[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Vida inteligente

Cómo trabajar desde casa cuando toda tu familia está en casa también


foto-articulo-Vida inteligente

Mi esposa y yo trabajamos en casa. Cada día. Hemos tenido esa parte resuelta durante los últimos 15 años.

¿Pero sabes quién no “trabaja” en casa? Nuestras dos hijas, que tienen ocho y diez años. Normalmente están en la escuela todos los días. Excepto que ahora, como tu, mi esposa y yo descubrimos que nuestros hijos están ahora en casa durante nuestro horario de oficina y no son buenos compañeros de trabajo.

Ellos discuten, se quejan, tienen (muchas) necesidades. Ahora, también son una gran fuente de amor y alegría, que es muy necesario en la época del coronavirus, pero esos factores a menudo son difíciles de conciliar con una lista diaria de tareas para adultos.

Como la mayoría de las familias, la familia Mohr está tratando de encontrar algún sentido de normalidad. Y tiene que haber normalidad, porque al menos según los informes, esta unión forzada no va a terminar pronto.

Afortunadamente, mi esposa y yo hemos estado aquí antes, solo que en términos diferentes. Una (o ambas) de nuestras hijas tuvo que quedarse en casa enferma y no ir a la escuela mientras ambos cumplíamos el plazo. Hemos experimentado días de formación de maestros. Y luego hay una pequeña cosa llamada vacaciones de verano que hemos tenido que navegar cada año que han estado en la escuela.

Esos casos no son como la crisis del COVID-19 de ninguna manera, excepto que nosotros, como familia, tenemos que equilibrar nuestra vida familiar y nuestra vida laboral. Y, como hemos descubierto, es posible.

Solo tienes que seguir algunas reglas básicas.

CREEN UN HORARIO JUNTOS

Debido a que mi esposa y yo no educamos en casa a nuestros hijos, no somos muy hábiles para crear un día escolar. Y a pesar de que ambos tenemos nuestro doctorado, un horario familiar es una gran empresa.

Es por eso que hicimos de los horarios algo familiar. (Además, a nadie le gusta un dictador y la broma de “confía en nosotros, somos médicos” pasó de moda después de la segunda vez que se la contamos a nuestras hijas).

Así que al principio de la auto cuarentena nos sentamos con las niñas y creamos un horario que todos podríamos seguir. Así es como se ve:

  • 6:00am Los adultos se despiertan antes que los niños (el silencio es necesario). Tomaremos café, caminaremos al aire libre, meditaremos o haremos ejercicio en el gimnasio de nuestra casa.
  • 7:00am Los niños pueden bajar las escaleras, si están despiertos (las nuestras siempre lo están)
  • 7:30 a 8:00am Comer algo
  • 8:00 a 9:00am Leer algo
  • 9:00 a 10am Mueve algo (a menudo un paseo familiar, un juego al aire libre o las tareas del hogar). Un día a la semana dividimos y conquistamos las tareas de la casa: pasar la aspiradora, limpiar baños, lavar pisos, etc. Todo esto cuenta como movimiento y también nos ayuda a mantener las cosas en orden.
  • 10:00am a 12:00pm Tiempo de computadora (aprendizaje a distancia para ellos mientras uno de nosotros ayuda a nuestra hija menor y el otro adulto trabaja en su propio trabajo)
  • 12:00 a 1:00pm Almuerzo y luego un poco de juego
  • 1:00 a 2:00pm Crea algo (hay clases de dibujo en línea con autores, las configuraremos con manualidades, etc.)
  • 2:00 a 3:00pm Escribe algo (la más pequeña necesita algo de ayuda aquí, así que el padre que no ayudó antes ahora ayuda mientras el otro trabaja)
  • 3:00 a 3:20pm Facebook Live con el zoológico de Cincinnati, lo más destacado del día
  • 3:30 a 4:00pm Las niñas juegan algo mientras los adultos trabajamos
  • 4:00 a 5:00pm Hora de televisión (que tal vez incluya algunas novedades)
  • 5:00 a 6:00pm Cocinar, comer y limpiar
  • 6:00 a 8:00pm Conectarse con alguien (juego familiar, FaceTime con familiares, amigos, etc.) 

En resumen: estructura, más algo de flexibilidad.

Al principio fuimos un poco agresivos y sobreprogramados. Ahora tenemos este programa diario que ha estado funcionando hasta ahora. ¿Y si no es así? Repetiremos y trabajaremos en lo que funciona.

No seguimos esto al minuto exactamente, pero hemos aprendido que a nuestros hijos les encanta la estructura y, al igual que cuando están en la escuela, necesitan algo de rutina y consistencia todos los días.

