[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Literatura

Biografía de José Batres Montúfar, autor de “Yo pienso en ti”


El poeta y escritor fue además, militar, diputado e ingeniero. Vivió 35 años pero dejó una honda huella en la literatura del país.

foto-articulo-Literatura

“Yo pienso en ti. Tú vives en mi mente/ sola, fija, sin tregua, a toda hora/”. Estos son los primeros versos de Yo pienso en ti, el más famoso poema de José Batres Montúfar, el escritor, político, ingeniero y militar que aunque nació en San Salvador es considerado uno de los más importantes poetas guatemaltecos del siglo XIX.

Y sí, el también llamado Pepe Batres nació en El Salvador el 18 de marzo de 1809. Cabe recordar que para ese entonces todo el territorio centroamericano era la Capitanía General de Guatemala y San Salvador era una provincia en la que los padres del futuro literato trabajaban. Fue hijo de José Mariano Batres y Asturias y de Mercedes Montúfar y Coronado. Descendientes de dos familias de alcurnia.  

Educado cuidadosamente por su padre en sus primeros años, Pepe recibió las primeras lecciones literarias, los fundamentos de la música y del idioma francés. El pequeño se aficionó pronto a la lectura y aprendió latín. Desde muy jovencito conoció a los clásicos griegos y latinos. 

Fue precisamente en los últimos años de su infancia y los de su preadolescencia cuando se vivía la efervescencia social que llevó a la independencia. Su familia, ya instalada en Guatemala, perdió bienes y posición social. 

En 1824 ingresó a la Escuela de Cadetes establecida en Palacio por acuerdo del Gobierno Federal y dirigida por su próximo pariente, el coronel de artillería don Manuel Arzú. Se distinguió en el estudio de las matemáticas y del arte militar y al concluir el curso, fue promovido al grado de Oficial de Artillería.

A los 18 años participó en la batalla de Milingo y fue hecho prisionero por los salvadoreños. Estuvo en prisión casi un año, junto con Miguel García Granados, a quien lo unía la amistad. Volvió a Guatemala en 1830. Se volvió muy amigo de María Josefa García Granados, a quien él llamaba Pepita y era  la hermana de Miguel García Granados.

Junto a ella echó a volar su espíritu indómito y juntos escribieron muchos textos en los que se burlaban de la sociedad que los rodeaba y a la que pertenecían. 

El 25 de agosto de 1838 fue dado de alta en la primera compañía de la brigada de artillería, con el grado de capitán comandante. El 13 de abril de 1839 Rafael Carrera tomó por sorpresa la plaza de Guatemala. En 1840 Batres Montúfar peleó por última vez, con las tropas conservadoras del general Rafael Carrera que rechazaron la invasión del liberal de Morazán. En mayo de 1844, Batres Montúfar causó baja en el ejército, por motivos de enfermedad. 

Para ese entonces había decidido estudiar ingeniería y el 14 de diciembre de 1835, obtuvo el título de ingeniero topógrafo. En 1837, el Gobierno de la Federación ordenó que una comisión de ingenieros explorara el río San Juan de Nicaragua. Batres acompañó al inglés John Bail como ingeniero auxiliar, pero su hermano Juan insistió en ir con él. Ambos hermanos Batres lucharon por sobrevivir en una tierra inhóspita, pero enfermaron y Juan falleció. 

En abril de 1838, José Batres Montúfar volvió a Guatemala, enfermo y deprimido. El 13 de mayo de 1839 fue nombrado para ocupar el cargo de corregidor del departamento de San Juan Amatitlán. En 1842 fue elegido diputado a la asamblea legislativa por el departamento de San Marcos. Murió en la ciudad de Guatemala, el 9 de junio de 1844, a los 35 años de edad.

Los críticos literarios de las décadas subsiguientes calificaron a Batres Montúfar como el Mejor poeta guatemalteco del siglo XIX y decían que su obra solo era comparable con la del novelista José Milla y Vidaurre. Pedro Henríquez Ureña diría de él: «El mejor de los poetas dotados del don del humor».

Obras principales

Prosa

Las falsas apariencias

Don Pablo

El reloj

Poemas

Yo pienso en ti

San Juan (Dedicado a su hermano)

El suicidio

Al Volcán de Agua

Yo pienso en ti

(Poema completo)

Yo pienso en ti, tú vives en mi mente

sola, fija, sin tregua, a toda hora,

aunque tal vez el rostro indiferente

no deje reflejar sobre mi frente

la llama que en silencio me devora.

En mi lóbrega y yerta fantasía

brilla tu imagen apacible y pura,

como el rayo de luz que el sol envía

a través de una bóveda sombría

al roto mármol de una sepultura.

Callado, inerte, en estupor profundo,

mi corazón se embarga y se enajena,

y allá en su centro vibra moribundo

cuando entre el vano estrépito del mundo

la melodía de tu nombre suena.

Sin lucha, sin afán y sin lamento,

sin agitarme en ciego frenesí,

sin proferir un sólo, un leve acento,

las largas horas de la noche cuento

¡y pienso en ti!

También te puede interesar:

Ana Lucía Mendizábal
Reportera de Cultura y Entretenimiento. Comunicadora con 30 años de experiencia en medios de comunicación escritos y digitales.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Agencias
Popovici impone nuevo récord mundial
noticia afp
El último boleto al Mundial en juego
noticia AFP
Xi insta a Biden a trabajar juntos por la paz mundial en llamada sobre Ucrania


Más en esta sección

Tribunal define fecha para dictar sentencia en caso La Línea

otras-noticias

Goleada y juego bonito, el mejor homenaje a Pelé

otras-noticias

Neymar: “Estamos enfocados en conseguir el título”

otras-noticias

Publicidad