[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Vida inteligente

Por qué el juego desordenado es importante para los niños


foto-articulo-Vida inteligente

Para los niños, el mundo es grandioso y nuevo. Aprenden mejor explorando partes de él por su cuenta, a menudo a través del juego desordenado. “El juego desordenado les da a los niños la libertad de jugar, crear y explorar sin temor a las consecuencias”, dice Meg Bourne, fundadora y directora ejecutiva de Art Feeds. “De hecho, puede haber un lío, pero es importante que suceda sin juzgar ni un entorno muy disciplinario. Cuando los niños pueden ensuciarse, se crea tanto una sensación de libertad como una sensación de seguridad. Esto les permite crear un espacio donde puedan ser plenamente ellos mismos”.

En el juego desordenado, los niños pueden explorar todos sus sentidos. Cuando moldean suciedad cinética o aplastan perlas de agua entre sus dedos, abren sus mentes a nuevas experiencias y posibilidades. Es una forma de aprendizaje no estructurada que ayuda a los niños a desarrollar confianza, resolver problemas, cultivar su imaginación y mucho más. Después de todo, “los niños aprenden jugando y haciendo”, según Sandra Oh Lin, directora ejecutiva y fundadora de KiwiCo. “Permitir que los niños se involucren en juegos desordenados establece las bases para el pensamiento independiente y las habilidades de resolución de problemas para desarrollar la confianza creativa de los niños”, dice ella. “Los niños con confianza creativa no asumen una ‘forma correcta’ de construir con bloques, hacer un dibujo o resolver un problema. ¡Su forma única es la correcta!”

Un estudio publicado en Interdiscipline Behavior and Social Sciences encontró que el juego desordenado en realidad juega un papel importante en fomentar la creatividad de los niños en edad preescolar. Aún más, estimula su imaginación. Y para los niños con sensibilidad sensorial, el juego desordenado y los juegos de simulación pueden mejorar el compromiso para ellos. Los niños también obtienen experiencias memorables de aprendizaje temprano cuando participan en juegos materiales. Aprenden a concentrarse; después de todo, es necesario concentrarse para verter baba en un frasco o construir una torre con plastilina. Y todo esto demuestra que los beneficiará más adelante en la vida. “Es como un músculo con el que se desarrolla fuerza con el tiempo”, explica Bourne, “y si los niños practican desde que son pequeños, tendrán más confianza en sus habilidades como adultos jóvenes y adultos”.

El juego desordenado tampoco necesita estar completamente desestructurado. Puede tener determinados controles, como los materiales que utilizan y dónde se les permite jugar, pero el objetivo es fomentar la autoexpresión. “La buena noticia sobre el juego desordenado es que lleva tiempo y ocupa a los pequeños para que exploren por su cuenta”, dice Bourne. “En una época en la que las familias están encerradas juntas, el juego desordenado puede crear libertad para todos: dar a los niños la oportunidad de ser ellos mismos y sus padres un momento para respirar y no manejar las expectativas continuas, la disciplina y el arbitraje que pueden surgir con los niños encerrados en un espacio”.

Intenta con guerras de pintura, pintar mármol con crema de afeitar y contenedores sensoriales, como sugiere Bourne. Una de sus actividades favoritas se llama acertadamente “Dino Dig”, que congela figuras de dinosaurios en agua, tierra, sal, arena y brillantina, luego simplemente “dale a tu hijo un cepillo de dientes, un pincel y una cuchara, y deja que ellos busquen dinosaurios”.

El juego desordenado no tiene por qué tener un tema, por supuesto. Da a tus hijos algunas pinturas no tóxicas y pega con cinta grandes trozos de papel al piso y las paredes. Déjalos jugar a Picasso creando obras de arte. Deja que tus hijos te enseñen los conceptos que ellos aprenden. Les da la oportunidad de comunicarse con confianza y los motiva a aprender más. “Da a tus hijos las herramientas, el espacio y el permiso para ensuciarse un poco”, dice Oh Lin, “y mira qué pasa”.

Artículo por Martha Stewart

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Anuncian que los Óscars se transmitirán desde varios lugares
noticia Geldi Muñoz Palala/elPeriódico
Grupos criminales podrían estar detrás de invasiones

Se observa que hay grupos interesados en este delito

noticia Europa Press
WhatsApp asegura que los mensajes y llamadas seguirán siendo privados


Más en esta sección

Un millonario japonés ofrece ocho plazas para un viaje alrededor de la Luna

otras-noticias

El reggae dice adiós a Bunny Wailer

otras-noticias

Guatemala cuenta con su Academia de Ciencias Cinematográficas

otras-noticias

Publicidad