[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Salud

No hay ciudad para la discapacidad


Cuatro personas con discapacidad cuentan cómo se han tenido que adaptar a una ciudad poco accesible.

foto-articulo-Salud

Para Osman, salir a la ciudad es todo un reto cada vez que necesita moverse a alguna parte. Constantemente se encuentra con obstáculos que podrían costarle la vida, por lo que el deseo de transitar libremente por las calles con su silla de ruedas queda frustrado cuando tiene que enfrentarse a estos riesgos diariamente.

Lo mismo le sucede a Noé, quien solo siente la sensación de los carros pasando al lado sin poder verlos y camina con el miedo de encontrarse con banquetas o alcantarillas en mal estado que le podrían ocasionar un accidente.

El no poder pedir ayuda en la calle es común en el día a día de Carmen y Julio Roberto, quienes también se encuentran todo el tiempo con obstáculos en la ciudad, específicamente de comunicación. A diario se topan con personas poco tolerantes y una infraestructura que no se adapta a sus necesidades.

Decenas de personas con diferentes discapacidades se arriesgan a diario al transitar por la Ciudad de Guatemala, ya que son pocas las áreas que se adaptan a sus necesidades. 

Las calles capitalinas son un peligro para los hombres y mujeres que no pueden movilizarse por la acera, ver su camino o  escuchar su entorno. Cuatro personas con discapacidad hablaron con elPeriódico y describieron cómo es vivir en una ciudad que no es accesible para ellos.

Dos ruedas para cruzar el escarpado

Han pasado 18 años desde que un terrible accidente entre dos vehículos, provocado por una persona que conducía en contra de la vía en una curva, dejó a Osman Caal con parálisis en la mitad inferior de su cuerpo, convirtiéndolo en usuario de silla de ruedas.

Caal indicó que durante siete años vivió en depresión y con la vergüenza de movilizarse en la silla de ruedas, hasta que un día decidió cambiar su situación y acabar con el encierro que cada día lo debilitaba más.

A pesar de que ya había superado la depresión, Caal se encontró con otro obstáculo: la mala infraestructura de la ciudad, que no se adapta para personas que –como él– no pueden caminar.

Para Osman, “salir es un desafío”, ya que cada día encuentra un nuevo obstáculo en las calles de la ciudad, desde banquetas altas y con gradas hasta túmulos en mal estado.

El entrevistado señaló que la ciudad de Guatemala se encuentra “muy lejos” de ser inclusiva para las personas con discapacidad motora, debido a que solo algunos sectores en la capital cuentan con banquetas amplias y rampas.

Asimismo, mencionó que otra de las grandes dificultades es el sistema de transporte. “No hay transporte adecuado para los usuarios de silla de ruedas, por lo que tengo que pedir favor que me lleven o usar servicio de taxi”, detalló.

También agregó que, debido a la mala infraestructura de las aceras, debe transitar sobre la calle. Esto es peligroso, ya que los automovilistas no lo respetan.

Según Osman, la municipalidad realiza acciones sin el conocimiento previo de las necesidades de estos usuarios.

“Las rampas deberían tener una inclinación de 12 a 17 grados, pero las que ha hecho la municipalidad cuentan a veces con una inclinación de 45 grados, por lo que es todo un reto subirlas y bajarlas”,

Osman Caal.

Habitar una ciudad que no se ve

La zona 1 capitalina es “bastante conocida” por la población con discapacidad visual, pero salir de ella representa un peligro para todos, ya que comienzan a desaparecer las guías táctiles y la ciudad se vuelven menos conocida.

Esta comunidad ve amenazas constantes en la poca accesibilidad que tiene la urbe, como por ejemplo: la falta de semáforos sonoros, que se convierte en un factor de riesgo al querer cruzar las calles.

Noé Hinestroza, una persona con discapacidad visual, describió a la ciudad capital como “poco accesible”, ya que no cuenta con métodos inclusivos. “Había un semáforo sonoro en la zona 4, pero solo funcionó cerca de un año”.

Asimismo, confirmó que el servicio de transporte público también es un tema en el que debería trabajar la municipalidad, en especial en las paradas de buses, ya que no se adecuan a sus necesidades.

"Es necesario que la municipalidad capacite a su personal y verifique que, en efecto, los trabajadores apliquen estas enseñanzas en el día a día, desde ayudar con indicaciones a una persona no vidente, hasta parar el tránsito para darles vía",

Noe Hinestroza.

La urbe que se mueve en silencio

Poder caminar y ver con claridad a las personas que pasan a su alrededor o los vehículos que transitan por las calles puede ser frustrante cuando alguien se dirige a su destino sin escuchar ningún sonido.

Asimismo, lo es cuando una persona quiere comunicarse con alguien para pedir indicaciones sobre una dirección pero no entiende lengua de señas y no hay rótulos con imágenes simples que describan las rutas.