COCINEN JUNTOS

Hacemos que nuestras hijas nos ayuden con un horario de comidas. Pueden preparar lo que puedan, idear recetas y usar lo que tenemos en la despensa, el congelador, etc., porque apenas vamos a las tiendas.

Es divertido. Es nutritivo. Y se lleva a cabo lejos de cualquier computadora, teléfono inteligente o pantalla de televisión. Además, podemos comernos los resultados.

HAGAN LAS TAREAS JUNTOS

En nuestro horario diario, ahora las niñas contribuyen más que nunca a las tareas diarias. Siempre han estado a cargo de la limpieza de la cena, pero ahora, debido a que todos estamos contribuyendo al desorden en nuestra casa durante todo el día, lo hemos agregado a su lista de tareas.

La primera semana limpiamos el primer piso de nuestra casa. La segunda semana todos hicimos la segunda. Ahora alternaremos cada semana.

JUNTOS, CREEN TIEMPO PARA ESTAR SEPARADOS

Necesitábamos ser honestos y directos el uno con el otro y con nuestras hijas: todos nos sentíamos desorientados con la vida como la conocíamos, ya que sabíamos que se estaba deteniendo.

Hablamos sobre cómo podría verse la nueva realidad en la cena de la primera noche y lo difícil que fue. Cuando mi esposa le preguntó a nuestra hija de 10 años qué es lo que más la asusta de todo esto, ella respondió: “Que pasaremos los próximos 21 días hablando entre nosotros como lo hicimos hoy”. Le dolió.

Y ahí fue cuando nos dimos cuenta de que la unión es genial, pero demasiada unión puede causar una guerra civil. Cada uno de nosotros necesitábamos tiempo para estar solos, para no tener un horario, para hacer lo que necesitábamos y sentir lo que fuera que estábamos sintiendo.

Para nosotros, significa un momento de tranquilidad en la oficina donde nadie puede molestar al otro (niños o adultos) o tal vez un paseo afuera solos. Nuestros hijos necesitan lo mismo.

Todos necesitan espacio para sí mismos, lejos de los demás y del ruido del mundo.

EL RESULTADO FINAL

No estoy diciendo que nuestro horario sea el mejor o que funcione para usted.

Lo que sí sé es que construir nuestro programa y cumplirlo, sin duda nos une.

Estamos aprendiendo a ser más creativos, pasando más tiempo juntos como familia en lugar de distraernos constantemente, y somos amigos habituales en FaceTime que no teníamos antes. Hablamos más con nuestra familia extendida, mientras nos revisamos unos a otros. Y para ser honesto, es realmente agradable.

Si bien esta situación es extraña, incierta y ciertamente aterradora, hay algo que decir sobre todo lo anterior. Todos estamos moviendo nuestros cuerpos más que nunca, incluidos los niños. Les dejamos traer pelotas de baloncesto para rebotar mientras hacemos paseos familiares (ellos también necesitan entretenerse). Vemos vecinos con regularidad a quienes normalmente no vemos (desde el otro lado de la calle, por supuesto). Y estamos jugando juntos, hablando de nuestra experiencia y nuestra comprensión sobre la marcha.

Si bien no espero que esto se convierta en la nueva normalidad, puedo ver cómo estamos creciendo a partir de la experiencia. Y tú también puedes. Tenga conversaciones que normalmente no tiene. Aproveche este tiempo para aprender algo nuevo (incluso si es tan simple como cocinar una nueva receta). Trate de aprender algo sobre un amigo o familiar que no conocía antes. Estamos juntos en esto y todos creceremos juntos.

Artículo por Men´s Health

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
AEU solicita la renuncia del rector Murphy Paiz
noticia Europa Press
¿Cuál es el origen de la sandía?

El estudio corrige un error de 90 años que agrupaba las sandías en la misma categoría que el melón cidra sudafricano.

noticia Cristian Velix/elPeriódico
MP: Consuelo Porras no conocía sobre los posibles sobornos hacia Giammattei

Las supuestas dádivas se le podrían haber dado al gobernante a cambio de una concesión en un puerto del país y mantener contratos gubernamentales.



Más en esta sección

Pacientes crónicos del IGSS sufren escasez de medicamentos

otras-noticias

Giammattei evita hablar de corrupción, pide ayuda sin condiciones y responsabiliza a EE. UU. de demanda de drogas

otras-noticias

Sala confirma absolución de hijo y hermano de Jimmy Morales

otras-noticias

Publicidad