[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Salud

Insulina: el medicamento que revolucionó el tratamiento de la diabetes


El medicamento cumple cien años. A pesar de que millones de vidas se han salvado, cada vez hay más personas con diabetes en el mundo.

foto-articulo-Salud

La vida de muchas personas cambió radicalmente con el descubrimiento de la insulina en 1921 como tratamiento para pacientes con diabetes, en la Universidad de Toronto, Canadá. Muchas de estas personas estuvieron cerca de morir, pero sobrevivieron gracias a la administración de este medicamento.

Gran número de estudios realizados desde su descubrimiento han demostrado que la insulina es una alternativa segura, efectiva, bien tolerada y aceptada para el tratamiento a largo plazo de la diabetes tipo 1 y la diabetes tipo 2, incluso desde el primer día del diagnóstico. 

A principios del siglo XX, una dieta estricta baja en calorías y sin carbohidratos era el único tratamiento eficaz para la diabetes. Pero este método, con una ingesta de alimentos a veces tan baja como 500 calorías por día, tuvo sus consecuencias, ya que la inanición lenta, como la diabetes, agotó a los pacientes de su fuerza y ​​energía, dejándolos semi-inválidos.

En 1921, investigadores de la Universidad de Toronto comenzaron una serie de experimentos que finalmente conducirían al aislamiento y la producción comercial de insulina, una hormona pancreática esencial para metabolizar los carbohidratos.

De acuerdo con una publicación de Science History Institute, Frederick Banting y su asistente, Charles Herbert Best, bajo la dirección de Jon Macleod, comenzaron sus experimentos en mayo de 1921

Banting y Best comenzaron a estudiar la diabetes a través de una combinación experimental de ligadura de conductos, que implicaba atar el conducto pancreático al intestino delgado y pancreatectomías, o la extirpación quirúrgica completa del páncreas.

La publicación afirma que la ligadura de conductos sirvió para atrofiar las células acini que producían las secreciones digestivas, dejando atrás solo las células de los islotes de Langerhans

Asimismo, los científicos descubrieron que los perros ligados a conductos no desarrollaron diabetes y que la insulina redujo drásticamente los niveles de azúcar en sangre de los perros experimentales diabéticos.

Banting y Best con uno de los perros experimentales.

La primer prueba en humanos

A finales de 1921, Macleod invitó a James Bertram Collip, bioquímico del departamento de fisiología de la Universidad de Toronto, para ayudar a Banting y Best a purificar su extracto

A medida que se aceleraba el ritmo experimental, Banting y Best necesitaban grandes cantidades de su extracto, por lo que Collip se puso a trabajar purificando el extracto para pruebas clínicas en humanos.

Al año siguiente, Leonard Thompson se convirtió en la primera persona con diabetes que recibió tratamiento con insulina. Tenía 14 años y estaba internado en cuidados intensivos en el Hospital General de Toronto.

Collip hizo un gran avance en la purificación del extracto, utilizando alcohol en una concentración ligeramente superior al 90 por ciento para precipitar la insulina. Durante este tiempo existió un tipo de tensión personal entre los cuatro científicos que estuvieron involucrados en la creación de la misma.

No obstante, en 1923, Banting y Macleod recibieron el Premio Nobel de Fisiología o Medicina de 1923 por el descubrimiento de la insulina. Que el comité del Nobel eligiera solo a Banting y Macleod para el premio provocó más animosidad. 

Banting, indignado de que Macleod fuera elegido para compartir el premio con él, anunció de inmediato que dividiría sus ganancias con Best. Macleod, quizás en reacción al gesto de Banting, anunció que él también dividiría su premio con Collip.

Su evolución

Junto con estos avances, también evolucionaron los dispositivos de administración de la insulina, ya que al principio el tratamiento se administraba por medio de un jeringa, sin embargo en 1963 surgieron las bombas de insulina.

A partir de 1970, el sistema incluyó una infusión continua de insulina subcutánea, más tarde, también se conectó a un monitor de glucemia continuo. Por último, en 1983, un laboratorio farmacéutico introdujo en el mercado las plumas de insulina.

En la actualidad, se están estudiando las cápsulas de insulina de administración oral y se está llevando a cabo una investigación exhaustiva sobre el desarrollo de un páncreas artificial. Los aerosoles de insulina por vía inhalatoria que se comercializaron en 2006-2007 fueron retirados del mercado europeo 10 años después debido a su baja eficacia.

Las perspectivas futuras se centran en el aumento de la miniaturización y de la tolerancia máxima de los dispositivos comercializados para ofrecer a las personas con diabetes la mejor calidad de vida posible.

A pesar de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) la incluyó en la lista de medicamentos desde 1977, todavía existe una importante brecha de acceso, sobre todo en países en vías de desarrollo, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Te puede interesar:

Claudia Ramirez
Reportera de Cultura y Entretenimiento. Periodista profesional con Licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Universidad de San Carlos. Considero que la educación es clave para formar una sociedad empática, consciente y justa.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia EFE
Guatemala supera las 17 mil muertes por COVID-19
noticia EFE
La jefa del Comando Sur de EE.UU. ofrece ayuda militar a Honduras
noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Niña guatemalteca falleció en un incendio en una casa rodante en Texas


Más en esta sección

Los personajes famosos de talla mundial fallecidos en 2022

otras-noticias

Secretaría de Comunicación confirma muerte de Javier Maldonado, voz institucional de Gobierno

otras-noticias

Cesare Pavese para desvelados

otras-noticias

Publicidad