[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Literatura

Los cuentos de Raymond Carver


Viaje al centro de los libros.

foto-articulo-Literatura

El escritor Raymond Carver (1938-1988) fue maestro en cuento de la generación reciente de escritores en lengua inglesa que recrean la sociedad de consumo con desenfado. Durante la mayor parte de su vida vivió como escritor menor, publicaba cuentos y poesía en revistas. De repente los lectores descubrieron un filón de oro en sus cuentos cortos, y trascendió en tirajes gigantescos. Las traducciones no se hicieron esperar, y rápidamente se difundió en los idiomas modernos. Falleció cuando estaba en la cima de la fama, acababa de recibir el doctorado ‘honoris causa’ de la universidad de Hartford, y saboreó la aprobación del gran público.

Uno de sus mejores cuentos es el que le da título a su libro ‘Catedral’. Un ciego que acaba de enviudar acude a cenar y conversar en casa de una pareja, donde pasará la noche. La relación es con la mujer, a quien lo une una vieja relación de trabajo y amistosa mantenida en el tiempo por correspondencia. Pero el marido, que es el protagonista, reacciona pésimo, porque la ocasión le parece que va a ser complicada e innecesaria, aburrida e incómoda, y va contando su experiencia, absorto por todo lo que el ciego podría saber del primer esposo de su compañera, lo que podría conocer de él mismo, y todo lo que él desconoce. Se resiste a la visita incómoda, pero de nada le sirve. Sabe que todo será un bla bla bla lleno de etcéteras, inquieto porque no logra comprender cómo será pasar la velada con alguien impedido. 

Aparece el ciego y se desarrolla una visita extraordinaria, irónica, burlesca, divertida, donde beben whisky, cenan opíparamente y conversan sentados en el sofá nuevo, fuman marihuana, y al final se quedan los dos hombres viendo o escuchando la televisión. El ciego cuenta que le gusta más la televisión a colores. A esa hora están pasando un documental sobre las catedrales de Europa, y el ciego escucha atentamente, mientras el anfitrión le cuenta lo que se está presente en la pantalla. Comentan sobre lo que significan dichas edificaciones, que para el ciego representan el trabajo acumulado de generaciones, donde muchísimos dejaron plasmada la vida entera sin haber visto jamás los resultados, como obreros ciegos que solo imaginaron, y para el anfitrión no significan nada, solo un tema para tratar por la televisión en un programa nocturno. 

Entonces el ciego, que aceptó probar lo que se le ofreció para experimentar esa noche, lo invita a conocer las catedrales desde la ceguera. Le pide que cierre los ojos y con un lápiz dibuje sobre el papel una catedral, y las dos manos juntas van trazando cualquier cosa. No hacen caso a la interrupción de la mujer, y continúan el trazo, hasta que él empieza a sentir algo único y maravilloso. Sus ojos permanecían cerrados, sabía que estaba en su casa, pero ya no sentía en nada. Una transformación se estaba sucediendo en su interior y la sensación le gustó; era placentero y diferente. “Esto es realmente algo”, dice completamente satisfecho.

Hay que leer a Carver para sentir la sorpresa, para dibujar en el papel lo que no se conoce, llevado por la imaginación. Ingresar al laberinto de sus cuentos, piezas pequeñas que traspasan los límites de la realidad. Comprender así movió al autor extraordinario que fue Carver, explorar un territorio extraño, sentir la sensación del vértigo, disfrutar de una muestra de la mejor literatura del mundo.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
La nueva Renault Duster 2022, para todos los terrenos
noticia AFP
La crisis política de Nicaragua desde 2018

A continuación, los aspectos más relevantes de la crisis política en Nicaragua, desde las protestas contra el gobierno reprimidas en 2018 hasta las detenciones de varios opositores, incluidos posibles candidatos presidenciales, cinco meses antes de las elecciones.

noticia Méndez Vides
La eternidad de Frankenstein

Viaje al centro de los libros.



Más en esta sección

Estos son los síntomas de un derrame cerebral inminente

otras-noticias

Mingob defiende Estado de Sitio en El Estor, Izabal

otras-noticias

Este hombre capta imágenes de monos de nieve disfrutando de un día de spa

otras-noticias

Publicidad