historia reciente solo podría ser comparado, aunque en muy distintas circunstancias, con el caso de Michael Vick, quien firmó con los Philadelphia Eagles en 2009 después de estar dos años en prisión por su participación en una red ilegal de peleas de perros.

Vick, quien tenía entonces 29 años, fue titular en una ocasión esa temporada mientras se reajustaba a la vida en la NFL.

«Suplente, en el mejor caso»

«Tres temporadas completas es una pausa interminable del juego, y Kaepernick tendría que ser, en el mejor de los casos, un suplente y tal vez incluso un suplente segundo», cree Judy Battista, analista del canal NFL Network.

«No sé qué puede ofrecer en términos de capacidad actual de ganar juegos. ¿Cómo podría alguien hacerlo? La única manera de averiguarlo es que un equipo lleve a Kaepernick a un entrenamiento de verdad», afirmó.

Drew Rosenhaus, un agente de la NFL que representa a más de 170 jugadores, está convencido de que Kaepernick encontrará un equipo.

«Creo que debería ser fichado. Creo que le ficharán», dijo Rosenhaus. «Llévalo al campo de entrenamiento y dale la oportunidad de competir como todos los demás. Se lo merece».

Aun sin equipo, Kaepernick ha seguido siendo una presencia constante en la liga. Ante las sospechas de un pacto para mantenerlo fuera de la competición, Kaepernick presentó una queja ante la NFL en 2017 y en 2019 ambas partes llegaron a un acuerdo por una cantidad no revelada.

El pasado noviembre, la liga organizó un entrenamiento para él en Atlanta, invitando a representantes de los 32 equipos, en el que se reportó que estuvo lo suficientemente sólido como para ser una opción como mariscal de campo sustituto.

¿Futuro en el activismo?

Ninguna oferta se concretó después de aquel entrenamiento pero la situación ha dado un giro con los acontecimientos desatados tras el crimen del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco de Minneapolis el 25 de mayo.

Hincar la rodilla al estilo de Kaepernick se ha convertido en un símbolo omnipresente de las protestas que estallaron alrededor del mundo, como símbolo contra el racismo y la violencia policial.

Desde entonces, varios entrenadores han alabado tanto el compromiso como el talento del jugador, pero ninguna franquicia le ha ofrecido una prueba.

Tampoco está claro que ese sea el deseo del jugador. En noviembre, Kaepernick insistió en que había estado «listo durante tres años» para volver, y pidió a los equipos «que dejaran de huir de la verdad».

Pero desde entonces el mariscal de campo ha permanecido mayormente en silencio. Si ningún equipo firma a Kaepernick como jugador, puede que su futuro esté en el activismo.

El jueves la plataforma de publicación online Medium anunció que Kaepernick ocupará un puesto en su junta directiva y se encargará de crear historias centradas en temas raciales, mientras que el comisionado Goodell le invito a unirse a la NFL como asesor en temas sociales.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Fiscalía guatemalteca “preocupada” por temores de testigo en procesos judiciales de corrupción
noticia Editorial
Elección de magistrados: como en feria
noticia
5minutos

Lea lo que tiene que saber hoy en 5minutos.



Más en esta sección

Las compras de la PNC bajo la administración de Tzuban

otras-noticias

Cientos de manifestantes mantienen activa la Plaza

otras-noticias

Relatos de una injusticia

otras-noticias

Publicidad