[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Literatura

Francia se prepara para celebrar los 150 años de Colette. ¿Conoces la historia de la revolucionaria artista?


La escritora, quien fue también periodista, bailarina de cabaret y actriz, sorprendió a su generación con una mentalidad abierta que trascendió fronteras.

foto-articulo-Literatura

Empezó su carrera con el siglo XX, y desde entonces su obra, fecunda y feminista, apenas ha envejecido. El 28 de enero se cumplen 150 años del nacimiento de la escritora francesa Colette.

Causó alboroto cuando besó a su amante lesbiana en público, y cuando se atrevió a hablar de orgasmos fingidos, o de la violencia doméstica.

“Cuanto más se la lee, más se persuade uno de su atemporalidad y sobre todo de su modernidad”, explica a la AFP Dominique Bréchemier, profesora de Letras y miembro de la Sociedad de Amigos de Colette.

Se casó, divorció, tuvo amantes masculinos y femeninos, de su edad y más jóvenes (su propio yerno) y desde su diminuto apartamento ante el Palais Royal vio desfilar a la flor y nata de la literatura, cuando París era la capital del mundo.

Impacto en América Latina

En América Latina también tuvo su impacto. La argentina Victoria Ocampo tradujo la adaptación teatral de su última obra de ficción Gigi (1944), la venezolana Teresa de la Parra se dejó influenciar por su estilo.

En España se tardó en traducirla, en la primera mitad del siglo XX. Luego el franquismo puso obstáculos a su obra, demasiado atrevida para los censores del régimen, lo que hizo que las ediciones estuvieran plagadas de errores.

Las novelas de Colette abordan la relación entre madres e hijas, la maternidad, el acoso sexual, el aborto o la menopausia, mucho antes de que esos temas fueran considerados apropiados para ser abordados abiertamente.

Recibió honores de Estado cuando fue enterrada, en 1954. Pero solo ahora su obra (dos textos autobiográficos) es incluida en los exámenes de bachillerato francés.

La gran influencia de Colette en las escritoras actuales ha pasado en gran parte a través de los países anglosajones. En las universidades estadounidenses, dominadas por el discurso de género, se considera a Sidonie-Gabrielle Colette (nacida el 28 de enero de 1873 en Borgoña) como una precursora del feminismo.

Una modelo de mujer emancipada

Empezó con una serie conocida como las Claudine, pequeñas novelitas sobre una joven francesa en el cambio de siglo. Claudine à l’école es la primera de ellas (1900).

Colette no las firmaba, sino que lo hacía su primer marido, Henry Gauthier-Villars, apodado Willy. El ciclo se termina con La retraite sentimentale (1907), que firma como Colette Willy.

Claudine en París fue traducida al español en 1910, vuelta a traducir en 1963 con cambios significativos.

Su mayor éxito es Cheri (1920), una historia de amor entre una mujer mayor y un hombre más joven, adaptada con éxito al cine, como sucedió con Gigi (nueve óscares en 1958, de la mano del director Vincente Minnelli).

Fue también periodista, bailarina de cabaret, actriz: un modelo de mujer emancipada.

“Lo que fascina es su historia, su vida llena de transgresiones” explica Diana Holmes, profesora de francés de la Universidad de Leeds (Reino Unido).

Pero Colette no veía con buenos ojos a las sufragistas que reclamaban el voto femenino. Su independencia pasaba por otros caminos, en pie de igualdad intelectual con los mejores escritores de su época.

“A lo largo de toda su vida se significó en favor de la libertad de las mujeres. Dejémosle su parte de complejidad”, pide Dominique Bréchemier.

Como muchos otros contemporáneos suyos, pasó por la Segunda Guerra Mundial discretamente, sin posicionarse contra el invasor. Pero contrariamente a grandes nombres como Jean-Paul Sartre, luego no empuñó ninguna bandera política.

Colette apreciaba demasiado su independencia para ello. “Era consciente de que su imagen era una marca que había que proteger”, explica Kathleen Antonioli, profesora asociada de la Kansas State University.

También te puede interesar:

Agencias
Las mejores agencias de noticias desplegadas por todo el mundo, reportando los hechos para elPeriódico.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia EFE
Paul McCartney publicará un libro con fotos inéditas del inicio de la «beatlemanía»
noticia EFE
Ana de Armas y Jenna Ortega, nominadas en los 29º premios SAG
noticia Alexander Valdéz / elPeriódico
Confirman sanción contra jueza que fue inscrita como candidata a diputada


Más en esta sección

Vinicius dice que ama Madrid

otras-noticias

Real Madrid gana el derby se clasifica a la final de la Copa del Rey

otras-noticias

Aparece un muñeco con la camiseta de Vinicius colgado de un puente en Madrid

otras-noticias

Publicidad