[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Literatura

La genial obra literaria de V. S. Naipaul


Viaje al centro de los libros

foto-articulo-Literatura

El escritor V. S. Naipaul nació en agosto de 1932 en la isla de Trinidad y Tobago, y murió en agosto de 2018 en Londres. De origen familiar hindú, nieto de inmigrantes, se marchó muy joven a Inglaterra y optó por escribir en inglés. Cede la responsabilidad familiar a su hermana, que asume la obligación de volver a casa, provocándose un sentimiento de culpa que inspiró una de las grandes novelas del siglo XX, que permanecerá en el imaginario universal como un clásico moderno: ‘Una casa para Mr. Biswas’, obra que determinó el Premio Nobel 2001.

La infancia del autor transcurrió en un mundo extraño, brahmanes del Ganges de la India trasplantados a una isla tropical, viviendo en una comunidad reducida no adaptados al entorno y observando la pasión del padre Seepersad Naipaul por el periodismo y sus aspiraciones literarias truncadas por el cumplimiento de sus deberes con la familia. 

La experiencia lo impulsa a completar el sueño del padre, a convertirse en escritor, para lo que se adaptó, aprendió a hablar y escribir perfectamente el idioma de Shakespeare, a pasar por uno más en sus costumbres hasta en la forma de tomar el té y leer el periódico en público, y aunque el color de la piel y el nombre tan complicado lo delataran, por lo que redujo a iniciales sus nombres, Vidiadhar Surajprasad a V. S. o el amigable Vidia por el que fue conocido.

En su obra fundamental relata la trágica vida de su padre, un hindú de baja casta, casado por confusión con una mujer de casta media, quien envía a dos de sus hijos a estudiar fuera de la isla de Trinidad. El hijo varón va a Oxford, lo que anticipa lo autobiográfico del documento de ficción, y la mujer a la India, y así ambos escapan del destino estrecho y torpe al que nacieron condenados. El hijo se convierte en escritor y se niega a volver, mientras la hermana se sacrifica y regresa para hacerse cargo de la familia. La obra es impresionante, se lee con devoción y tristeza, porque conmueve, toca las fibras íntimas por cuanto está llena de amor, agradecimiento y admiración por el padre al que abandonó para realizar el sueño. 

Una vez escrita la gran obra, la meta estaba cumplida. También publicó la correspondencia que sostuvo desde Londres con el padre en Trinidad, documento delicioso que se lee con verdadero fervor. Revela el sacrificio del padre y el del para dejar testimonio de la aventura y desdichas del padre atormentado pero feliz, haciendo que trascienda la experiencia.

En una novela posterior, de madurez, llamada ‘Media vida’, el protagonista es un hindú hijo de un farsante de casta media y de una “atrasada”, o de casta inferior. Tienen dos hijos y los dos se marchan de la India. El varón va a Inglaterra, a estudiar en una escuela de ayuda social, y allí se convierte en escritor. La mujer se marcha con un alemán casado, revolucionario, que la lleva por todo el mundo. Digamos que es la misma historia personal revuelta o invertida, porque ahora nos cuenta la historia de un padre que no es víctima, sino el causante de la desdicha. Y se aparta de la narración extendida novelesca para opinar, juzgar, burlarse de los norteamericanos, de la filosofía pacifista de Gandhi por “su forma personal de desobediencia civil: no hacer nada”, y de los farsantes y sinvergüenzas que adoptan pose de sabios y dan consejos vanos y pueriles, así como de quienes les creen. Ataca la pose y fachada, la falta de autenticidad, y a los colonialistas, a la sociedad india de castas, porque van en contra de todo progreso. Asume una postura severa, y expresa superioridad, mientras que en su gran novela evidencia la felicidad en la realización humana, con esfuerzo y voluntad. El padre no triunfa, pero sí el hijo, como insospechada consecuencia del sacrificio humano. 

Redacción El Periódico
El equipo de redactores y editores de elPeriódico.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Agencias
Cavani ficha con el Valencia por dos años
noticia EFE
Cardenal hondureño dice que en el mundo reinan las multinacionales
noticia Redacción/elPeriódico
Pobladores bloquean kilómetro 37 de la carretera al Pacífico por falta de agua


Más en esta sección

¿Cómo sería un mundo sin Twitter?

otras-noticias

En Guatemala solo habas se cuecen…

otras-noticias

Carta blanca para la Ley de Partidos Políticos

otras-noticias

Publicidad