[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Literatura

Los autores de la Independencia


Viaje al centro de los libros.

foto-articulo-Literatura

A propósito de la proximidad de los 200 años de la Independencia, recordamos a los principales autores nuestros de la época, donde destaca el ‘Cronista Errante’, Antonio José de Irisarri (1786-1868), que partió de Guatemala hacia México en 1806 en su propia embarcación “Esclaro de María”, y fue asaltado por piratas ingleses que lo despojaron de sus mercancías y lo hicieron prisionero. Salvó la vida regresando al país, y reinició la aventura en mula. Luego partió por mar hacia Lima, de donde siguió a Chile, y llegó a ocupar el cargo de director supremo de la nación. Luego vivió el exilio en la Argentina y marchó a Inglaterra, de donde regresó a la Guatemala independiente en 1827, y se unió al Partido Conservador, que defendía desde su diario ‘El Guatemalteco’, y se sumó al ejército como segundo en el mando del regimiento enviado a enfrentar a las fuerzas de Francisco Morazán en la frontera con El Salvador. Le tocó vivir nueve meses de cárcel en San Salvador y se salvó de la muerte. Tales experiencias aventureras, como de novela, alimentaron su obra cumbre: ‘El cristiano errante’, que escribió como folletín por entregas en el periódico, inspirado en sus hazañas. Su vida estuvo ligada a la Independencia, aunque participó en la de Chile, pero vivió en Guatemala la guerra civil centroamericana.

El otro gran autor de la época fue José Batres Montúfar (1809-1844), cuya vida breve estuvo vinculada a la gesta independentista que experimentó desde los 12 años, porque participó en las bullas y habrá escuchado los cohetillos, y sufrió en su juventud la guerra contra Morazán. Montúfar fue a pelear con los conservadores contra las fuerzas del hondureño liberal, y también estuvo en la cárcel en El Salvador, donde compartió celda con Miguel García Granados, que de conservador prisionero pasó a ser décadas más tarde un mandatario liberal. El poeta Pepe Batres fue oficial de artillería y capitán, e ingeniero topógrafo, y un gran versificador, que es por lo que se le recuerda. Autor del madrigal ‘Yo pienso en ti’, que se recitaba en toda Latinoamérica, y ‘El reloj’ y ‘Las falsas apariencias’, de indudable belleza e ingenio, con genial habilidad para la versificación. Pepe Batres vivió la Independencia en carne propia, y murió joven, luego de haber peleado del lado del caudillo Carrera hasta vencer al caudillo hondureño.

El otro gran autor de la época de la Independencia fue José Milla y Vidaurre (1822-1882), porque nació en medio de los cambios, en los días de la anexión a México, y aún estaba en brazos cuando se verificó la independencia definitiva. Milla es el escritor que se formó en los nuevos aires y en medio de una guerra en la que no le tocó participar porque era un niño, pero vivió las angustias de los cambios, siendo inicialmente liberal, autor del himno contra Carrera, y a él se debe el rescate de la obra de José Batres Montúfar. Fue perseguido por el caudillo, pero luego cambió y siendo conservador representó al gobierno en la diplomacia. Su aporte es ser considerado padre de la novela guatemalteca. Fue abogado pero se dedicó a su vocación literaria, y apenas dejó el libro ‘Memorias de un abogado’ como recuerdo, obra que junto a sus libros de cuadros de costumbre lo hicieron muy popular en los periódicos de la época. Milla estuvo entre los fundadores del ‘Diario de Centro América’, al final de sus días. Pero su trascendencia está vinculada a sus novelas históricas, ‘La hija del Adelantado’, ‘El visitador’, ‘Los nazarenos’, que aún se leen en los colegios y preserva la memoria de los tiempos de la Colonia. Con la Revolución Liberal se autoexilió en Europa, de donde regresó ya cansado y afectado económicamente con una obra magistral, ‘Un viaje al otro mundo pasando por otras partes’, voluminosa y entretenida obra donde aparece Juan Chapín, el personaje pícaro, ingenuo y simpático que nos da identidad.

Tres grandes autores reseñan la época que este año se conmemora, y leerlos y entender sus correrías demuestran qué poco ha cambiado la vida en nuestro país convulso y agitado. 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Claudia Ramírez / elPeriódico
D.B. Cooper, el misterioso hombre que secuestró un avión y saltó de él

Esta historia salió nuevamente a la luz luego que la serie de Marvel, Loki, recreara lo ocurrido ese 24 de noviembre de 1975 en su primer episodio.

noticia Claudia Ramírez / elPeriódico
Lanzan Observatorio Social de Tuberculosis en Guatemala

El observatorio busca contribuir en una mayor racionalidad en el debate para el control de la tuberculosis.

noticia Geldi Muñoz Palala
MEM reporta una leve baja en combustibles

Para esta semana se reporta un baja de Q0.25, mientras que durante los tres meses de este año se han registrado alzas que acumulan más de Q5 en las gasolinas.



Más en esta sección

Rechazan otra solicitud de retiro de antejuicio planteada en contra de Erika Aifán

otras-noticias

Video: comunitarios se unieron para sacar un vehículo de un barranco

otras-noticias

“Lo estábamos esperando, señor Bond”: el agente 007 vuelve tras retraso por la pandemia

otras-noticias

Publicidad