[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

El Acordeón

Nadar a las 5 de la mañana


LA TELENOVELA

Cuando entré al colegio y nos pusieron clases de natación, el profesor nos lanzó de cabeza sin decir agua va —nunca mejor usada esa frase— a la piscina. Tragamos agua según nuestra capacidad. Y esa primera experiencia me hizo mentir. Siempre tenía un catarro providencial el día de esa clase. Tardé cuatro años en volver a llegar a la orilla de una piscina. Mamá y sus padres nos llevaban a la familia entera a San José al menos dos veces al mes. Y no podía entrar al mar como lo hacía la mayoría porque no sabía nadar. Era una vergüenza. Convencí a mi hermano menor, Jorge, a que entre semana fuésemos a nadar a El Tuerto, en el fondo de un barranco al oriente de la ciudad, donde estaban “los tanques de natación”, como llamaban a la piscina para nadar distancias largas y a la piscina profunda, para clavados. Allí

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso.

Disfruta de acceso ilimitado a la versión digital por Q1/mes

Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Europa prepara un embargo petrolero contra Rusia, que ataca también el oeste de Ucrania
noticia AFP
Macron cree que «lo peor está por venir» en Ucrania tras llamado con Putin
noticia Christian Gutiérrez/elPeriódico
Trabajadores del Hospital Roosevelt se retiran de la sede del MSPAS


Más en esta sección

Encuentra24 busca consolidar sus operaciones

otras-noticias

Twitter acepta oferta de compra de Musk por US$44 millardos

otras-noticias

El Ártico intenta sacar provecho de su naturaleza con el turismo sustentable

otras-noticias

Publicidad