[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Literatura

Biografía de Miguel Ángel Asturias, Premio Nóbel de Literatura 1967: vida, obras y premios


El guatemalteco, quien también obtuvo el Premio Lenin de la Paz en 1966, es considerado uno de los precursores del Boom de la literatura latinoamericana.

foto-articulo-Literatura

Miguel Ángel Asturias Rosales nació en Guatemala el 19 de octubre de 1899. Fue el primer hijo del abogado y juez Ernesto Asturias Girón y la maestra María Rosales de Asturias. Tuvo un solo hermano, Antonio, quien nació dos años después de él.  

Cuando el padre de Miguel Ángel se negó a condenar a unos jóvenes opositores al régimen de Manuel Estrada Cabrera, se puso en la mira del dictador y perdió su empleo. La familia debió mudarse a Salamá, Baja Verapaz, a vivir en la granja de los abuelos del entonces niño de seis años. Ahí tuvo su primer contacto con la población indígena y según relatan allegados del escritor, fue su niñera, Lola Reyes, quien le contaba cuentos y leyendas propias de su cultura. 

Este contacto no se detuvo, porque al volver a la capital, su familia estableció una tienda de suministros y ahí llegaban los comerciantes con los que él conversaba. Estudió la primaria en el colegio del padre Solís. Mientras cursaba el bachillerato en el Instituto Nacional Central para Varones, comenzó a escribir un cuento, que más adelante se convirtió en su más famosa novela, El Señor Presidente. 

Fachada de la casa de Miguel Ángel Asturias en la zona 1.

Aunque tenía la vocación heredada de su padre para estudiar Derecho, fue precisamente su progenitor quien no quería que enfrentara los mismos problemas que él había experimentado, así que insistió en que el joven, de entonces 17 años, estudiara la carrera de Medicina. Miguel Ángel intentó ser obediente, se inscribió, pero, un año después,se inscribió en la Escuela de Derecho.  En 1922, junto con otros estudiantes, fundó la Universidad Popular. También formó parte del grupo de estudiantes que fundó la Asociación de Estudiantes de Derecho. ​ 

Asturias fue representante de su facultad en la Asociación de Estudiantes Universitarios. Su tesis El problema social del indio, publicada en 1923, le ganó reconocimientos en el ámbito universitario, sin embargo, más adelante, ha sido motivo de controversia debido a una visión que ha sido calificada como racista y propia de un sector ladino acomodado. 

Ya graduado como abogado fue a Francia y estudió etnología en la Universidad La Sorbona de París y ahí cambió su perspectiva. Durante ese tiempo profundizó en la riqueza de la cultura maya. Asistió a los cursos que Georgesq Raynaud en esa universidad sobre las religiones y los mitos mesoamericanos y se convirtió en su colaborador. Bajo su guía tradujo el Popol Vuh y los Anales de los Xahil de los kaqchiqueles. Por la traducción al francés del Popol Vuh se le otorga el Premio Sylla Monsegur.

En esos años, en París le da forma a Leyendas de Guatemala, su primer libro, publicado en 1930. En París también fundó la revista Nuevos Tiempos.

Al volver a Guatemala, en 1933, fundó El diario del aire que se transmitía por TGW y editó volúmenes de poesía. En 1942 ocupó el cargo de diputado al Congreso de la República. En 1946 comienzó su carrera diplomática en distintos países de América y en Francia. 

Miguel Ángel Asturias se casó con Clemencia Amado (1915-1979) en 1939. Tuvieron dos hijos, Miguel Ángel y Rodrigo. Se divorciaron en 1947. Asturias se casó por segunda vez con la argentina Blanca Mora y Araujo en 1950. Como Asturias mostró su apoyo a Jacobo Árbenz Guzmán, el nuevo mandatario Carlos Castillo Armas lo despojó de su nacionalidad guatemalteca. Por esa razón, el escritor se fue exilado a Buenos Aires durante ocho años. Pero en 1962, con los cambios políticos que se dieron en Argentina, Asturias y su esposa debieron irse a Europa. 

En 1966, el nuevo presidente, Julio César Méndez Montenegro, le restituye la ciudadanía a Asturias y lo nombra Embajador en Francia, cargo que ocupa hasta 1970. En 1966, obtuvo  el Premio Lenin de la Paz y en 1967 el Premio Nobel de Literatura, con lo que tiene el reconocimiento de dos bloques de pensamiento considerados enfrentados en ese tiempo. 

Entre 1970 y 1974, Miguel Ángel Asturias vivió en Madrid, España, ciudad en la que murió el 9 de junio de 1974 aquejado por el cáncer. Por decisión del escritor sus restos descansan en el cementerio de Père Lachaise en París, Francia. 

Sus obras

La producción bibliográfica de Asturias es amplia, ya que no solo fue novelista, sino también poeta y dramaturgo. Entre los títulos de sus novelas se destacan El Señor Presidente (1946), Hombres de Maíz (1949), Viento Fuerte (1950), El Papa Verde (1954), Los ojos de los enterrados (1960), El alhajadito (1961), Mulata de tal (1963), Malandrón (1969) y Viernes de Dolores (1972). 

Con su libro Mulata de Tal impresionó a los lectores europeos en la década de 1950.


Entre otros escritos, que incluyen cuentos, poemas y guiones se encuentran Rayito de Estrellas (1925),  Leyendas de Guatemala (1930), Weekend en Guatemala (1956), Clarivigilia Primavera (1965), El espejo de Lida Sal (1967) y Tres de cuatro soles (1971). En cuanto a guiones teatrales escribió Soluna; comedia prodigiosa en dos jornadas y un final (1955), La audiencia de los confines (1955); Crónica en tres andanzas (1957) y Rey de la altanería (1968), además la fantomima Emulo Lipolidón (1935) e Imágenes de Nacimiento.

También te puede interesar:

Ana Lucía Mendizábal
Reportera de Cultura y Entretenimiento. Comunicadora con 30 años de experiencia en medios de comunicación escritos y digitales.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europa Press
Las primeras galaxias no son tan pequeñas como parecen
noticia Agencias
Haaland anota un golazo y el Manchester City gana
noticia AFP
Boris Johnson da explicaciones al parlamento tras ser multado por una fiesta durante el confinamiento


Más en esta sección

Triste día del deportista en Guatemala

otras-noticias

Cambios post-pandemia

otras-noticias

Periodismo en resistencia

otras-noticias

Publicidad