[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Literatura

Gloria Hernández: “La mayor satisfacción es el encuentro con mis lectores”


La ganadora del Premio Nacional de Literatura Miguel Ángel Asturias 2022 afirma que los escritores deben abordar todos los géneros sin prejuicios.

foto-articulo-Literatura

Gloria Hernández es la ganadora del Premio Nacional de Literatura 2022. Foto: Diego A. Monroy Márquez

Aún sorprendida por la noticia de su elección como ganadora del Premio Nacional de Literatura Miguel Ángel Asturias 2022, Gloria Hernández se muestra agradecida por integrarse al exclusivo listado de los autores que han recibido el máximo galardón a las letras guatemaltecas. Se dice contenta, sobre todo porque considera que el premio es un reconocimiento de “altos quilates”. 

La escritora cuenta que en ocasiones anteriores le habían consultado acerca de la posibilidad de proponerla para recibir el galardón, pero ella no aceptó. Sin embargo, en esta ocasión no hubo consulta y la editorial Praxis y el Fondo de Cultura Económica tomaron la iniciativa de presentarla como candidata ante el Consejo Asesor de las Letras del Ministerio de Cultura y Deportes, y la noche del martes 18 recibió la noticia de su elección. 

Gloria, quien ha dedicado gran parte de su quehacer editorial a la literatura infantil, admite que nunca se ha presentado en ningún concurso. “La mayor satisfacción es el encuentro con mis lectores y sin lugar a dudas se ha dado con mayor plenitud con la literatura infantil”. La autora señala que ha sido recibida en establecimientos educativos de Guatemala y Centroamérica por niños que le comentan que han leído alguno de sus libros e incluso le dicen que conocen a los personajes de los que habla en sus relatos.

La autora, que es miembro numerario de la Academia Guatemalteca de la Lengua y que comenzó su trayecto por las letras en busca de hacer poesía, señala que es necesario acercarse a todos los géneros literarios, inclusive al infantil, sin prejuicios. “Yo no me llamo a mí misma escritora. Me considero una mujer que escribe, que busca en la palabra. No me da miedo arremangarme y meterme en caminos que no conozco. Busco, estudio y profundizo para entender. Hay que ver todas las posibilidades con el mayor de los respetos”, asevera.

De la mano de Alicia y el Quijote

Al recordar cómo comenzó su relación con las letras cuenta: “Mi acercamiento a la lectura empezó desde muy niña con tres libros fundamentales que me regaló mi papá cuando estaba aprendiendo a leer: ‘Don Quijote de La Mancha para niños’ ‘Alicia en el país de las maravillas’ y ‘Las mil y una noches’”. Dice que esas lecturas la enamoraron. “Me perdí en ese mundo casi como don Quijote”, refiere al recordar las ensoñaciones del personaje de Cervantes. 

Su fascinación fue ampliamente alimentada en la Escuela de Letras en la Universidad de San Carlos, donde obtuvo la Licenciatura en Letras en 1994. Aunque señala que siempre escribió, no pensaba en publicar. “La literatura era una trinchera para mí”, cuenta. Sin embargo, ya en los años 1990 decidió ir más allá. “Me di la oportunidad de participar en los talleres de poesía y narrativa Marco Antonio Flores”. Ella quería hacer poesía, pero sus primeros textos no lograron convencer. Así que decidió convertir sus poemas en cuentos. “De ahí surgió el primer libro que se llama ‘Sin señal de perdón’”, dice.

La literatura infantil le ha brindado satisfacciones a la autora. 

En los primeros años del siglo XXI, comenzó a trabajar en Editorial Norma y se animó a abrir sus propios talleres de creación literaria. “Algunos lo consideraron una pretensión, pero yo no perseguía enseñar, sino más bien compartir la búsqueda, encontrar compañeros de viaje hacia nuevas formas, técnicas y maneras de decir”, asegura. 

En su trabajo en la editorial, en la que escribía libros de texto, le pedían que fundamentara todo con escritos de literatura infantil guatemalteca. “A veces eran las 11 de la noche, tenía que enviar el trabajo a Colombia al día siguiente y no encontraba un texto sobre el arcoíris, los pronombres o las aves. Lo más fácil para mí fue escribir esos textos, esas historias o poemas. Fui llenando esos libros de texto con mis propias creaciones”, cuenta. 

Fue así como empezó su incursión en la literatura infantil. “Me metí un poco a ciegas, dando un salto en la oscuridad. Empecé a leer sobre la literatura infantil, a otros autores de literatura infantil en Latinoamérica”.

Ya habiendo realizado algunas publicaciones, Gloria, quien guardaba algunos poemas en un cuaderno, se animó a compartirlos con Gerardo Guinea y él se ofreció a publicarlos. Así en 2016 dio a conocer el libro ‘La Sagrada Familia’ con Magna Terra. 

También realizó publicaciones con Alfaguara y colaboró con la escritora Frieda Morales Barco en compilaciones hechas tanto para esta editorial como para la Tipografía Nacional. 

Los libros que vienen

La otra pasión de Gloria, quien también es maestra en literatura hispanoamericana por la Universidad Rafael Landívar, 

ha sido enseñar y lo ha hecho en las Universidades de San Carlos y Rafael Landívar. Hasta hace algún tiempo era catedrática de filosofía y lenguaje en la Facultad de Derecho. Sin embargo, con la pandemia se cerró ese espacio laboral. El tener tiempo libre le permitió continuar con otros proyectos literarios. De esa cuenta, en la actualidad tiene algunas obras listas para publicarse. 

Con una editorial salvadoreña va a publicar pronto el poemario ‘Remendar la fe’, mientras que con una guatemalteca dará a conocer el libro de cuentos ‘Tormentas y otras calamidades’. Trabaja también en una novela para jóvenes. 

Otro libro que está cercano a ser publicado es ‘El canto de dos ríos’, una mezcla de poemas y cuentos para niños. Será su primera obra traducida al kaqchikel. “Tenía la opción de traducirlo al inglés, pero preferí esta traducción porque me identifico con los niños guatemaltecos que me han regalado tantas alegrías con su lectura”, asegura. 

Al consultarle acerca de cuál es el libro que le gustaría publicar con Editorial Cultura como parte del Premio Nacional de Literatura, señala que probablemente el elegido sea el que por el momento nombra ‘Travesuras’, que es una novela para jóvenes sobre la vida de dos niños que, sin ser de la calle, caminan las calles de Guatemala y tienen muchas aventuras. “Son un par de niños que tienen un lugar significativo en mi corazón porque son mi papá y mi tía. Anduvieron descalzos recorriendo el centro, la zona 5 y la zona 3. Nos regalaron sus historias de sobremesa, y con ellas, enseñanzas sobre la vida”, concluye.

Ana Lucía Mendizábal
Reportera de Cultura y Entretenimiento. Comunicadora con 30 años de experiencia en medios de comunicación escritos y digitales.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europa Press
Viruela del Mono: OMS asegura que el brote todavía puede controlarse porque el riesgo de transmisión es “bajo”
noticia Europa Press
DLR y NASA desarrollan software cuántico para el sector aeroespacial
noticia Redacción / elPeriódico
Agente de la PNC fue retenido en zona de conflicto entre Ixchiguán y Tajumulco


Más en esta sección

Cómo eran los entrenadores de los equipos del Mundial Qatar 2022 cuando eran futbolistas

otras-noticias

Kristen Stewart será la presidenta del jurado más joven de la Berlinale. Mira aquí sus méritos

otras-noticias

Las razas de los perros más desconfiados con extraños

otras-noticias

Publicidad