[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Salud

¿Cuál es la importancia de moderar la velocidad al comer?


El estudio también añade más pruebas de que la gente come más cuando se le dan porciones más grandes.

foto-articulo-Salud

Las personas que comen más rápido o dan bocados más grandes son más propensas a comer más en una comida, según una nueva investigación que se presenta en el Nutrition 2021 Live Online, que proporciona nuevos conocimientos sobre los factores que podrían contribuir a comer en exceso.

El estudio también añade más pruebas de que la gente come más cuando se le dan porciones más grandes. Los investigadores descubrieron que los participantes en el estudio comían, de media, un 43% más cuando el tamaño de la ración de una comida se incrementaba en un 75%.

“Aunque los estudios han constatado que la gente come más cuando se le sirven raciones más grandes, se sabe menos sobre por qué ocurre esto o por qué algunas personas responden más que otras a los efectos de las raciones grandes“, explica la primera autora, Paige Cunningham, estudiante de doctorado de la Universidad Estatal de Pensilvania, en Estados Unidos.

Según destaca, “este es uno de los primeros estudios que explora si las características de la velocidad de comer y el tamaño de los bocados tienen un efecto en el consumo de alimentos de las personas en respuesta a las porciones más grandes”.

Para el nuevo estudio, los investigadores sirvieron la comida a 44 hombres y mujeres una vez a la semana durante cuatro semanas. En cada comida, los participantes en el estudio recibieron, en orden aleatorio, una porción diferente de macarrones con queso con agua para beber. Los investigadores grabaron en vídeo cada comida para evaluar la velocidad a la que los participantes comían y el tamaño de sus bocados.

El hecho de que los participantes comieran comidas de los cuatro tamaños, significaba que cada uno podía servir de comparación. Los investigadores esperan que los resultados sean generalizables a otros grupos, ya que los participantes en el estudio eran diversos en términos de edad, sexo, peso corporal, ingresos y educación.

“Según nuestros resultados, ser consciente del tamaño de las porciones, ir más despacio al comer y tomar bocados más pequeños podría ayudar a evitar el consumo excesivo –afirma Cunningham–. Además, como la gente come más cuando se sirve más, el consumo excesivo de calorías de las porciones grandes puede reducirse eligiendo alimentos que tengan menos calorías por bocado. Esto permite comer las mismas porciones de alimentos que llenan mientras se consumen menos calorías”.

Los investigadores tienen previsto realizar más estudios para ver si sus conclusiones se aplican a una comida más larga y compleja que incluya una variedad de alimentos, texturas y sabores.

Te puede interesar:

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción/ elPeriódico
Un encuentro con Augusto Monterroso
noticia Aquiles Faillace
Corrupción y migración, las palabras que el viento se llevó…

Ante el arribo de la vicepresidenta Kamala Harris, unas consideraciones.

noticia Europa Press
El Partido Republicano condena el asalto al Capitolio y advierte de que no es “patriotismo”


Más en esta sección

Porras pide fondos para pagarle Q249.6 millones a contratistas

otras-noticias

Guatemala registra más de 100 mil casos de desnutrición aguda en seis años

otras-noticias

Tras la firma del ex-Decano de Derecho de la Da Vinci

otras-noticias

Publicidad