Para Carmen Pérez Revolorio, miembro de la Asociación de Sordos de Guatemala (Asorgua) y persona con discapacidad auditiva, la ciudad de Guatemala no es un sitio donde ella se siente segura.

Además, agregó que ha sufrido acoso callejero y siente miedo al saber que no podría pedir ayuda comunicándose con lengua de señas si la sociedad no está capacitada para entenderle.

Pérez Revolorio indicó que es indispensable que la municipalidad se capacite sobre el diseño universal, ya que este método de comunicación gráfico facilitaría el entendimiento de muchas personas con o sin discapacidad.

Uno de los mayores obstáculos con los que se topan a diario las mujeres y hombres con discapacidad auditiva es la barrera comunicacional, específicamente con los servidores públicos como los agentes de tránsito o los policías.

Julio Roberto Bamaca, presidente de Asorgua, afirmó que es necesario que estos trabajadores que están al servicio de la población conozcan la cultura de las personas con discapacidad.

Según Bamaca, es de suma importancia que el equipo de trabajo que ve temas de discapacidad esté integrado por personas con discapacidad, ya que conocen sus derechos y podrían trabajar en proyectos que sí serían inclusivos.

El presidente de Asorgua indicó que ellos necesitan rótulos con indicaciones de direcciones, específicamente en las paradas del transporte, ya que en esos lugares nadie está capacitado para ayudarlos.

"Es necesario que la población guatemalteca se empiece a interesar por la cultura sorda. La comunidad de personas con discapacidad auditiva está dispuesta a dar cursos de lengua de señas para disminuir las barreras de comunicación",

Julio Roberto Bamaca, presidente de Asorgua.

¿Qué hacer para hacer ciudad?

Clarivel Castillo, presidenta del Consejo Nacional para la Atención de las Personas con Discapacidad (Conadi), mencionó que es importante que todas las instituciones públicas y privadas en el país cumplan con lo establecido en la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Según este convenio, los “estados partes” celebrarán consultas estrechas y colaborarán activamente con las personas con discapacidad, para determinar la forma en que la aplicación de una idea aporte significativamente al acceso e inclusión de las personas.

“En ese sentido el Conadi buscará promover la coordinación con la municipalidad de Guatemala para establecer un espacio de coordinación y asesoría para que se orienten acciones certeras en función de impactar positivamente en la inclusión de las personas con discapacidad”,

Clarivel Castillo, presidenta del Conadi.

El departamento de comunicación de la Municipalidad de Guatemala mencionó que no cuentan con una Oficina Municipal de Discapacidad (OMD), a pesar de que ya se ha implementado en 90 comunas a nivel departamental.

Asimismo, indicó que dentro de sus acciones específicas en beneficio de las personas con discapacidad se encuentran las paradas accesibles del Transmetro, así como el trabajo que realizan las alcaldías auxiliares en cuanto al remozamiento de aceras, señalización vial y la eliminación de obstáculos para que las personas con discapacidad puedan tener un desplazamiento más seguro.

Respecto de los proyectos a futuro, argumentó que tienen previsto el Aerometro, MetroRiel, más rutas de Transmetro y la reestructuración del transporte público para dar accesibilidad a las personas con discapacidad.

“El Aerometro plantea estaciones con elevadores para garantizar el acceso, cabinas donde se puedan transportar sillas de ruedas. Esta experiencia adquirida en Transmetro irá incorporándose a todos los proyectos de transporte”,

Municipalidad de Guatemala.

Para que Guatemala se convierta en una ciudad inclusiva, la municipalidad deberá invertir en semáforos sonoros, capacitaciones a su personal, transporte público adecuado, banquetas y rampas accesibles, rótulos con indicaciones, entre otros.

El diseño y funcionalidad de la ciudad en la que vive una persona con discapacidad va a facilitar o impedir su inclusión en la sociedad, sus posibilidades de encontrar trabajo y de ser lo más independiente posible. El objetivo es facilitar suinteracción y participación en la comunidad. La ciudad aún busca el camino.

Fotos: Archivo elPeriódico

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia EFE
Fiscal salvadoreño resta importancia a lista de EE.UU. de casos de corrupción

Al ser preguntado por si la lista generará o no una investigación penal, se limitó a decir: “Eso no lo voy a responder”.

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Ministerios y entidades descentralizadas ayudarán a la cartera de salud en la vacunación

El gobierno declaró de interés nacional el Plan Nacional de Vacunación contra el COVID-19.

noticia Europa Press
Júpiter y Saturno: experimentos validan lluvias de helio en su interior

De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

En Guatemala se ha vacunado el 0.76 por ciento de la población contra el COVID-19

otras-noticias

MuniGuate plantará árboles en ocho kilómetros de la ruta al Atlántico

otras-noticias

Brasil mide a Perú en la Copa América

otras-noticias

Publicidad